eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Aragón, recupera la ilusión

- PUBLICIDAD -

Estimadas amigas de Podemos, 

No desvelamos nada si decimos que, como organización política estatal, llevamos meses corriendo a buen ritmo, sin parar, para poder hacer frente a los retos electorales que la historia ha querido que enfrentemos. El resultado ha sido indudablemente bueno pero no suficiente para poder dar un giro a las políticas de recortes y austericidio de los partidos del régimen del 78. Y ahora que el momento electoral ha pasado, llega el tiempo de repensarnos, de dejar de lado las zancadas y aprender a andar despacio y juntas, de tener el debate de ideas sobre el Podemos que queremos ser y el papel que queremos jugar en la construcción de un nuevo país que ponga por delante a las personas, a todas.

En ese marco, aparece en el horizonte Vistalegre 2, nuestro congreso estatal, en el que hemos de volcar todas nuestras fuerzas y toda nuestra generosidad para que el debate consiga aunar a las diferentes voces y visiones que, desde dentro de Podemos, defienden diferentes ideas sobre qué debemos ser, o cómo debemos actuar.

Ahí radica la importancia del momento, de la votación que tiene lugar hasta este martes día 20 de diciembre, en la que se nos da a elegir el modelo de votación que vamos a tener en Vistalegre 2. Hoy podemos elegir las reglas del juego, y nosotras sabemos que no es lo mismo que en Vistalegre finalmente se vote con un modelo proporcional, donde todas nos sintamos representadas, a con uno que prime a la lista mayoritaria; o que se tenga un debate sobre ideas, o uno sobre caras.

Estamos cansadas de que la forma más masculina de relacionarnos internamente sea la mayoritaria en nuestra organización, y por ello, creemos que ha llegado el momento de feminizar clara y profundamente nuestra forma de hacer política. ¿Qué quiere decir esto? Aprender a tener los debates desde la búsqueda de consensos, propiciar la escucha y el acuerdo, no tomar la discrepancia política como un duelo, descentralizar la toma de decisiones, delegar tareas y no acumular cargos y sobre todo, reconocer que tras el diálogo siempre surge una organización más plural y cohesionada. Más allá de hablar del número de mujeres que ha de formar parte del Consejo Ciudadano Estatal hemos de encontrar una manera diferente de hacer política interna, de relacionarnos entre nosotros y nosotras, basada en el diálogo y el consenso, en el reconocimiento de que existen otras sensibilidades que no han de ser apartadas, aunque no resulten vencedoras. Que ganar sólo sirve si no queda nadie atrás. Porque queremos una organización que adelante el modelo de país con el que soñamos.

Y precisamente por todo esto hemos decidido apoyar el documento “Recuperar la Ilusión”; porque es el único que recoge un sistema de voto proporcional, que asegura la representación en nuestra dirección de todas las listas en relación directa al número de apoyos que reciban, porque recoge la no duplicidad de cargos, porque contempla el voto directo desde los territorios y porque prima debatir en vez de competir. Porque en esta segunda etapa de Podemos no sobra nadie en la toma de decisiones, al revés, falta mucha gente por sumar y mucha ilusión por recuperar.

*Violeta Barba, Maru Díaz y María Galindo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha