eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Hagamos que sea una legislatura histórica

"Han sido cuatro años de involución, en los que el PP ha aprovechado su mayoría absoluta como si fuera un cheque en blanco para imponer su modelo ideológico", mantiene Yuste

- PUBLICIDAD -

A estas alturas supongo que nadie duda de que nos hallamos al final de un ciclo. Hasta en el PP lo saben. Estamos asistiendo a la agonía del sistema político emanado de la Transición. Un sistema que se encontraba en clara decadencia por el hartazgo de la corrupción, el descrédito del bipartidismo, el desgaste de las instituciones, incluida la Corona, el agotamiento de la Constitución… Y al que la crisis económica le ha dado el tiro de gracia. Aunque en realidad, a mi juicio, el golpe definitivo se lo ha dado la receta del gobierno para hacer frente a la crisis. Mejor dicho, de los sucesivos gobiernos: lo que empezó Zapatero aquel aciago mes de mayo de 2010 lo ha culminado Rajoy a lo largo de esta última legislatura.

Han sido cuatro años de involución, en los que el PP ha aprovechado su mayoría absoluta como si fuera un cheque en blanco para imponer su modelo ideológico: neoliberal, conservador, reaccionario, patriarcal, nacionalcatólico, clasista, elitista, centralista y uniformizador. Nos ha metido en el túnel del tiempo, haciéndonos en cuatro años retroceder treinta, cuarenta y hasta cincuenta años en derechos y libertades. Han acabado con la negociación colectiva, con la sanidad universal, con la educación pública, con la justicia gratuita, con la ley de dependencia… Ha sido una legislatura terrible, en la que se ha empobrecido a la gente, sin derechos, sin subsidios y, en el mejor de los casos, con empleo precario y con peores condiciones salariales y laborales. Se nos dice que estamos en plena recuperación, pero lo cierto es que en España no se crea empleo, sino que se están repartiendo las horas de trabajo.

Han acabado con la negociación colectiva, con la sanidad universal, con la educación pública, con la justicia gratuita, con la ley de dependencia…

También sufrimos una involución democrática. Y no me refiero solo a la legislación represiva impulsada para frenar la protesta ciudadana (la reforma del Código Penal, la ley mordaza…) o a la utilización partidista del Parlamento (menospreciando a la oposición y abusando de la mayoría absoluta con récord de reales decretos-ley). La Constitución no ha quedado indemne tras la reforma exprés del artículo 135, pactada por PSOE y PP en agosto de 2011 en la mesa camilla sin referéndum, para priorizar a los prestamistas internacionales por delante de los derechos de la ciudadanía. Y una involución ecológica (la persecución de las energías renovables, la ley de costas para volver a inflar la burbuja inmobiliaria, el mercado del agua para regular futuros trasvases…). Y también una involución autonómica: sistemáticamente cada ley del PP ha invadido y recortado competencias autonómicas, mientras se desprestigiaba a las comunidades autónomas que se han visto obligadas a recortar servicios públicos por imposición del ministro Montoro, que ha devuelto a las instituciones autonómicas a la minoría de edad. Y también a los ayuntamientos, con una reforma legal que violenta la autonomía local.

El próximo 20 de diciembre la ciudadanía tiene en sus manos la posibilidad de poner fin a este cuatrienio negro. Sin duda, hay una enorme pulsión en favor del cambio. Pero de los votos de la gente dependerá que asistamos a una reedición del Gatopardo de Lampedusa, que todo cambie para que todo sea igual, o por el cambio de verdad para hacer de la próxima una legislatura histórica. Precisamente con el objetivo de recuperar los derechos perdidos, regenerar la democracia y devolver la soberanía a la gente a través de un nuevo proceso constituyente, en Chunta Aragonesista (CHA) hemos optado por la confluencia de la izquierda a través de la Unidad Popular (antes, Ahora en Común). Y, fieles a nuestros principios (lo siento, no tenemos otros), nos presentamos con candidaturas elegidas en primarias abiertas, listas cremallera de mujeres y hombres, sin cuneros ni fichajes y sin imposiciones desde Madrid. Comprometidos con el cambio de verdad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha