eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Rescatar al PSOE

- PUBLICIDAD -

Parece claro que tras un periodo álgido de credibilidad del sistema político posfranquista, en el que los poderes económicos decidieron sacrificar a uno de los sostenes del sistema de alternancia política programada en pos de conservar la estructura tradicional de poder, hemos entrado en un periodo político que podríamos denominar "rescatar al PSOE". En este sentido se ha expresado con total confianza la presidenta del PP aragonés, Luisa Fernanda Rudi, al declarar que el bipartidismo se recuperará, lo que deja entrever un acuerdo al más alto nivel que incluye a las grandes Familias y a la casa real (fácilmente deducible del discurso real de Nochebuena).

El statu quo se vino abajo cuando el sistema político dejó de dar soluciones a los problemas sociales o, mejor dicho, cuando la crisis impidió seguir repartiendo migajas mientras las grandes Familias acumulaban y gastaban de modo creciente. Fue cuando estas decidieron potenciar un repuesto del PP llamado Ciudadanos y, cuando constataron la debilidad e inutilidad de este a sus fines, desenmascarar a la cúpula del PSOE aunque supusiese una traición a sus bases.

El sistema basado en la alternancia de dos enemigos irreconciliables, PP o derecha y PSOE o izquierda, se ha demostrado una autentica pantomima para engañar a los votantes. Cuando este juego no ha sido suficiente, las Familias no han dudado en sacrificar al más débil para apuntalar al más fuerte. Esto es algo que no hubieran hecho si el malestar ciudadano,  resultado del deterioro de las condiciones de vida debidas a las políticas impuestas por aquellos, no hubiera sido tan importante y si no hubiera aumentado alarmantemente el voto hacia los partidos rupturistas.

Para que todo siga más o menos igual y controlado, el PP necesita el apoyo del PSOE para firmar los cambios normativos que recorten derechos sociales que detraigan recursos para financiar grandes empresas (con problemas o no) pero, al mismo tiempo, debe ceder algunas "victorias populares" que pueda capitalizar el PSOE, como la minisubida del salario mínimo interprofesional.

Esta actuación, lejos de ser liderada por las Familias y sus resortes políticos, es una reacción a las propuestas de mejora de bienestar social defendidas por Unidos Podemos. Esto se vio muy claro cuando PP y PSOE firmaron un aumento del SMI a 707€ el día siguiente que el Parlamento, a iniciativa de Unidos Podemos, había votado por mayoría (con voto en contra de PP y abstención de Cs) una subida progresiva a 800€ en 2018 y a 950€ en 2020. Esta va a ser la linea en esta legislatura.

Las Familias han decidido centrar todos sus esfuerzos en salvar el bipartidismo que tantos réditos les ha dado. Ciudadanos ya no sirve y lo dejarán morir silenciosamente. Se trata de destruir la alternativa rupturista de Unidos Podemos y las confluencias ciudadanas. Tienen un plan pero ¿conseguirán ejecutarlo? ¿Podran lavar la corrupción sistémica de PP y PSOE? ¿Y  sus continuas politicas antisociales? ¿Y la hipocresía de un PSOE que decía defender los derechos sociales cuando se ha demostrado que defendia, como el PP, los intereses de las Familias?

De la ciudadanía concienciada y honesta depende.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha