eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Los dilemas de Podemos Aragón

- PUBLICIDAD -

El propósito que nos ha animado a nosotr@s, integrantes del equipo “PodemosDemocracia Participativa”, es, principalmente, llamar la atención a nuestr@s compañer@s de partido sobre la creciente burocratización de Podemos Aragón.

Creyendo como creemos que el verdadero poder de una formación política está en la capacidad propositiva de sus bases, entendemos que sólo la reactivación de éstas puede conducir a su verdadero empoderamiento. Así, y sólo así, será posible que las políticas que nuestr@s representantes trasladan ante las instituciones sean dictadas por una militancia convencida de su poder y, por consiguiente, que lo ejerce.

Nuestros círculos se han convertido, lejos de ser el magma en el que se deciden las líneas políticas a implantar y seguir, en meros refrendadores de lo que sugiere, determina y dicta el aparato del partido en Aragón -el cual, al estilo de un politburo 2.0, se estaría comportando como una versión renovada de la Izquierda Unida más anclada en la así llamada “vieja política”.

En un partido que, habiendo trastocado el espíritu de Vistalegre y ha hecho del secuestro político de sus bases, de la escasa transparencia, del paracaidismo electoral y de la censura interna sus verdaderas señas de identidad, el procedimiento de renovación de su Documento Político debería pasar ante todo por la redemocratización de sus estructuras participativas.

Y es que este proceso de nueva redacción del Documento Político de Podemos Aragón ha sido propuesto por el aparato (con una urgencia y celeridad que han dificultado cuando no impedido la participación sosegada y reflexiva de la militancia no implicada profesionalmente en Podemos), ha sido el aparato quien lo ha copado y son los miembros del aparato quienes encabezan las propuestas más conspicuas. En efecto, tanto el equipo de Lurte como el de TodosPodemosTodas y el de Un Nuevo 'Mover Ficha' están integrados por los cargos orgánicos y electos de Podemos, quienes, cual arrolladora apisonadora, han sido capaces de concentrar la atención de las bases y de los medios de comunicación.

El equipo de Podemos Democracia Participativa es el único no integrado por representantes del aparato, afanado como está en abrir un camino en el que las bases se empoderen frente al rodillo institucional. Es por ello que nuestro documento aboga abiertamente por una confluencia política realizada desde y por las bases; por una (re)unión de la mayoría social de izquierdas hecha desde abajo y apoyada, obligatoriamente, por las cúpulas de los partidos y organizaciones implicadas a las que hemos permitido representarnos en las instituciones.

Por eso apoyamos la idea de una CONFLUENCIA POLITICA Y SOCIAL cuyo objetivo sea la gobernabilidad de Aragón basada en un modelo de gobernanza compartida, participativa y multinivel. En Podemos Democracia Participativa queremos una nueva cultura política y administrativa vertebrada por un procedimiento institucional comunitario que sea participado y corresponsabilizado por entes locales, comarcales, provinciales y autonómicos. Necesitamos implantar un procedimiento institucional comunitario que lleve a la apertura de los poderes públicos y en el que l@s ciudadan@s participen, y lo queremos porque entendemos las confluencias como el nivel o estatus de cooperación entre diferentes organizaciones políticas y sociales que permita la eficiencia en la planificación, elaboración, ejecución y evaluación de políticas públicas en todos los niveles de la administración territorial. Creemos en la gobernanza, en la toma de decisiones consensuada entre organizaciones políticas, partidos y agentes sociales dominantes que defienden valores democráticos y derechos sociales.

La complejidad del momento actual y la aceleración de los cambios exige diálogo, cooperación, acuerdo. Desde que el 26 de Junio de 2016 se celebraran segundas Elecciones Generales afianzando la imagen de un pluralismo político complejo de articular, el Gobierno de Aragón, presidido por el señor Lambán, y el principal partido que lo apoyaba, Podemos Aragón, se han balanceado en una constante ambivalencia de intenciones y estrategias sobre el futuro de la gobernabilidad que aún sigue sin dirimir. Los líderes de ambos partidos ora se lanzaban reproches que auguraban la imposibilidad futura de la próxima Ley de Presupuestos del 2017, ora contrarrestaban sus desaires con invitaciones a una negociación que hiciera de la ley presupuestaria la más social de las últimas legislaturas. El pulso que los dirigentes del PSOE y Podemos han mantenido en Aragón arraiga en una concepción trasnochada y periclitada de lo que debe ser la acción política ante un escenario cada vez más complejo y una coyuntura económica que empieza a mostrar indicadores de estancamiento en el crecimiento económico respecto a lo que han sido los años 2013-2015.

Su idea de la gobernabilidad sigue siendo jerárquica porque creen que la toma de decisiones debe estar limitada a los posicionamientos propios, y por tanto, no necesitan de otras propuestas diferenciadas que puedan intervenir en la aplicación de políticas públicas. El PSOE se basta a sí mismo como hacedor de milagros y en la invocación a su sacrosanta experiencia obtiene el refrendo de CHA, mientras que Podemos se encastilla en una oposición parlamentaria que, si bien alimenta su ego ético, la impermeabiliza para un futuro gobierno participativo.

Pero no debemos olvidar que, hasta hace dos días, Podemos estatal estaba intentando animar al PSOE de Pedro Sánchez a formar un gobierno de cambio y de progreso en el que Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Alberto Garzón, Irene Montero y otr@s estarían llamad@s a asumir determinadas carteras Es cierto que la coyuntura parlamentaria en La Aljafería es bien diferente: pactar con el PSOE aragonés para evitar un gobierno del PP es un difícil dilema, sobre todo tras los últimos acontecimientos en Ferraz en los que Lambán ha jugado un papel tan relevante. Coaligarse con uno de los valedores del PP en el Parlamento estatal puede resultar imposible para quienes optan por mantenerse en una pureza ideológica que, no obstante, no les ha impedido asumir, no sabemos a qué precio, la presidencia de Las Cortes aragonesas.

La propuesta que hacemos se incardina en una visión global y moderna de lo que debe ser la acción política, opta por una innovación democrática, libre de prejuicios, que recoge la teoría de la gobernanza o Steuerungstheorie desarrollada por la galardornada socióloga alemana Renate Mayntz y que está siendo aplicada en la toma de decisiones a nivel mundial en muchos foros internacionales. Como ha llegado el momento de aplicarla en ámbitos regionales ya no se entienden posturas maximalistas de algunos dirigentes de organizaciones políticas, los cuales, en vez de impulsar interrelaciones entre bases sociales, asociaciones ciudadanas, agentes sociales, instituciones, lo que hacen es subordinar la acción política a intereses tácticos y estratégicos que no cumplen con el mandato de la representativad que ostentan y para lo que fueron votados: la resolución de problemas y la implementación de políticas públicas eficientes.

Entendemos que existe una necesidad de confluencia social donde se abra un cauce de comunicación con todo el tejido social y asociativo de Aragón, el cual debe recoger distintas sensibilidades de colectivos diversos para buscar soluciones consensuadas a los problemas actuales. Todo ello, bajo principios democráticos de tolerancia, participación, igualdad e inclusión social, garantía de derechos civiles y respeto a la diversidad cultural, de origen y de religión que conforma la sociedad aragonesa, donde se promueva y asegure una economía sostenible con el Medio Ambiente y una defensa de la conservación y revalorización del Patrimonio Cultural de Aragón.

Quienes defendemos esta visión somos ciudadan@s de base sin ninguna representación orgánica ni política, gente corriente que en un momento dado hemos creído que teníamos el deber de romper con el bien más preciado que tenemos, el tiempo que dedicamos a nuestras familias e inquietudes personales, para llamar la atención a nuestr@s compañer@s y a los cuadros orgánicos de los partidos sobre la necesidad de diálogo, cooperación y acuerdo. Ahora tienen la oportunidad de escuchar y atender a una demanda de sus bases sociales. Las oportunidades no se repiten dos veces, pero las amenazas sí, ya que éstas siempre penden, como la espada de Damocles, sobre la mayoría social.

*Documento para el Programa Político de Podemos Aragón firmado por “Podemos Democracia Participativa” Pilar Córdoba y Francisco Domínguez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha