eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Las Cortes de Aragón permiten aparcar coches en su recinto pese a carecer de un plan de evacuación

La mayoría de PP y PSOE en la Mesa aplaza a base de pedir informes la salida del complejo mudéjar de los vehículos de diputados y empleados

Su presencia desluce la contemplación de un monumento mudéjar arquitectónicamente equiparable a la Alhambra de Granada y la Mezquita de Córdoba y que recibe 250.000 visitas anuales

- PUBLICIDAD -
Los coches aparcados entre las murallas y el foso deslucen la contemplación de una joya arquitectónica como La Aljafería.

Los coches aparcados entre las murallas y el foso deslucen la contemplación de una joya arquitectónica como La Aljafería. Juan Manzanara / Zaragoza

¿Es posible evacuar el recinto del palacio de La Aljafería, sede de las Cortes de Aragón? Esa pregunta no tiene respuesta oficial, ni previsión, a fecha de hoy.

El Plan de Seguridad de la Cámara concluye que la evacuación del edificio, en el que trabajan alrededor de 150 personas (diputados incluidos) y en el que en ocasiones coinciden un centenar de turistas, no presenta mayores problemas. Sin embargo, hoy por hoy no hay previsiones sobre un eventual desalojo de la zona situada entre las murallas y los fosos, en la que aparcan decenas de coches cualquier día laborable y a la que se accede por dos pequeños puentes que no permiten el cruce de dos vehículos.

Esos puentes serían, por otro lado, la única vía de acceso al recinto para los servicios de emergencia, como ambulancias, bomberos y fuerzas de seguridad. El plan de seguridad ni siquiera contempla la existencia del segundo de ellos,

“Sería una ratonera”

“Si hubiera que evacuarlo, con los coches tratando de salir, sería una ratonera, por no hablar de los problemas que supondría para la entrada de los servicios de emergencia”, apuntan fuentes parlamentarias.

La presencia de los coches en el recinto, entre las murallas y los fosos, lleva unos meses generando un tenso debate en la Cámara, en cuya Mesa la mayoría que forman PP y PSOE, con dos miembros cada uno frente a la presidenta, Violeta Barba, de Podemos, ha optado por dormir el proceso pidiendo informes. El último, sobre el arbolado, confirma que aparcar junto a la acera no resulta dañino para las plantas, después de que la comisión de gobierno del Ayuntamiento refrendara otro dictamen de Movilidad favorable a la salida de los coches.

Esa posición ha hecho que las Cortes dejen pasar la primera oportunidad de dar una solución a un problema, que, además de los de seguridad, tiene componentes estéticos y patrimoniales: para sus 250.000 visitantes anuales resulta prácticamente imposible contemplar sin automóviles que lo desluzcan un palacio mudéjar del siglo XI declarado patrimonio de la humanidad y considerado una de las tres principales muestras de la arquitectura andalusí en la península, junto con la Alhambra de Granada y la mezquita de Córdoba.

La circulación de esos coches, por otro lado, obligó a la Cámara a destinar el año pasado una partida de varios miles de euros a reforzar el pavimento adoquinado por el que circulan, que resultó dañado por el uso.

Tres meses sin coches

El Ayuntamiento de Zaragoza, propietario del edificio, ofreció la posibilidad de reservar con limitación horaria para parlamentarios y personal de las Cortes 44 de las 67 plazas de aparcamiento que la pasada semana habilitó en la calle de los Diputados, en una intervención que incluye otras 35 para motos. Barba proponía dar prioridad a partir del 1 de septiembre para ocupar esas 44 plazas a los trabajadores de la casa y a los 39 parlamentarios que residen fuera de Zaragoza, muchos de los cuales se desplazan desde puntos alejados de la comunidad, en el Pirineo y Teruel, y permitir, además, la circulación de las furgonetas de reparto y el acceso puntual de vehículos oficiales.

Hasta ahora, el aparcamiento de turismos estaba prohibido en toda la acera este del palacio por motivos de seguridad. No obstante, los vehículos oficiales suelen detenerse a unos metros de la salida de La Aljafería por los semáforos de la calle Diputados y de la avenida de Madrid.

“Los coches no dejan apreciar el monumento”, resaltan fuentes de la sede parlamentaria, que recuerdan que, en todo caso, no sería la primera vez que los automóviles dejan de circular y de permanecer estacionados durante horas en el recinto: no lo hicieron durante los tres meses que duró la Expo 2008, en la que la Aljafería se confirmó, de nuevo, como uno de los principales puntos de interés turístico y cultural de la capital aragonesa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha