eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Los antiguos juzgados de Huesca, del Gobierno de Aragón, podrían convertirse en un hotel de asociaciones

Huesca ya cuenta con un edificio destinado a colectivos sociales por el que el Consistorio paga un alquiler anual a Bantierra

Tras la cesión de los espacios, el mantenimiento correría a cargo del Ayuntamiento

- PUBLICIDAD -
El alcalde no quiere edificios vacíos en el centro de la ciudad.

El alcalde no quiere edificios vacíos en el centro de la ciudad. Javier Sánchez / Huesca

“Que no haya edificios vacíos en el centro de la ciudad”. Ese es uno de los objetivos que se ha marcado el alcalde de Huesca, Luis Felipe (PSOE), con la mirada puesta en los inmuebles que albergaban los antiguos juzgados y la Audiencia Provincial (en el Coso Alto y la calle Moya respectivamente) antes de su traslado a las nuevas dependencias de la calle de Irene Izárbez (en la zona de Los Olivos).

Como ha señalado el primer edil oscense, la intención, en primer lugar, es comprobar en qué estado se encuentran ambas edificaciones, con el fin de llegar a un acuerdo con el Gobierno de Aragón, su actual propietario, para darles un nuevo uso. “Una vez que lo sepamos, se hará la petición correspondiente”, manifestó Felipe.

En este sentido, se baraja la posibilidad de convertir los antiguos juzgados en un hotel de asociaciones, en el que contarían con un espacio colectivo como el Consejo de la Juventud. De hecho, representantes de esta entidad junto con los de otras que podrían ser sus vecinos en este céntrico edificio, como el Círculo Republicano, han tenido ya la oportunidad de visitar las instalaciones junto a Felipe. No se descarta, asimismo, que puedan emplazarse también algunos de los servicios municipales.

Felipe reconoció que los antiguos juzgados son, en principio, “un edificio de más fácil utilización en comparación con el de la Audiencia, más complejo por su antigüedad y por la propia estructura del edificio”. Una vez cedidos los espacios, señaló además el alcalde, el Ayuntamiento asumiría los costes de mantenimiento. “El Gobierno de Aragón ya me dejó claro que veía bien que hubiese un uso público de los edificios, pero que no iba a haber, seguramente, una prestación económica de mantenimiento, que correría a cargo de quienes lo fuesen a utilizar, en este caso, el Ayuntamiento de Huesca”, reveló. En el convenio a firmar con el Ejecutivo autonómico habría que estipular también qué obras y mejoras serían necesarias y su financiación.

Como ha señalado el alcalde de Huesca, ya han comenzado las conversaciones con el Gobierno de Aragón al respecto, tanto con su presidente, Javier Lambán, como con el consejero de vicepresidencia, Vicente Guillén. Tiene además palabras de agradecimientos para los funcionarios y los responsables políticos del Gobierno, por la buena disposición mostrada hasta el momento “con el fin de facilitar un posible acuerdo” para la utilización de estos espacios.

En la calle Ramón Berenguer

La ciudad cuenta ya con un hotel de asociaciones, situado en la calle de Ramón Berenguer, donde tienen cabida entidades de apoyo a personas con discapacidad o enfermedades crónicas, como Cadis o la Asociación Española contra el Cáncer. El inmueble, por el que el Ayuntamiento paga un alquiler, es propiedad de Bantierra. Un edificio que, como señaló Felipe, “es excelente, cumple una gran función, pero que supone un gasto anual a tener en cuenta”. Por ello, no se descartaría asimismo “analizar” su traslado, igualmente, al Coso Alto. “Todo hay que valorarlo, una vez hayamos hablado un poco también con los técnicos del acondicionamiento mínimo que habría que llevar a cabo para que estas asociaciones pudieran ocuparlo sin ningún tipo de dificultades”, afirmó Felipe, en relación a aspectos como la accesibilidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha