eldiario.es

Menú

ARAGÓN

‘Rastrillo Aragón’: 29 años recaudando dinero para vivienda, formación y empleo

La Fundación Ozanam clausura hoy su rastrillo en el que han colaborado 850 voluntarios

Los objetos que se venden son donaciones realizadas por más de 500 empresas aragonesas y cientos de ciudadanos anónimos

Durante once días miles de visitantes han podido adquirir ropa, muebles, objetos decorativos o alimentos

- PUBLICIDAD -
El rastrillo ha estado abierto durante 11 días.

El rastrillo ha estado abierto durante 11 días. Juan Manzanara / Zaragoza

El Rastrillo Aragón cierra hoy lunes sus puertas tras once días de actividad en la sala multiusos del Auditorio de Zaragoza. Casi dos semanas de ventas solidarias, de delantales rojos y de mucha ilusión y esfuerzo para los más de 850 voluntarios que lo han hecho posible. Esta cita solidaria, convertida en todo un clásico después de 29 ediciones, permitió recaudar el pasado año medio millón de euros, una cifra que se espera rebasar en esta ocasión.

Un paseo por los 32 stands del Rastrillo Aragón ofrece la oportunidad de encontrar chollos en textil y calzado, tanto nuevo como de segunda mano, pero también de descubrir auténticos tesoros como mantelerías y toallas bordadas a mano por las propias voluntarias o antigüedades para decorar la casa.

Los objetos que se venden en el rastrillo son donaciones realizadas a lo largo del año por más de 500 empresas aragonesas y cientos de ciudadanos anónimos. Se trata de antigüedades, mobiliario y decoración, ropa y zapatos, lencería para el hogar y productos de alimentación, menaje o electrónica. Todos ellos han sido recibidos y comprobados por los voluntarios que durante estos once días se turnan para atender los diferentes puestos.

Como novedad, en esta edición el rastrillo ha querido premiar la fidelidad de los zaragozanos al ofrecer un 50 % de descuento en dos stands diferentes cada día. Un aliciente más para la visita anual a este singular mercado donde cada compra se convierte en apoyo a los programas de vivienda, formación y empleo para familias y jóvenes en riesgo de exclusión. En concreto, los dos objetivos que se ha marcado este año la Fundación Ozanam son, por un lado, impulsar los recursos de la Escuela Segunda Oportunidad y, por otro, aumentar el número de viviendas de cesión gratuita.

Escuela Segunda Oportunidad y viviendas de cesión gratuita

La Escuela Segunda Oportunidad es un programa, pionero en España, dirigido a jóvenes de entre 16 y 25 años que necesitan orientación especial para incorporarse al mundo laboral. En la actualidad, un equipo de 20 profesionales atiende a alrededor de 75 jóvenes, aunque el objetivo de Ozanam es duplicar esta cifra, para lo que necesitan unos 250.000 euros.

Con el segundo programa destacado este año, el de viviendas de cesión gratuita, la Fundación ayuda cada año a decenas de familias que no disponen de recursos para pagar un alquiler. Además de los 300 hogares de alquiler social que gestiona, ofrece, de forma gratuita y temporal, viviendas a familias que están dentro de un proceso de inserción. Actualmente son 13 los pisos destinados a este objetivo, y con los beneficios del Rastrillo Aragón se pretende duplicar este número.

Para ayudar a estos fines, el rastrillo es cada año cita obligada para muchas personalidades aragonesas de la cultura y el deporte. Los jugadores del Real Zaragoza, el CAI Basket o el Mann Filter, el cineasta Gaizka Urresti o el presentador de televisión Luis Larrodera se han vestido ya el delantal rojo del rastrillo. Otros rostros conocidos, en este caso de escritores aragoneses, han acudido al auditorio zaragozano a lo largo de estos once días. Así, Magdalena Lasala, David Lozano, Luis Alegre, José Antonio Bernal y Javier Vázquez han protagonizado allí firmas de libros solidarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha