eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Teruel se rebela para pedir una apuesta real por el Corredor Cantábrico-Mediterráneo

Varias plataformas ciudadanas han convocado una gran manifestación el 21 de noviembre para reivindicar el compromiso de Fomento con una vía “tercermundista”

El Corredor uniría siete comunidades autónomas con 11 millones de viajeros potenciales

- PUBLICIDAD -
Entrada a la estación de Teruel.

Entrada a la estación de Teruel. Teruel

El próximo 21 de noviembre tendrá lugar en Teruel una gran movilización para reivindicar que el Gobierno central apueste de verdad por el C orredor Cantábrico-Mediterráneo, que uniría siete comunidades autónomas, con 11 millones de viajeros potenciales. Una petición histórica que vivió su penúltima afrenta hace pocos días cuando un tren que llevaba coches desde la factoría de General Motors (GM) en Figueruelas (Zaragoza) hasta el Puerto de Valencia, tuvo que hacer noche en Teruel después de que fuera incapaz de remontar el repecho de Caparrates porque patinaba en la vía debido a la lluvia.

La realidad del estado de la vía férrea duele en esta provincia, la última a la que llegó el tren en España, y que lleva las tres últimas décadas viendo que el olvido institucional la está condenando a desaparecer. Pero, además, no hay que obviar que este trazado es el que une por tren dos de las ciudades más grandes de España, Zaragoza y Valencia, cuyas organizaciones empresariales e instituciones públicas ya han reclamado en varias ocasiones inversiones para esta conexión. Todas están llamadas a secundar la movilización del próximo día 21.

Entre Zaragoza y Valencia hay actualmente 18 tramos con limitaciones de velocidad, en algunos casos el tren no puede circular a más de 30 kilómetros por hora por el estado en el que se encuentran las vías. La última inversión importante fue de 395 millones de euros, en el tramo entre Teruel y Zaragoza a finales de 2008, pero los colectivos que lideran la reivindicación por la defensa del tren dicen que no solucionan nada, porque no ha incluido la modernización de la línea.

“Hay que dar dignidad a esta conexión ferrroviaria”

Pablo Justo, portavoz de la Plataforma para la Defensa del Ferrocarril en Teruel, habla de “parcheos” y reclama que lo hay que hacer es dar “dignidad” a esta conexión ferroviaria. Califica el estado como “demencial” y recalca que “se necesitan inversiones urgentes porque hasta ahora por suerte nunca ha pasado nada pero está muy mal”. La plataforma es una de las entidades convocantes, junto a Teruel Existe y la Federación de Vecinos, de la que se espera que sea una gran manifestación, como las que lideró Teruel Existe a finales del siglo XX y que consiguieron algunas inversiones en el tren.

“Cada año vemos en los presupuestos que hay partidas que nunca se cumplen”, dice el portavoz de la plataforma, que teme que anuncios recientes del Ministerio de Fomento de inversiones en la línea tengan tintes electorales. La política de las administraciones públicas en los últimos años lo único que ha hecho, recuerda Justo, es desincentivar el uso del tren, no solo por la falta de inversiones, sino también por una mala política de horarios por ejemplo para los viajeros, y precios desorbitados.

Hay algo de reivindicativo también entre quienes usan con frecuencia un tren que puede llegar a tardar el doble de tiempo que un coche en recorrer el mismo trayecto, siempre y cuando no haya averías que retrasen todavía más el viaje. A modo de ejemplo: el trayecto entre Teruel y Valencia, de 140 kilómetros, le cuesta al tren recorrerlo 3 horas y diez minutos.

“Eliminando las limitaciones de velocidad”, provocadas por el mal estado de la vía en esos tramos“, se ganarían unos 40 minutos”, explica Justo. “Están dejando morir el ferrocarril”, sentencia.

Uniría cinco de las diez primeras ciudades españolas

Esta es la reivindicación “más local” de una manifestación que reclamará al Gobierno de España que se comprometa y cumpla, poniendo en marcha el Corredor Cantábrico-Mediterráneo. Un eje ferroviario que uniría puertos importantes y cinco de las diez primeras ciudades españolas.

“Tiene un potencial de 11 millones de viajeros, un cuarto de la población de España”, asevera Justo, que no entiende por qué los sucesivos gobiernos han obviado ese potencial. Más aún, añade, cuando la Unión Europea lo califica como fundamental y ha abierto la puerta a financiar el 40 % de la inversión necesaria.

A la concentración están llamados todos los ciudadanos para “reivindicar futuro”, y que se unan al movimiento liderado ahora por instituciones y empresas. Lo han hecho el presidente aragonés y el valenciano y los empresarios de ambas regiones, porque el tramo entre Teruel y Valencia es el que necesitaría una mayor inversión.

Ayuntamientos, diputaciones y agentes sociales de todo el Corredor mostrarán su apoyo formal a la vía, sumándose así a los agentes sociales, “hasta la GM de Zaragoza se ha atrevido a meter trenes en esta línea, y eso es un apoyo”, apunta Justo, así que ahora buscan sumar el de todos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha