eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Vicente Vallés: “La objetividad se ha convertido en algo absolutamente subjetivo”

Comenzó el XVIII Congreso de Periodismo Digital de Huesca con la conferencia inaugural de Vicente Vallés: “Para un usuario normal es difícil discernir dónde está la verdad”

Álvaro de Cózar recibió el premio José Manuel Porquet por V, las cloacas del Estado

“Es un referente para Huesca, que se convierte en el centro del debate político y periodístico”

Sigue el congreso en directo

- PUBLICIDAD -
Vicente Vallés inauguró el Congreso de Periodismo Digital de Huesca.

Vicente Vallés inauguró el Congreso de Periodismo Digital de Huesca. Congreso de Periodismo Digital de Huesca / Huesca

El Congreso de Periodismo Digital de Huesca alcanza la mayoría de edad. Y lo hace consolidado como uno de los eventos periodísticos más importantes de los celebrados en España. 52 ponentes y 450 congresistas están en la capital oscense para escuchar, observar, aprender, debatir, divertir y divertirse.

La política, con especial protagonismo de Donald Trump, la violencia machista o la publicidad en los medios serán algunos de los temas tratados. Pero, sobre todo, se hablará de periodismo. De  Huesca saldrá, de nuevo, la más actualizada radiografía de la profesión, con profesionales de la talla de Vicente Vallés, Jesús Maraña, Esther Palomera, Alexandra García, Ana Pardo de Vera, Gregorio Morán, Ignacio Escolar o Julia Otero, entre otros. La ‘estrella invitada’ es Ed O’Keefe (The Washington Post), que toma el relevo de Emilio García-Ruiz.

Con la conferencia de Vicente Vallés comenzó esta decimoctava edición. El presentador de los informativos de Antena 3 recordó cuando, hace 20 años, vivió en Telecinco el primer intento en España de digitalizar una redacción de televisión. Paso rápido por el desarrollo tecnológico del periodismo, pero dejó una frase para la reflexión ante la caída en las ventas de los periódicos de papel: “La letra impresa sigue siendo la más influyente”.

Centró su discurso Vallés en el concepto de objetividad y su evolución. “La objetividad se ha convertido en algo absolutamente subjetivo”, afirmó. Son muchas las opciones para informarse, “lo que hace difícil para un usuario normal discernir sobre dónde está la verdad”.

Ni siquiera los datos, “lo único objetivo que nos quedaba a los periodistas, son ya objetivos”. Si a alguien no le gusta la información que se da, explicó, “rápidamente generará su verdad apoyándose en las redes sociales”. Algo que Vallés definió como “escrache tuitero”.

Antes que Vallés, Álvaro de Cózar recibió el premio José Manuel Porquet por su trabajo de investigación V, las cloacas del Estado, que se puede escuchar en Podium Podcast de la Cadena SER. A pesar de inquirir en un asunto sumamente comprometido, de Cózar explicó que la máxima presión es la que él mismo se autoimponía. “Me metieron miedo diciéndome que vigilara los mensajes y con quién hablaba”.

En una profesión en la que el tiempo escasea y la inmediatez gana terreno, el periodista reivindicó las historias largas, la investigación, y que se aprovechen los muchos formatos disponibles para llevarlas a cabo.

“No sé cómo habrá que cambiar las encuestas, pero hay que hacerlo”

Brexit, Donald Trump... Ed O’Keefe, de The Washington Post, tiene claro que el sistema está fallando y que hay que cambiar la forma de hacer encuestas. Eso vendrá más adelante, de momento, Trump ya es el nuevo presidente norteamericano. De él, y de su tormentosa relación con la prensa, habló O’Keefe. Los continuos ataques del máximo mandatario han de convertirse en una oportunidad para los medios, dijo: “Va a ser nuestro momento”.

Trató de explicar la, todavía, sorprendente victoria, señalando que supo ver la preocupación de los votantes republicanos “y el disgusto que le producían los políticos profesionales”. Se dedicó, explicó, a criticar con dureza a sus contrincantes y estos, poco acostumbrados a semejantes ataques, “no supieron responder”.

El progreso periodístico no faltó en su intervención. Recordó que la noche electoral estadounidense, su periódico hizo un programa de televisión de ocho horas, “convirtiéndose en una televisión”. También el medio audiovisual dio a The Washington Post la noticia más leída de su historia: 10 millones de lectores tuvo la información en la que se incluía un vídeo de Trump hablando de acoso a las mujeres.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha