eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Víctima de acoso escolar: “El sistema ha protegido a los acosadores y no a mí”

La Asociación Reazyom compareció ayer ante la Comisión Especial de las Cortes de Aragón que aborda las políticas contra el bullying

Lara Ferrer, miembro de la asociación y víctima de acoso: “La ley necesita cambiar, nadie se merece ver a su hijo suicidarse ni estar todos los meses en el psicólogo”

Desde Reazyom aseguraron que se necesitan "cambios en el mapa mental de la sociedad” y que “no se están activando en todos los casos los protocolos”

- PUBLICIDAD -
Comparecencia de la Asociación Reazyom.

Comparecencia de la Asociación Reazyom. Cortes de Aragón / Zaragoza

La Asociación Reazyom Familias Víctimas del Acoso Escolar en Zaragoza compareció ayer en las Cortes de Aragón en la Comisión Especial que analiza las políticas y recursos para luchar contra el bullying. Lara Ferrer, miembro de la asociación y víctima de acoso escolar, reclamó cambios legislativos: “El sistema ha protegido a los acosadores y no a mí. No puedo cambiar el pasado, pero sé que el dolor ha merecido la pena porque ahora puedo ayudar a gente que lo necesita y lo está pasando mal”.

Para ella, “la ley necesita cambiar, porque nadie se merece ver a su hijo suicidarse ni estar todos los meses en el psicólogo. ¿Por qué habéis mirado hacia otro lado y no habéis hecho nada?”, espetó Ferrer a los miembros del grupo de trabajo en el Parlamento de la Comunidad.

La asociación pide “cambios en el mapa mental de la sociedad, desde la raíz del problema, y en el personal de cada uno, para lograr ir al fondo del asunto”. Criticaron los “procesos de revictimización secundaria que hacen responsables a niños y familias de la situación”, y que, en sus palabras, “están derivados de errores básicos de atribución de características a los menores que pasan por procesos de acoso”.

Para Cristina Monclús, secretaria de la asociación, “los colegios no deben evaluar las características del alumno o el proceso de educación de la familia. Se deberían centrar en activar el protocolo -algo que, como advirtió, no se hace en todos los casos-, verificar y confirmar las conductas de hostigamiento”.

En cuanto al papel de los progenitores, Monclús explicó que muchas veces sucede que “los padres no son escuchados y se les tacha de sobreprotectores”. La presidenta de la asociación, Carmen Casarejos, fue a la supuesta motivación: “Parece que cuestiones como la timidez o no jugar al fútbol, hacen merecedora a la víctima de estos insultos”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha