eldiario.es

Menú

ARAGÓN

La realidad LGTB entrará en las aulas aragonesas con las nuevas leyes de Transexualidad e Igualdad

El Ejecutivo ya trabaja para llevar al Parlamento la Ley de Transexualidad. Para la de Igualdad LGTB se abrirá un proceso de participación ciudadana tras el que se cerrará el texto final

La de Igualdad impulsará la formación de docentes, la información al alumnado y la inclusión de la realidad LGTB en los contenidos educativos

Ambas normativas incluyen sanciones de 200 a 45.000 euros para castigar desde insultos y acciones discriminatorias leves hasta violencia por razón de orientación sexual

- PUBLICIDAD -
Se impulsará la información al alumnado.

Se impulsará la información al alumnado. EFE

Las leyes de Igualdad LGTB y de Transexualidad de Aragón dan sus primeros pasos. El documento base de la primera de ellas será sometido en breve a un proceso de participación ciudadana que pergeñará el texto definitivo del Anteproyecto. En el caso de la segunda, la Administración autonómica trabaja ya para llevarla al Parlamento.

Después de que el Consejo de Gobierno tomara conocimiento de sendos anteproyectos de ley, se dieron someras pinceladas de lo que serán estas normativas. El Ejecutivo, con las aportaciones dadas por los colectivos, ha sido el encargado de elaborar el primer borrador del Anteproyecto de Ley de Igualdad y Protección Integral contra la Discriminación por Razones de Orientación Sexual en Aragón (Ley de Igualdad LGTB).

Uno de los puntos más destacables es el que se refiere al ámbito educativo, ya que impulsará la formación de docentes, la información al alumnado y “la necesaria inclusión de la realidad LGTB en los contenidos educativos”; además de la elaboración de planes integrales sobre diversidad LGTB y protocolos de prevención contra la discriminación.

En la parcela sanitaria, será obligatorio elaborar campañas y planes de prevención de enfermedades de transmisión sexual y la formación de profesionales. También se desarrollarán políticas de fomento de la igualdad y la no discriminación por razones de orientación sexual en el empleo público y privado.

Otro capítulo del texto base se refiere a la protección de todos los modelos de familias existentes, el acogimiento y adopción, y a la violencia dentro del entorno familiar. Por añadidura, se incluyen medidas relativas al ámbito de la comunicación, sobre el tratamiento igualitario de la información “y la obligatoriedad de trabajar en un código deontológico que recoja fórmulas de un lenguaje y expresión igualitarios”.

La Ley de Transexualidad

La normativa sobre transexualidad, llamada oficialmente Ley de Identidad y Expresión de Género de Igualdad Social y no Discriminación, está algo más avanzada. El anteproyecto ha sido elaborado por la Mesa de la Transexualidad, es decir, por diversos colectivos LGTB; por ello, como anunció la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, se saltarán el proceso de participación ciudadana y, directamente, trabajarán en colaboración con el resto de departamentos del Ejecutivo aragonés para llevar la ley al Parlamento de la Comunidad en un “plazo breve”.

Sus objetivos generales son “regular los principios, medidas y procedimientos destinados a garantizar el reconocimiento a la identidad de género libremente expresada, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la integridad física y psíquica de las personas trans y el derecho a recibir una atención integral adecuada a sus necesidades”.

Abordará el tratamiento administrativo de la identidad de género y el derecho a una documentación adecuada. Garantizará “el derecho a la salud y a la asistencia sanitaria de las personas trans”, así como la elaboración de guías e instrucciones médicas adecuadas a los procedimientos de consentimiento informado y una atención integral multidisciplinar.

En lo que concierne a la educación, se contemplan medidas que favorezcan “el respeto a la diversidad afectivo-sexual, trabajo de prevención, sensibilización y formación, así como la elaboración de un protocolo de atención a la identidad de género”.

Sanciones de hasta 45.000 euros

Ambas leyes incluirán regímenes sancionadores que, como aseguran desde el Gobierno, “persiguen robustecer las normas y dotarles de una mayor garantía”. Se prevén multas de 200 a 45.000 euros, pudiéndose incrementar por la agravante de reincidencia.

Estas sanciones, explican, pretenden castigar desde insultos y acciones discriminatorias leves hasta violencia por razón de orientación sexual o identidad de género.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha