eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alejandro Sanz Láriz

Licenciado en Ciencias de la Información. He desempeñado labores docentes como profesor de Teoría de la Comunicación y de Historia del Periodismo para la Universidad Metropolitana de Londres. Trabajé en diversos medios escritos y hablados, pero también he desarrollado labores ejecutivas en la comunicación empresarial e institucional. Incluso tuve tiempo para publicar dos libros: Cantabria por los caminos del alma, un recorrido nostálgico por algunos lugares emblemáticos de la región; y El tiempo cautivo, un relato de viajes por Egipto.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 13

Gracias, Santander

He leído con mucha atención  los tuits que los cántabros hemos pagado a Enrique Iglesias por su inserción en la cuenta del artista y compartidos igualmente en otras dos redes sociales de su titularidad.

Francamente, nos ha salido cada palabra a precio de trufa negra de Perigord, solo que puestos a elegirlas (las palabras, no las trufas), hubiera esperado un golpe de ingenio un poco más creativo que ese lacónico "gracias, Santander". Tengo razones más que fundadas para sospechar que los tuits de Enrique Iglesias no los redacta Haruki Murakami, pero teniendo en cuenta el alcance y el impacto, bien le podríamos haber soplado algo un poco más agudo.

Seguir leyendo »

Comidas peligrosas

Me ha llamado mucho la atención ver las comidas paralelas que se han mantenido el pasado fin de semana en  Laredo y Puente Arce, por simpatizantes de Ignacio Diego en el Club Náutico pejino y militantes socialistas que apoyan a Eva Díaz Tezanos en el Oxford, a la orilla del Pas. Estas realidades paralelas entre sí, han sido también respectivamente perpendiculares a los líderes regionales de ambos partidos.

Y digo perpendiculares por no utilizar una expresión más hostil, pero a nadie se le escapa que ambos ágapes han escenificado, en realidad, un doble desafío que pone en evidencia la crisis que sufren los dos partidos. Lo curioso es la calcada sucesión de acontecimientos que han recorrido las dos formaciones para estallar casi al mismo tiempo con sendos menús que hasta probablemente habrán sido muy similares.

Seguir leyendo »

Solos y a oscuras en el cine

Hace unos días estuve en un cine de la ciudad viendo 'Churchill'. Seguro que encontrarán en la red comentarios más que de sobra en torno a esta película, porque no es mi intención analizarla. No, lo que quería comentarles es que no creo equivocarme lo más mínimo si les digo que el número total de espectadores, incluyéndome a mí, ascendía, durante la proyección, a ocho personas.

Da dolor de corazón ver los cines vacíos y recordar un pasado no tan lejano en el que asistir a un estreno era un acontecimiento social y cultural; hay incluso quien cuenta que, a veces, era necesario acudir a la reventa si querías ver el primer pase de cualquier película de campanillas. Y en los días consiguientes tampoco era fácil encontrar entradas.

Seguir leyendo »

Perdigonada al turista

Hemos conocido estos días el importante incremento de precios que los hoteles cántabros han anunciado para este verano, cifrados en una media del 10% y con su pico más alto coincidiendo con el concierto de Enrique Iglesias en la ciudad. Bueno, muchas veces en el pecado está la penitencia.

Cada cuál sabe la mejor manera de manejar sus negocios, pero francamente, este castigo a los turistas que tienen la feliz idea de pasar un tiempo de vacaciones en nuestra comunidad me suena a perdigonada lobera en el lomo, no sea que vuelvan.

Seguir leyendo »

El rollo del emprendimiento

Me dio una extraña sensación desayunarme el otro día con  la noticia de que el Gobierno regional planea abrir próximamente un “acelerador de empresas” en el Parque Científico y Tecnológico. La mente es muy traidora y lee muchas veces lo que quiere leer, en lugar de lo que las letras dicen en realidad. Quizá todavía no había apurado la taza de café porque estuve un buen rato releyendo el titular, ya que mi cerebro asimilaba acelerador de protones o incluso acelerador de partículas. Pero no, lo que se acelerarán serán las empresas; es decir, si usted tiene una buena idea para poner en marcha un negocio, podrá acudir allí y “le acelerarán” la idea.

El propio invento está reconociendo, en sí mismo, que si algo necesita acelerarse es porque lo normal es que te lo desaceleren, por decirlo suavemente; o sea, que te pongan todas las trabas posibles antes de que abras la puerta de tu chiringuito. En qué estaría yo pensando cuando me vino a la cabeza que las ideas, realmente, no necesitan que nadie las acelere, sino más bien que nadie las joda, como quizá alguno de ustedes haya experimentado ya.

Seguir leyendo »

Semana laica

No creo que pueda juzgarse nada, en un sentido u otro, hasta que lo hayamos experimentado, de modo que es demasiado pronto para anticiparse a las consecuencias que traerá consigo el nuevo calendario escolar de Cantabria, que ha suprimido las vacaciones de Semana Santa.

Puesto que vivimos en un estado que se declara aconfesional, nada se puede reprochar a las autoridades educativas desde ese punto de vista, aunque las tradiciones son las tradiciones y habrá que ver cómo se adaptan los estudiantes, pero sobre todo los padres, a las nuevas circunstancias.

Seguir leyendo »

Socorristas

Hace unos días sabíamos que el Ayuntamiento de Santander había fallado la concesión del servicio de socorristas para el verano que está próximo a comenzar, pero también nos llegaba la información de que el hecho se producía apenas cuarenta y ocho horas antes de abrirse la temporada. Sin solución de continuidad, la empresa adjudicataria llevaba a cabo una selección de personal para cubrir los puestos en las distintas playas de la ciudad.

No soy experto en socorrismo, pero soy bañista habitual; de hecho, difícilmente aguanto más de un cuarto de hora tumbado en la toalla; así que si voy a la playa es para meterme en el agua. Me considero un nadador mínimamente decente y además los años me han hecho conocer bien las corrientes y las mareas de la ciudad, pero aún así, siempre compruebo la posición de los socorristas porque su trabajo es muy importante; vamos, que nos va la vida en ello. Gracias a estos ángeles de la guarda, un día de playa puede ser tan placentero, como trágico en ausencia de los mismos.

Seguir leyendo »

Exámenes, el fin de un modelo

Acabamos de terminar las clases en la universidad y, tras una semana de repaso y tutorías, están ya muy cercanos los exámenes finales del curso. Cada vez que llega esta época no puedo evitar pensar que este sistema de evaluación está ya totalmente obsoleto y deberíamos ir reflexionando sobre la forma de redefinirlo de la cabeza a los pies.

Y es verdad que, desde la puesta en marcha del Plan Bolonia, los docentes hemos tenido la oportunidad de oficializar algunas maneras alternativas de puntuar a los estudiantes; por un lado para quitar trascendencia y dramatismo a la prueba final, pero sobre todo porque muchos creemos que esta no es la manera adecuada de medir los progresos y los conocimientos de los alumnos.

Seguir leyendo »

Empachados de postverdad

Estuve recientemente en una conferencia ofrecida por la periodista y escritora Emma Lira, quien desgranó el concepto de postverdad y situó su nacimiento en el conflicto bélico sirio. Comprender lo que está ocurriendo en ese país no es cosa nada sencilla, sobre todo porque los periodistas occidentales ya no cubren la información sobre el terreno, después de que en 2014 pasaran a ser objetivo bélico con la entrada del ISIS en un avispero ya suficientemente enmerdado. En este país confluyen intereses estadounidenses, rusos, saudíes, iraníes, turcos y un larguísimo etcétera que ha transformado esta supuesta guerra civil en una especie de tercera guerra mundial latente.

El caso es que tras la marcha de los periodistas, la información que nos llega procede de los activistas y aquí, la razón queda a un lado para dejar paso a las emociones. Así nace la postverdad, ese juego de manos verbal a través del cual la realidad deja de tener importancia porque lo que cuenta es la actitud que tomamos ante ella.

Seguir leyendo »

Portavoces

“Ustedes hagan la ley, que yo haré el reglamento”. Esta cita es de Álvaro Figueroa y Torres, el primer Conde de Romanones y la he recordado porque ilustra perfectamente la importancia extraordinaria que cobra conocer a fondo los verdaderos resortes del poder e identificar las herramientas que son más útiles para detentarlo.

En la edición de este domingo de eldiario.es se recogían unas declaraciones del actual portavoz del Partido Popular en las que aludía al propio Reglamento del Parlamento de Cantabria, según el cual -afirma Van den Eynde- no es posible sustituirle en ese cargo “porque no es competencia del Comité Ejecutivo”.

Seguir leyendo »