eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Arwa Mahdawi

Esta escritora y estratega de marcas con base en Nueva York es columnista habitual de the Guardian

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 23

Attiya Khan, la mujer que entrevistó a su exnovio maltratador y lo convirtió en un documental

Attiya Khan tenía 16 años y estudiaba en un instituto en Ottawa cuando comenzó a salir con Steve. Él era una año mayor que ella, y era divertido, listo. Fue su primer novio de verdad. Casi de inmediato comenzaron a vivir juntos. La experiencia casi le cuesta la vida.

Durante los dos años que Attiya y Steve estuvieron juntos, él la maltrató cada día. Le golpeaba, le lanzaba insultos racistas. Incluso llegó a estrangularla hasta que ella perdió el conocimiento. A menudo Khan temió por su vida. A los 18 años huyó de la relación. Dejó de esperar y echó literalmente a correr. Veinte años más tarde, en 2013, ella dejó de correr. Se sentó con Steve frente a una cámara y le preguntó: ¿Por qué? ¿Por qué la había maltratado? ¿Estaba arrepentido de lo que le había hecho?

Seguir leyendo »

El premio Nobel de la Paz es un quién es quién de hipócritas y criminales

¡Por fin llegó el momento! Los días son cada vez más cortos y ya se pueden oler las exquisiteces nórdicas. Sí, el lunes fue el inicio de la temporada de los premios Nobel, la ceremonia de entrega de premios más prestigiosa del mundo y nuestro recordatorio anual de que Noruega existe. El premio Nobel tiene seis categorías diferentes, pero las únicas a las que la mayoría presta atención son el premio Nobel de Literatura  (especialmente si va para una estrella del rock) y el de la Paz.

Recientemente ha habido un poco de revuelo con el prestigioso premio de la paz por todo ese tema de Aung San Suu Kyi siendo cómplice en un genocidio. El mes pasado, Aung San Suu Kyi, a quien se le concedió el premio Nobel de la Paz en 1991 “por su lucha no violenta por la democracia y los derechos humanos”, pasó semanas intentando no mencionar nada sobre los abusos de derechos humanos que se están cometiendo contra los musulmanes rohingya en Myanmar. Cuando finalmente rompió su silencio a finales de septiembre, fue un discurso al más puro estilo Trump culpando a “ambas partes”. Amnistía Internacional denunció el discurso como una “mezcla de falsedades y acusaciones a las víctimas”.

Seguir leyendo »