eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Beatriz Martín del Campo

Doctora en Psicología y Profesora Titular de Psicología de la Educación en la Universidad de Castilla-La Mancha. Imparte docencia en los grados de Logopedia y de Trabajo Social del Campus de Toledo en Talavera de la Reina. Ha dirigido varios proyectos de innovación dirigidos a transformar las prácticas educativas relacionadas con la enseñanza y el aprendizaje de la lengua escrita en distintos niveles educativos. Es autora del blog EIDLE (Educación, Innovación, Desarrollo y Lengua Escrita) y madre de tres hijos.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 51

Problemas de convivencia en los centros educativos: ¿sólo una cuestión de recursos?

En este último año he escuchado a varios profesores de distintos lugares hablar alarmados del aumento de problemas psicológicos y sociales que detectan en sus estudiantes de la ESO y Bachillerato y la falta de recursos con la que se tienen que enfrentar a situaciones límite en la convivencia de los centros. Agresiones entre estudiantes, síntomas de depresión y ansiedad que afectan negativamente al rendimiento académico y a las relaciones sociales, dificultades económicas y problemas familiares graves son los casos mencionados con más frecuencia.

No pongo en duda que el nivel de conflictividad en los centros educativos pueda haber aumentado: sería una consecuencia más que esperable del periodo de crisis económica y cultural que estamos viviendo. Y, ante esto, la afirmación de que faltan recursos es un clamor. Es evidente que poseer un buen equipo de orientación psicológica y psicopedagógica, así como un trabajador social o un educador social en los centros para atender estos casos mejoraría la calidad de vida del profesorado y los estudiantes.

Seguir leyendo »

Deberes escolares made in LOMCE, así no

Cuando empezó mi lucha en contra de los deberes escolares estaba bastante sola. Todavía no había LOMCE, corría el año 2007 y, tarde tras tarde, mi casa se convertía en un centro de adiestramiento en el que unos niños que progresaban adecuadamente tenían que realizar montones de cuentas de los cuadernillos de una famosa y antigua marca sin ningún objetivo pedagógico aparente. Esto nos mantenía en casa, encerrados, sin poder salir a pasear o a hacer los recados típicos de un hogar. Esta situación duró hasta que decidí relajar las costumbres. Desde entonces, me he negado a ser la garante de un sistema que se colaba por las ventanas de mi casa imponiendo nuestros ritmos y nuestras ocupaciones.

Durante el curso 2014-2015, la implantación de la LOMCE en los colegios de Educación Primaria hizo que la carga de horas lectivas de distintas asignaturas variase, lo que llevó a una reestructuración de los horarios. Este cambio hizo que las clases pasasen de los tradicionales 60 minutos a una duración de 45 minutos. Todo el ecosistema escolar se debió ver afectado de tal forma que, a partir de ese curso, las quejas de las familias por una carga excesiva de deberes escolares fue en aumento. Esto, unido a la supuesta necesidad de fomentar lo que se ha venido a llamar "cultura del esfuerzo", ha dado lugar incluso a huelgas de deberes, siguiendo la estela de Francia.

Seguir leyendo »