eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Carlos Castañosa

Ex comandante de Iberia (www.elrincondelbonzo.blogspot.com)

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 10

Cuando los derechos devienen en privilegio

Al conflicto creado por los estibadores hay que suponerle una complejidad inaccesible, en su mayor parte, para una opinión pública que se alimenta de datos oficiosos y testimonios informativos que no siempre están respaldados por la calidad y transparencia ajustadas a la realidad.

Conviene no radicalizar criterios personales para respetar a los potenciales receptores del mensaje emitido desde los medios de divulgación o en simples comentarios, columnas, tertulias o artículos, donde puede adolecerse de la falta de información suficiente para incurrir en errores que contaminen consciencias externas.

Seguir leyendo »

Titulares triunfalistas y pestilentes

Rajoy presume en China de la fortaleza económica de España

Seguramente es necesario un discurso político de medias verdades cuando se trata de hacer amigos fuera de casa.

Seguir leyendo »

Saludo militar y protocolo civil

Se ha suscitado cierta polémica por la aplicación obligatoria del saludo castrense de la policía local uniformada a los cargos públicos en el ejercicio, ambos, de sus respectivas funciones.

Conviene disponer de un lugar para cada cosa, y todas colocadas en su sitio. Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, excepto la Guardia Civil, no tienen condición militar y no parece que el mero hecho de utilizar uniforme, gorra incluida, justifique una regla protocolaria que no corresponde por ajena.

Seguir leyendo »

Quien paga, manda

Escueta y contundente sentencia extraída de nuestro refranero. Se puede aplicar al derecho de exigir calidad al producto comprado, o comportamiento adecuado por el servicio pagado. Pero la interpretación oficial parece algo más perversa. Un sentido tan peyorativo como: “Detenta el poder quien dispone de los medios económicos necesarios”.

Detentar (lat. detentare) significa retener y ejercer ilegítimamente algún poder o cargo público. O dicho de una persona: Retener lo que manifiestamente no le pertenece.

Seguir leyendo »

La cultura de un pueblo se puede medir desde varias perspectivas

La más reseñable –como tópico atribuido a Gandhi– habla de “por cómo su gente trata a los animales”. Irrefutable sentencia. Otras citas aluden al nivel intelectual de sus gobernantes. Es obvio que una ciudadanía bien cultivada siempre elegirá a sus representantes entre los más cultos como condición básica de sus supuestas capacidades. En otras menciones, quizá más poéticas, se apunta a las medidas y calidad de jardines y fuentes que adornan el paisaje urbano. También hay referencias al respeto debido a la propia historia, la lengua común, himnos, banderas… en fin, símbolos entrañables que aglutinan el sentimiento colectivo de un pueblo.

En el contexto de la actualidad local, referida hoy a Santa Cruz de Tenerife, procede añadir un sucinto eslogan en la misma onda: “La cultura de un pueblo se mide por el respeto y conservación de su patrimonio urbano, histórico y cultural”.

Seguir leyendo »

¡Hola, hola!... tenemos un problema

Empezaron como un juguete, pero la voracidad y premura de la evolución tecnológica han convertido los drones en motivo de alarma por el riesgo potencial que conllevan sus múltiples opciones y posibilidades de utilización.

No se sabe bien el porqué, pero casi todos los avances de la humanidad terminan siendo útiles de guerra. El hacha de sílex, la rueda, el fuego, aperos de labranza como la hoz o instrumentos de trabajo como el martillo… Todo termina siempre en armas ofensivas o defensivas como símbolos de que todo progreso también puede matar mucho.

Seguir leyendo »

¡Hola, Hola!...Tenemos un problema...

Empezaron como un juguete, pero la voracidad y premura de la evolución tecnológica han convertido los drones en motivo de alarma por el riesgo potencial que conllevan sus múltiples opciones y posibilidades de utilización.

No se sabe bien el porqué, pero casi todos los avances de la humanidad terminan siendo útiles de guerra. El hacha de sílex, la rueda, el fuego, aperos de labranza como la hoz, o instrumentos de trabajo como el martillo… todo termina siempre en armas ofensivas o defensivas como símbolos de que todo progreso también puede matar mucho.

Seguir leyendo »

Cataluña: un negocio indecente

Tanto que quizá debamos revisar, y en su caso corregir, el sacrosanto concepto de la unidad de España para contrarrestar el chantaje continuado de un territorio con dos caras y que, a simple vista, no nos merecen como compatriotas.

De un lado, los separatistas radicales -dicen que son algo menos de la mitad-. De otro, el cincuenta y tantos por ciento restante de quienes se declaran también españoles. Pero estos no parecen demasiado firmes contra los que chalanean en su nombre, con amenazas de referéndums ilegales o el amago de una descabellada república catalana independiente.

Seguir leyendo »

Cataluña: un negocio indecente

Tanto, que quizá debamos  revisar, y en su caso corregir, el sacrosanto concepto de la unidad de España para contrarrestar el chantaje continuado de un territorio con dos caras que, a simple vista, no nos merecen como compatriotas.

De un lado los separatistas radicales –dicen que son algo menos de la mitad–. De otro, el cincuenta y tantos por ciento restante de quienes se declaran también españoles. Pero estos no parecen demasiado firmes contra los que chalanean en su nombre, con amenazas de referéndums ilegales, o el amago de una descabellada república catalana independiente.

Seguir leyendo »

Meditaciones a media voz

Ante cualquier cuestión que se divulgue desde los medios de comunicación, debe diferenciarse la información propiamente dicha y de la opinión personal. Esta puede verse afectada por sentimientos individuales o ideas más o menos radicales, con el riesgo de confundir al receptor del mensaje. La responsabilidad del comunicador hacia la opinión pública es ofrecer la veracidad limpia y sin entreverar.

Para solo informar, basta con transcribir el hecho real con la asepsia de una redacción o locución correctas que faciliten la interpretación del lector u oyente.

Seguir leyendo »