eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cristóbal D. Peñate

Periodista

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 71

El golpismo de los patriotas

Si yo fuera catalán no independentista, me habría pasado hace tiempo al soberanismo porque prefiero una sardana mal bailada que el viva España de Manolo Escobar convertido en himno nacional de los patriotas de hojalata. Quizá porque el himno español no tiene letra y nuestros deportistas hacen el ridículo por el mundo con la boca cerrada mientras sus rivales cantan con orgullo a su lado.

Algunos baturros han logrado que la canción hortera y casposa de Escobar se haga pasar por himno oficioso de España, igual que los asturianos cantan (esta sí tiene letra) el Asturias, patria querida cuando van por la quinta botella de sidra. Convertimos los himnos en folclore barato y así nos va.

Seguir leyendo »

Las Islas sedientas: agua en las entrañas de la tierra

Los problemas del agua en Canarias están estrechamente relacionados con la escasez de recursos naturales y la elevada densidad de población, además de la peculiar orografía isleña. Por eso el agua ha condicionado el desarrollo y la distribución de sus habitantes. A lo largo de la historia los recursos hídricos han disminuido o simplemente se han contaminado por la acción del hombre en su desarrollo económico.

Ahora, que se habla tanto de los vertidos de aguas residuales al mar, hay que recordar que Canarias se ha abastecido a lo largo de la historia de recursos hídricos subterráneos, especialmente a través de pozos, minas y galerías. Estos aprovechamientos de acuíferos son característicos de islas volcánicas oceánicas como Canarias, pero actualmente solo una de cada cinco minas de aguas en el Archipiélago está en funcionamiento.

Seguir leyendo »

Montar el pollo sin mojarse

Es muy fácil ver los toros desde la barrera, mandar al campo de batalla a tus subordinados mientras tú observas el panorama sentado en un confortable despacho enmoquetado. Es muy sencillo mandar a los soldados a la guerra o pagar a mercenarios mientras tú sigues la contienda desde el televisor de tu salón de estar dando lentos sorbos al güisqui on the rocks.

El pasado domingo se celebró un referendo singular en Cataluña, ilegal para unos y legal para otros, no autorizado por el Gobierno de España y por el Tribunal Constitucional, tribunal político donde los haya ya que sus miembros son elegidos por los partidos mayoritarios y la mayoría en este caso está formada por magistrados designados por el partido gubernamental.

Seguir leyendo »

Apaga eso

Aunque en principio pudiera parecerlo, no hay tantas diferencias entre el pistolero que dispara a la nuca y el incendiario que tira un fósforo encendido al pasto seco del verano. No hay tantas divergencias entre el iluminado que lanza una bomba a la multitud y el descerebrado que incendia el pinar de Tamadaba. Los dos son terroristas porque su objetivo es causar terror indiscriminado.

Los dos son unos desalmados que tratan de hacer daño, el mayor daño posible con el arma más minúscula del mundo. A ambos les importa un bledo las consecuencias por muy letales que puedan ser. Tiran la piedra y esconden la mano. Encienden la mecha y huyen corriendo cobardemente. El daño ya está hecho.

Seguir leyendo »

Este cuento se acabó

Somos un pueblo de súbditos, no de ciudadanos. Lo compruebo cada vez que se acerca por estas islas un miembro de la Familia Real, como ayer lo hizo la reina Letizia en el colegio San Matías de La Laguna, en Tenerife.

Ella llegó en su espléndido coche de gama alta escoltada por los cuatro costados y pasó sin pararse ante la multitud hasta que el vehículo oficial se detuvo ante las autoridades locales, que la saludaron afectuosa y vasallamente.

Seguir leyendo »

Erre que erre

Muy aburridos tienen que estar en la Asociación de Abogados Cristianos para tratar de procesar al drag-queen que ganó la gala del último carnaval. Después de que un fiscal jefe conservador como Guillermo García Panasco no viera indicios de delito en la actuación de Borja Casillas, esos estrambóticos abogados han vuelto a la carga a ver si encuentran a algún juez que vea un resquicio legal para empapelar a este joven que en principio no tiene nada que ver con Iker ni con ningún otro portero de fútbol.

El juzgado admitió en mayo la denuncia de un tal Rafael Castellano, sevillano para más señas, acusando al joven de haber herido los sentimientos religiosos de los creyentes en su espectáculo. No sé si el tal Caballero es un caballero de alta alcurnia de los de antes o un forofo del Sevilla. Si fuera así se podría entender su aversión hacia el drag-queen canario, sobre todo a partir de la accidentada salida de Vitolo del club hispalense.

Seguir leyendo »

Canarias, entre las cuatro comunidades con más casos de maltrato animal

En España se abandonan cada año 135.000 animales. Es el país de la Unión Europea donde más abandonos hay en proporción a la población. En Gran Canaria se producen 10.000 abandonos. La mitad, unos 5.000, son recogidos en el Albergue Insular de Bañaderos.

La ley canaria establece que el abandono es una infracción grave y la administración está avanzando para hacer más rigurosa la aplicación de las penas. En la actualidad se establecen sanciones que oscilan entre los 1.500 y los 15.000 euros por el abandono de un animal. Pero muchas veces las sanciones se quedan en agua de borrajas.

Seguir leyendo »

La última colonia

El mismo día que Pedro Sánchez recalcaba en un desayuno informativo que España es una nación de naciones en la que al menos históricamente hay tres (Cataluña, País Vasco y Galicia), el presidente del PNC, Juan Manuel García Ramos, le contestaba desde la lejanía de estas islas asirocadas que efectivamente Canarias no es una nación sino más bien la última colonia del imperio español. Toma del frasco, Carrasco. El profesor lagunero, doctor en Filología Románica y exvicerrector de la Universidad de La Laguna, le vino a responder a Sánchez que Canarias no es Cataluña. Canarias es mucho más que un club, mucho más que un pueblo, mucho más que una nación. Canarias es (tatachán) la ultima colonia de los imperialistas españoles. El catedrático de Filología Española García Ramos, que de esto sabe mucho, asegura que Canarias es, desde un punto de vista histórico y geográfico, la última colonia del imperio español. Que se dice pronto pero tiene una trascendencia sublime. Los canarios no nos conformamos con ser una nación a secas, que eso es algo muy vulgar que quieren muchos pueblos no soberanos. Nosotros queremos llegar más alto y reivindicar ante todo el mundo, ante la ONU y el sursuncorda que somos la última colonia de Occidente. Estamos subyugados ante la metrópolis y exigimos que nos quiten las cadenas. Prueba de esa dominación tan innoble es que cada vez que CC pacta con el PSOE o el PP, los pobres nacionalistas canarios se ven obligados a coger el avión y presentarse en Madrid para escenificar el humillante acuerdo de turno que consiste sustancialmente en que nos envíen a cobro revertido unos cuantos millones de euros. Por dinero aquí somos capaces de ser cualquier cosa. Hasta esclavos domeñados y colonizados. Puede ser verdad que seamos la última colonia del imperio, aunque a mí me está empezando a oler muy mal todo esto.

Seguir leyendo »

La sauna de Casimiro

Mientras CC y PP siguen haciendo que pactan una nueva mayoría de gobierno y la negociación parece que se convertirá en el culebrón del verano, pocos son los que reparan en que si Casimiro Curbelo no hubiese ido a una sauna madrileña con su hijo y un amigo, hoy en Canarias estaríamos hablando de un gobierno de otro signo.

Aquello que hizo Casimiro Curbelo en los madriles en su etapa de senador socialista por La Gomera, con su posterior trifulca con varios agentes de la Policía Nacional, rompió su larga trayectoria de fiel afiliado del PSOE. Los dirigentes socialistas, especialmente los de la federal de Madrid, pidieron la cabeza de Curbelo porque aquello que había hecho no era nada edificante para el partido que fundó el primer Pablo Iglesias.

Seguir leyendo »

Memorias de un desmemoriado

José Manuel Soria López no tiene edad para estar preparando sus memorias, pero su afán vengativo le puede. A un semestre justo de cumplir los sesenta años, ha encargado a un negro que le escriba un librito de 150 páginas para poner a parir a todos los que él cree que le han truncado su carrera política.

No habrá tenido una vida muy plena para resumir en un libro tan pequeño todas sus aventuras y desventuras, todos sus éxitos y sus fracasos. Los libros de memorias tienen como mínimo el doble de páginas para empezarlos a llamarlos así. Un libro de memorias de 150 páginas queda reducido a dos o tres capítulos de cualquier vida: la infancia con la primera comunión, la adolescencia con la confirmación y la juventud con la boda.

Seguir leyendo »