eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ezequiel Navío

Experto en mareas negras. Coordinador del Grupo de Rescate y Apoyo al Voluntariado creado a petición del Gobierno de España para el Oleg Naydenov.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1

El retrógrado tercer mundo del señor Brufau

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, declaró el pasado miércoles que el rechazo generado a las perforaciones petrolíferas en Canarias fue "tercermundista y retrógrado", que “provocaron un dolor de muelas serio” a la multinacional y que “pensar que la modernidad pasa por no tener energía es tanto como insultar a los países emergentes que necesitan energía para crecer". Ante estas declaraciones, efectuadas tras dos años y dos meses del abandono de las perforaciones de la petrolera en Canarias, muchas personas se sorprenden por entender que representan un ataque contra la sociedad canaria pero, en realidad, las palabras de Brufau deberían encajarse sin sorpresa alguna como lo que efectivamente reflejan: un reconocimiento implícito a la población canaria por su histórica lucha contra la imposición de una interminable cadena de despropósitos conniventes entre un gobierno con mayoría absoluta y una multinacional acostumbrada a comprarlo todo a golpe de talonario.

Las masivas e inéditas movilizaciones de la población canaria en las ocho Islas trascendieron en todo el mundo cabreando a los magnates petroleros y, visto lo visto, el enfado aún perdura y confiemos en que por mucho tiempo para que no olviden. Y eso es positivo, muy positivo. Excepto para aquellos acólitos entregados a los intereses directos de Repsol y corporaciones del género, nadie a estas alturas puede dudar que las decisiones de los máximos representantes del dúo gubernamental-petrolero, José Manuel Soria y Antonio Brufau, vulneraron sistemáticamente durante tres años la esencia de los más básicos preceptos democráticos amenazando el territorio y la base productiva del presente y futuro de las Islas. El coste de ningunear las legítimas reivindicaciones promulgadas por el Parlamento y el Gobierno de Canarias, por los Cabildos y por el amplio tejido social contra las prospecciones, tiene un precio elevado en términos sociales, pero ellos solitos se arrojaron al mar a sabiendas que la marea estaba revuelta.

Seguir leyendo »

'Oleg Naydenov', dando la espalda al mar

La decisión de la Fiscalía Provincial de Las Palmas de archivar las diligencias preprocesales para dirimir la responsabilidad penal derivada de la crisis del Oleg Naydenov, constituye una nueva pero reiterada evidencia de que, en este país, el interés general y el medio ambiente permanecen desamparados y vulnerables a los desastres ecológicos causados por la acción humana.

El Ministerio Público ha dado carpetazo al asunto argumentando que las decisiones adoptadas para alejar el buque del Puerto de Las Palmas, someterlo a un ardiente periplo errático hasta Fuerteventura y regresar al sur de Gran Canaria donde finalmente se hundió, están respaldadas por criterios técnicos avalados por las mismas personas que intervinieron en la toma de decisiones investigadas. Las consideraciones del profuso trabajo realizado por la Fiscalía para archivar las diligencias son amplias y detalladas, absuelven de cualquier responsabilidad penal a las autoridades involucradas y determinan que, frente a los riesgos de explosión en el puerto, el riesgo implícito sobre vidas humanas y otros impactos previsibles sobre la población o sobre el suministro de agua potable, los criterios adoptados y que condujeron al desastre fueron los correctos y nadie es responsable. Claro está que, en términos jurídicos, el archivo se ajusta estrictamente al objeto de la investigación para “determinar la posible exigencia de imputación judicial respecto de las personas que intervinieron en la gestión del suceso” pero, en términos sociales, medioambientales y económicos, no podemos sino lamentar profundamente la fragua de un nuevo episodio de inseguridad jurídica para preservar el interés general.

Seguir leyendo »