eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Fer D. Padilla

Este periodista exiliado, que asegura que se puede saber mucho de una persona solo conociendo su película favorita, comenzó su trayectoria como crítico cinematográfico cuando compaginaba sus estudios universitarios con colaboraciones en varios medios digitales.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1

No tiene ninguna gracia

- Título: Yo, Tonya (I, Tonya),  2017

Seguir leyendo »

Del Toro enamorado

- Título: La forma del agua ( The Shape of Water), 2017

Seguir leyendo »

Otra sobresaliente lección de periodismo

- Título: Los archivos del Pentágono (The Post), 2017

Seguir leyendo »

En lo alto de su cama

Siempre baila al compás… -omitamos esta rima-, sabe qué palabra usar para nombrar tonterías, al querer resucitar desastres, idioteces, pesadillas. Libros firmados, zarpados de barcos a otra isla, enaneces y evagrines, sagrada simbología. Orfeo, Caronte, Eurídice nunca fueron solo simple mitología.

… Oye a cada momento canciones de otros días que no suenan a alegría y no en balde son culpables de hacer incansable su sonrisa. Conjuros inexplicables esperando a la vuelta de concurridas esquinas, paseos interminables de piedra hecha de magia divina, que una persona perpetra solamente en esta vida.

Seguir leyendo »

Ejercicio de imitación

- Título: ¿Qué fue de Brad? (Brad’s status), de 2017

Seguir leyendo »

Locos que siguen a locos

- Título: The disaster artist (2017)

- Dirección: James Franco

Seguir leyendo »

Eritropsia

Empieza siendo un cliché. Algo que suena casi estúpido. Una energía descomunal, invisible, tan obvia que la hacía anómala, poblaba esa noche la habitación 113. Pequeña y actuando como un refugio, su puerta parecía haber estado esperándole durante años. Los últimos coletazos del falso invierno de una cálida ciudad le daban a la dependencia un clima de gélida incertidumbre y algo en el interior del cuerpo del visitante allí presente comenzaba a provocarle continuos sudores fríos.

La vida fuera se apagó. Aquella ya rancia puerta parecía de alguna forma encantada con no volverse a abrir nunca más. Consciente del embrujo, él se detenía por un rato haciendo tiempo, acomodándose, contemplando qué podría pasar a partir de entonces, cavilando todas las posibles derivas. Los pensamientos gritaban en su cabeza. Le decían qué hacer, dónde mirar, cuántos pequeños pasos dar a dónde para hacer qué.

Seguir leyendo »

'Star Wars': la nueva generación

- Título: Star Wars: The last Jedi (2017)

- Dirección: Rian Johnson

Seguir leyendo »

Pixar vuelve a aprobar

- Título:  Coco (2017)

- Dirección: Lee Unkrich y Adrián Molina

Seguir leyendo »

Universo pintado

Que no te engañe la distancia que hay entre tu isla y la mía ni los años que, uno tras otro, van insultándome entre risas: todas mis dimensiones quedaron rendidas desde que mi mirada quedó fija y fui absorbido a un diferente mundo ante el que postrarme decidiría. Acerté de pleno con las metáforas que en mis cuentos se escondían. Tu llama no se apagó y mis alas se quedaron derretidas tras emprender el último vuelo hacia tierra prometida. Lo que me encontré aquí fue un duro entrenamiento: aprender a sobrevivir en esta ciudad de piedra. ¿Mi corazón? muerto, abandonado, olvidado en casa, en tu caja de momentos. Así es mi vida ahora, decorada del color del fruto del cerezo. Veo tu cara en todos los rostros. Imagino qué hacer si te encuentro, si por alguna razón termina mi destierro. Un cierre más que previsto y no por ello menos bello. Simplemente pronuncia la palabra. Conoces los dos supuestos. Ya elegí mi camino y orgulloso estoy de lo que siento. Me importa poco lo que diga nadie, yo seré más feliz que todos ellos… ¿A quién intento mentir, qué demonios es lo que estoy diciendo? el final está muy claro: siempre viviremos en malos tiempos. Una mirada al pasado, un cadáver descubierto, una cuesta sin sonrisas, camino sin retroceso. Ya no soy tan ignorante, tropezando me mantengo. Ya no soy nada importante, en tu fuerte ya no quepo y es difícil superar la pintura de universos. Mis mil palabras por tu gran silencio, esa ausencia por aproximarte en mis versos. Que te llegue todo esto aunque sigan pasando los febreros. Espero que esté sirviendo de algo echarte tanto de menos. Mientras, seguiré escribiendo por si el sol a ver yo vuelvo, como en el mayor de mis sueños: a casa por fin regreso. Un mensaje en el que leo “Vuelve, aún te recuerdo”.

Seguir leyendo »