eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Isabel Muntané

Periodista y codirectora del Máster Género y Comunicación (UAB).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 341

El periodismo debe fomentar la igualdad de las mujeres

Desde los años ochenta del siglo XX, cuando aparecieron los primeros estudios sobre la representación de las mujeres en los medios de comunicación, la situación no ha mejorado mucho: la infrarrepresentación cuantitativa de las mujeres se mantiene y se ve acompañada de una representación cualitativa androcéntrica y asimétrica. Los hombres aparecen como sujetos activos, poderosos, generadores de opinión y dignos de ser amados, mientras que las mujeres somos objetos sin capacidad de acción ni reacción, sin poder ni saberes, sumisas y víctimas.

Mujeres políticas a las que se les critica la ropa que llevan; mujeres deportistas de quienes no sabemos ni la disciplina ni el récord superado, pero sí que son madres o que han adelgazado; mujeres asesinadas por hombres machistas de quienes se nos informa que no habían denunciado malos tratos, pero a quienes no reconocemos su lucha por salir de la situación; niñas maquilladas y sexualizadas, o científicas de quienes no conocemos sus éxitos de investigación porque los medios lo ocultan.

Seguir leyendo »

Dejémonos de eufemismos, es terrorismo machista

Naciones Unidas intentó consensuar una definición de terrorismo en 1972 sin conseguirlo. Desde entonces, todos los intentos de la comunidad internacional para llegar a una definición de conformidad sobre qué significa terrorismo han tenido por denominador común el fracaso. Posiblemente por las múltiples connotaciones que esta palabra aporta y por el temor a las reacciones de aquellos que pueden ser incluidos como sujetos activos de esta categoría lingüística y política. Son muchas las definiciones parciales de terrorismo, pero todas ellas hablan de terror, violencia, fuerza, política, amenazas, alarma social, efectos psicológicos… Tomamos tres definiciones de las muchas posibles. Así, terrorismo, según la RAE, es "la dominación por el terror"; "la sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror" y la “actuación criminal de bandas organizadas, que, reiteradamente y por lo común de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos.” Oxford Dictionary lo define como "el uso no oficial o no autorizado de la violencia y la intimidación para la consecución de objetivos políticos" y el Duden alemán habla de “las actitudes y comportamientos, que tienen como objetivo [político] cumplir objetivos mediante el terror”.

Partiendo de estas definiciones podemos entender que el terrorismo se estructura a partir de una violencia diseñada para generar dinámicas sociales de terror en determinados grupos de víctimas y que afecta a la integridad psíquica y física de estas personas. Y que el terrorismo se ejerce con el objetivo de imponer unos determinados valores y obtener unos resultados políticos y sociales que se corresponden a una ideología. Así, si las características atribuidas al concepto de terrorismo son, entre otras, violencia directa, generación de terror y alarma social, intención política e imposición ideológica ¿por qué no hablamos de terrorismo machista?

Seguir leyendo »

El rearme del machismo

Asistimos con estupor e indignación a las vejaciones, agresiones sexuales y violaciones de centenares de mujeres en Alemania. Unos ataques sexistas deliberados, orquestados con intencionalidad, premeditación y alevosía. No podemos aceptar que son fruto de la casualidad ni mucho menos. No es azar que miles de hombres en cuatro ciudades de Alemania perpetren un ataque al mismo tiempo y de las mismas características.  No deberíamos permitir que la perplejidad nos invada por qué estas agresiones no son un hecho aislado o fortuito. Quizás ni tan solo es la primera vez que suceden en nuestra querida Europa pero sí que es la primera vez que sabemos de ello gracias al relato de las mujeres.

Estas agresiones contra las mujeres son la muestra cruel y contundente de que asistimos a un rearme del machismo en Europa que ataca con violencia verbal, física y sexual por todos los frentes, público y privado. No es que el machismo aparezca súbitamente, es que ahora nos hemos dado cuenta de cómo puede imponer el terror de forma masiva, de cómo está de organizado y de cómo todas, cada una de nosotras, podemos ser sus objetivos. Los ataques de Alemania han sido la demostración  fehaciente de cómo el machismo no es un tema privado o un problema individual. El sujeto ha cambiado y nos ha impactado en las conciencias mostrándonos como la crueldad del machismo no es de ellas sino que es de todas, es de nosotras. La contundencia de un ataque masivo nos ha confirmado lo que las feministas llevamos tiempo clamando, que el machismo es un problema social y público, que es un tema de Estado y  como tal necesita de soluciones políticas.

Seguir leyendo »