eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jorge Batista Prats

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona y Master en Periodismo y Comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Fue Jefe de la Sección Política del periódico Canarias 7, Jefe y analista de la Sección de Economía del periódico La Provincia, Jefe de las secciones Nacional, Internacional, Edición y Cierre de La Opinión de Murcia,  Corresponsal y analista económico en Canarias del periódico La Gaceta de los Negocios, Director del diario La Tribuna de Marbella, Jefe del Gabinete de Comunicación del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Director del diario La Gaceta de Las Palmas, Cofundador y director del peridico digital CanariasAhora.com. Director del Canal Canarias de la productora Media Report y Director de la Televisión Canaria Internacional. Como escritor, ha publicado cinco libros.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 74

El mochilero que invadió USA al grito de ¡Papas negras!

Nada más despertarme miré por los ventanales. Había mejorado el tiempo de manera notable – entre 7 y 8 en la escala Educationem – y sólo se apreciaban, desde mi perspectiva, tres nubes en el cielo. Dos arbitrarias en sus formas y la otra que semejaba una de las siete hermosas vacas que el Faraón vio salir del Nilo en la ensoñación que narra el Génesis y que, de inmediato, fueron devoradas por otras siete reses hechas un verdadero cristo. La experiencia onírica del solemne mandatario se extendió también a siete lozanas espigas de trigo que, asimismo, eran deglutidas con efecto Alien por otras más secas que una jarea. Y en lo que pensaba en ello, ciertamente, la vaca de mi cielo, que era cúmulo, se convirtió en cirro hasta desaparecer. Así, derivé de la experiencia, que, dado que José había dicho: “ Vendrán siete años de gran abundancia en toda la tierra de Egipto, y detrás de ellos vendrán siete años de escasez, que harán que se olvide toda la abundancia en la tierra de Egipto, y el hambre consumirá la tierra. No se conocerá la abundancia en la tierra a causa de la escasez, porque ésta será muy grande ”, vivimos un momento complejo y curioso como exhalación del más antaño pasado.

Momentos Primarias

Seguir leyendo »

Lo mejor está por venir si no se lo lleva la marea

Lo mejor está por venir se aloja en los antípodas de Todo tiempo pasado fue mejor. Sensu contrario, significa – digo yo – que, lejos de aproximarnos a las apocalípticas revelaciones de San Juan, caminamos hacia el Paraíso que atrás dejamos entre el Tigris y el Éufrates por comer manzanas – ¿ Pink Lady, Golden, Reineta del Bierzo? – o, incluso, hacia un edén mejor dotado – el tamaño importa – que simplemente se conforma y constituye con la utilización de mesiánicos verbos de santidad social y política – no religiosa – que algunos agrupan en lo que denominan el buenismo y otros definen como progresismo. Si nos fijamos bien en la frase, resulta obvio que si lo mejor está por venir, es que ya tenemos lo bueno. De igual manera, al conseguir lo mejor, si la profecía no se agota en sí misma, llegaremos a lo óptimo y, supongo, a la excelencia, su excelencia o a caudillo por la gracia de Dios y para desgracia de los demás. No es una sentencia innovadora la que anuncia el gran porvenir por venir. No. Al contrario, ha sido usada hasta alcanzar el nivel de tópico. Porque esa esperanzadora afirmación puede sintetizarse en el vocablo cambio, la palabra más usada por todos los sistemas políticos que en el mundo son, fueron y han sido, evidentemente planteada como rumbo al empíreo. Paradójicamente, esa voz convive en extrema felicidad copulativa con indolencia. Lo mejor admite la mayor de las pluralidades, que mi mejor no es tu mejor ni tampoco el de aquel que asoma por la arista o chaflán para darnos el esquinazo. Que la enunciación de lo mejor como vocación positiva no elimina la involución como resultado negativo. Se puede dar un paso adelante y precipitarse al abismo. No son cosas incompatibles. Sólo la obra realizada confirma el acierto del proyecto. De ahí que obras sean amores. El cambio y la indolencia, Los amantes de Teruel, Cleopatra y Marco Antonio, Shah Jehan y Muntaz Mahal, Juana La Loca y Felipe El Hermoso, Liu Guojiang y Xu Chaoqin, Tristán e Isolda, Abelardo y Eloísa, Sissi de Baviera y Francisco José, Richard Burton y Liz Taylor, Diego Rivera y Frida Kahlo, Salvador Dalí y Gala, El Zorro Plateado y Josefina Navarrete, Zeus y Hera, Los amantes de Pompeya y Aquiles y Patroclo (en atención al colectivo LGTB) … Romeo y Julieta

Seguir leyendo »

El hombre que mató a la madre que lo parió

Decidí e scribir este Premium el Día de Canarias por una razón fundamental: no tenía razón alguna de fundamento. Hubiera preferido otras teclas. Mucho más hermosas que las de un ordenador, aunque éstas puedan también generar deliciosas mareas de palabras. Pero en la mañana del 30 de mayo, Pradial, de los prados, añoro las black & white y, quizá también, los dedos de Scott Joplin y la distinguida y elegante vestimenta de Paul y Robert dando El Golpe . Es amplia, amplísima, la vista a la que accedo desde la mesa tras los cristales. Pero no veo ninguna estelada blanca, azul y amarilla ni un mar que brille con siete estrellas verdes. Lo único que percibo es ese silencio del vamos subiendo la cuesta que arriba mi barrio se vistió de fiesta, esa quietud circulatoria de asfaltos y aceras. Las masas, liberadas del trabajo, han salido en estampida hacia costas y montes. Ya no se creen eso de que el trabajo dignifica. Han advertido que, en general, trabajo no es otra cosa que esclavitud y, también en general o teniente coronel, que la dignidad en estos tiempos muy poco tiene que ver con el laboro. No hace falta filosofía ni quedar ebrio de discursos vacuos. Basta con abrir bien los ojos.

Claro que no voy a obviar dos escenas: una, la protagonizada por dos niños de unos cuatro o cinco años vestidos de un impecable gris rayado, caminando Triana de la mano de su abuelo. Dos, la alegría de Quevedo y Román, al haber jugado bien sus cartas ante el Gobierno de Rajoy que por un voto mataba un burro a pellizcones. Ya habrán leído acerca de la profesionalidad de la RTVC al informar del nacionalismo disgregado del territorio discontinuo y también de la velocidad de Clavijo en coger la mochila e intentar arrimar el ascua a su sardina con el tópico y típico lo logramos juntos . Y no, no ha sido así. En una muestra lamentable de incapacidad negociadora, Ana Anita Oremus Oramas se entregó la primera noche en los brazos de Rajoy, arrebatada por la inconmensurable capacidad de seducción del líder plasmático de AP/PP. Mariano, que tiene nombre de cura, zorro aldeano de albero y alpargata o numerario del Opus Dei, consiguió el voto de CC casi sin pedírselo. Un logro que debería ser considerado en su justa medida, ya que al Vizconde de Valmont o a Giacomo Casanova les costaba un poco más conseguir las hembras. Don Juan – menudo canalla – tenía su propio estilo, muy lejos de los escrúpulos y el respeto. Don Luis Mejía: “ ¡Por Dios que sois hombre extraño! ¿Cuántos días empleáis en cada mujer que amáis?”. Don Juan Tenorio: “Partid los días del año entre las que ahí encontráis. Uno para enamorarlas, otro para conseguirlas, otro para abandonarlas, dos para sustituirlas, y una hora para olvidarlas ”.

Seguir leyendo »

El lúgubre suicidio de la ballena azul

Al leer el titular, los malpensados, retorcidos, descarriados y descarrilados colocarán de inmediato en sus mentes un apriorismo malaje, una premisa enralada o un prejuicio golfiante. Pensarán que esa ballena a la que me refiero es Susana Díaz. Pues no. Yerran absolutamente. Marco Licinio Craso error – crucificó a 6.000 esclavos de Espartaco y murió tragando oro líquido de los partos de gestación subrogada -. Se equivocan, digo, aquellos beduinos maledicentes. Aunque se le supongan a la andaluza bañas en el diseño y se evidencien en su anatomía las quince estrellas Michelín. Aunque de creerse líder incuestionable de la nomenklatura del pesocialismo hispano, haya pasado a ser un arritranco a ubicar o ubicarse, siempre a las órdenes del partido vía cinismo galopante. Yo iba de peregrina y me cogiste de la mano, me preguntaste el nombre, me subiste a caballo, fuimos contando las flores que salen nuevas en mayo … Negativo. No es esa Balaenoptera musculus – “palurda” la llama Cristóbal Peñate – a la que voy a referirme, pasajes mediante.

Lejos de Cesarea de Filipo, en la Génova asfaltada, oye, que yo te digo a ti que tú eres Pedro y que sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades, la andorga de Isidoro y los editoriales de El País no prevalecerán contra ella. Y a Patxi le mataron la milana . Ese ha sido el dictamen de los militantes del PSOE. Lithos. La piedra, salida de la honda, de lo hondo y de lo hundido, impactando en la cabeza de la megalómana Gestora. Jurásico del más puro, incluso Cohiba, y duro. Así habló la base, sostuvo la militancia, aseguró la peana y mantuvo el sostén. Así se expresó el wonderbra. Y así habló Zaratustra. De la chusma: “ La vida es un manantial de placer; pero donde la chusma va a beber con los demás, allí todos los pozos quedan envenenados. Por todo lo limpio siento inclinación; pero no soporto ver los hocicos de mofa y la sed de los impuros. Han lanzado sus ojos al fondo del pozo: ahora me sube del pozo el reflejo de su repugnante sonrisa. El agua santa la han envenenado con su lascivia; y como llamaron placer a sus sucios sueños, han envenenado incluso las palabras ”.

Seguir leyendo »

¡Que 'me se' quitan a Franco! Sainete grave

“Todo aquel que no viva por encima de sus posibilidades sufre de falta  de imaginación

Oscar Wilde

Seguir leyendo »

Ring, psicópatas y fenugreco empalmador

Mi mundo estaba reducido exactamente a 6,10 metros cuadrados, algo menos que los más de 510 millones de kilómetros cuadrados que tiene el planeta Tierra. Me encontraba sentado en una de las esquinas de ese globo llamado cuadrilátero. No pisando campos ni navegando mares sino pateando lona encarcelado de cuerdas. Y estuve a punto de cambiar tu mundo, de cambiar tu mundo por el mundo mío. Mis asistentes se esmeraban en cerrar la ceja izquierda, que comenzaba a sangrar levemente. Acababan de quitarme el protector bucal. No estaba cansado. En la esquina opuesta, la realidad recibía las mismas atenciones. Quedaban tres minutos llenos de impaciencia musicada por miles de voces sin sentido. Sobre la coral, a capella, escuchaba con insistencia: “¡guarda la distancia!, ¡evita en todo momento que te trabe en clinc h o no podrás lanzar tus golpes! ¡aprovecha la ventaja de tus brazos largos! ¡un paso atrás y, rápido, un uppercut ! ¡y baila, baila, maldito … no quiero tener que tirar la toalla! ¡Vas a ganar, pero esto no es un juego de nenas!”.

La campana no podía sonar antes de tiempo. Nunca puede sonar antes de tiempo. Fue cuando vi a la sonriente rubia con bikini y tacones pasearse con el cartel del tercer round , cuando advertí que había acabado la eternidad. Los ecos subieron de volumen hasta convertirse en gritos. Llegué a escuchar: “¡Mátalo! ¡Acaba con él!” Yo era la potencial víctima. Pero no tenía miedo. Hace mucho tiempo que lo perdí. También me llegó un comentario desde las primeras filas: “Ha ganado Macron. Ha ganado Macron”. Y de nuevo, el protector bucal y el sonido de la campana. Al ponerme en pie escuché la guitarra acústica de Kris. “ A lo lejos se escucha una campana y sus tañidos se pierden por el cañón como se fueron los sueños del ayer ”. Chocaron los guantes y pensaba en Schopenhauer. El amor, las mujeres y la muerte. Tal vez el paso del tiempo. No hay más. No recuerdo bien los detalles acerca de cómo acabó el combate. Pero gané a los puntos. Me fue imposible conectar un golpe de knockout . Quizá la próxima vez. Y estuve a punto de cambiar tu mundo, de cambiar tu mundo por el mundo mío.

Seguir leyendo »

La mudanza, el Apocalipsis y ‘el coño insumiso’

Dice un proverbio árabe que las mudanzas son una parte del infierno. Lo confirmo. Y, como he realizado tantas, creo que por muy mal que me porte, cuando me envíen al resort de Satanás – seguramente montado a través del blanqueo de capitales, el tráfico de influencias y una relación mafiosa política / empresa – cuando me envíen a ese paraíso bastante más calentito que las aguas del Caribe, aunque bastantes grados por debajo de la que ha montado Maduro – en Abril, un muerto por día y tiro porque me toca – cuando vaya para el Tártaro, tendré muchos atenuantes y lograré enseguida, como los grandes y selectos ladrones patrios del dinero público, que me dejen salir, si bien morenito, no tan chamuscado como para no poder comenzar una nueva vida en compañía de alguna mujer que me quiera por mi mismo y no por mi dinero.

El lenguaje es astuto y, por ello podemos oponer a una palabra ella misma con acepciones que no tiene pero sí admiten los modismos del habla coloquial. De modo que se suele escuchar “sí, hombre, pero hay paellas y paellas”, “desde luego, Lucas, pero hay playas y playas”, “mira Cuqui, ese está bien, pero hay descapotables y descapotables” …

Seguir leyendo »

Clavijo, entre la presidencia y el potrero

¡Carajos endemoniados! Que me levanto como el quinto levanta, tira de la manta, quinto levanta, tira del mantón, que viene el sargento con el cinturón, pongo en la Krups la cazoletita de cafeto de Coffea como un George Clooney legañoso y mal peinado, enciendo el ordenador para mirar afuera y me encuentro con que a Clavijo lo persiguen las grúas. ¡Voto al gaznápiro verde! ¡Santiago y cierra España! Clavijo, mi Clavijo, tú Clavijo, nuestro Clavijo, vuestro Clavijo y, por encima de todos, el Clavijo de ellos, el Clavijo de ATI y su entourage empresarial, perseguido como vulgar chatarra por el territorio discontinuo. La hemos jodido. Si se llevan al potrero a ese genio, la hemos jodido totalmente. Quiera el promiscuo Zeus que eso no suceda jamás, aunque a mi, si he de ser sincero, no me sorprende en absoluto ver ese fistro de flequillo doblando esquinas, mareando bulevares, sorteando parques, llevándose por delante, al estilo aguirreño y mochila al hombro, cualquier vehículo en circulación, incluidas las motos de la Policía Local. Porque, a mi juicio, Clavijo ese diodeno sezuá, siempre estuvo mal aparcado. ¿Te das cuén? Casi toda la clase política con una mínima dosis de materia gris estima que jamás debió salir de la Alcaldía y, consecuentemente, nunca aparcarse en zona de carga y descarga ¿Cómo estará Ana Anita Oremus Oramas? Llorando la desdicha de su amo como una Magdalena por esas calles nobles y húmedas de La Laguna o tal vez acudiendo, con lágrimas en los ojos y el rímel corrido, a doblar el espinazo ante el PP por los pasillos del Congreso. El Vía Crucis, la subida al Gólgota, llega tras la Semana Santa, seguramente por culpa del cambio climático, también con la condena a Miguel Zerolo a siete años de cárcel por el caso Las Teresitas, después de que la Drag iconoclasta armara la de San Dios es Cristo y meapilas y pederastas hicieran el ridículo con rasgado de vestiduras compradas en outlets ad hoc.

Haz ropavieja, Juana (comedia en el acto)

Seguir leyendo »

Bajo la calima de un irrespirable hedor

Y avanza la tecnología, que es un primor, y de nuestras élites castatramadas comienza a salir mierda. Excrementos como lava incontenible del cráter de un volcán llamado corrupción. Un volcán más terrible que el Krakatoa, siempre en erupción y nacido de una transición funesta que, si bien nos llevó a una Europa hoy muy cuestionada y a un relativo bienestar (impresionante deuda mediante), nos viene sodomizando desde 1978. ¿Taca, taca o muerte …? ¡Muerte! … Vale, pero primero un poco de taca, taca. Ese escenario tiene un nombre más que evidente: sistema corrupto de partidos en el que no existe separación de los tres poderes clásicos y esenciales del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Así que, desde cielos despejados o con panza de burro, baja un tremendo hedor del alba al ocaso, mientras una criminal tela de araña se deshilacha y, al mismo tiempo, intenta recomponerse. Ya los jueces no dudan a la hora de describir los más aberrantes casos como fruto de organizaciones mafiosas perfectamente coordinadas y con tentáculos en todos los estamentos sociales. De arriba a abajo. De abajo a arriba. La condena a Miguel Zerolo a siete años de cárcel por el caso de Las Teresitas – vivo sin vivir en mí – ha puesto sobre papeles y pantallas la última frase que liga economía (Ignacio González Martín y Antonio Plasencia Santos), política y mafia. El texto lo conocen: “Una trama delictiva jerarquizada”. “Una “trama delictiva” en la que la cabeza era Zerolo, seguido de Manuel Parejo, y cuya base conformaron los extécnicos de la Gerencia de Urbanismo Víctor Reyes y José Tomás Martín, todo para favorecer los intereses de los empresarios que se beneficiaron de la compra y posterior venta del frente de la playa de la capital tinerfeña, Antonio Plasencia e Ignacio González, dueños de Inversiones Las Teresitas (ILT)”.

Una sociedad que camine hacia la democracia – España, aunque se vote, no lo es – sólo puede lograrla eliminando el desprecio al dinero público, el latrocinio, el nepotismo, la oligarquía criminal y el tráfico de influencias, entre otras muchas cosas. Heráclito de Éfeso ya dijo, creo que seis siglos a.C.,  que nada permanece quieto. Que todo se mueve. Así, es una gran noticia para la sociedad civil comprobar que, aunque los órganos judiciales son nombrados por el Poder Ejecutivo, por los partidos, la Justicia con mayúsculas es como la burbuja que siempre sale a flote. De una manera u otra. Un estudio señalaba el otro día que Canarias es la comunidad con más casos de corrupción de España, pero, más allá de lo que atañe al tópico 'territorio fragmentado', un vistazo a los Juzgados en toda la nación y al 'ambiente' en la UE pone de manifiesto que los tiempos están cambiando. Esos tiempos tienen su parte seria, ya que afectan a vidas y convivencia de las personas, pero sería omisión de inteligencia no encontrar el humor en lo que sucede. Y el humor, en la más amplia acepción de la palabra, a mi juicio no es más que filosofía vivificante siempre, cruel muchas veces y blanca en alguna ocasión.

Seguir leyendo »

¡Cuidado cristiano! mire p'arriba, que caen teniques

Que a los yihadistas y sus túneles en Afganistán acaba de caerles encima – Al Andalus en Abril – la madre de todas las bombas , la más cercana a la energía nuclear. Y a nosotros nos puede impactar en la cabeza un tenique de considerable peso y dimensiones, al pasar al lado o intentar entrar en el conocido edificio La Cornisa, ejemplo paradigmático de la construcción in illo tempore que recibe el implacable castigo ora apodráseis porque no ha tenido el adecuado mantenimiento. La Cornisa está justo enfrente de la entrada al Parque de la Minilla, Parque de Pepa Luzardo o Parque de Alberto Hernández Suárez, Inspector Jefe de la Guardia Municipal Tres nombres distintos para un sólo y muy agradable entorno de césped radicado – muro mediante ¡Hay que ver! – junto al Cementerio del Puerto, sus nichos y cipreses, en una zona que ocupa territorio cool en la mente de los ciudadanos. Hace no mucho tiempo supe que en la rumorología geoestratégica de Escaleritas, La Cornisa es conocido soto vocce como “el edificio de los divorciados”, ya que, al igual que en el muy cercano Solyvista, siempre hay apartamentos para alquilar y cambiar de onda vital. Aunque esa vitalidad puede verse alterada por diferentes circunstancias, pormenores, pormayores, eventualidades, coyunturas y condiciones. Aquel o aquella que ven roto su matrimonio o convertida la pareja de hecho en desecho, salen como correcaminos a instalarse allí para someterse al lento suicidio de ser devorados por el moho y esa ahitada humedad de los tabiques. Dejad que asmáticos, afectados de rinitis crónica y/o alérgica, atrófica o vasomotora, fumadores embadurnados de nicotina y empedernidos de alquitrán, pulmones jibarizados, remolques de enfisemas, gargantas en carne de cañón, bronquios liberados a esputos, carnada de ácaros y no caricias, se acerquen a mi. Pero, todo a su debido tiempo. Porque “ El futuro está oculto detrás de los hombres que lo hacen” (Anatole France) .

Está desde siempre reivindicado que el periodista jamás debe ser noticia. Pero si ese periodista es suceptible de recibir el impacto en toda la crisma de un tenique desgajado al vacío desde un piso duodécimo a 9,8 metros por segundo, entonces sí se convierte por derecho propio en objeto informativo, aparte de quedar craneoencefálicamente muy jodido. Objeto informativo no por ser periodista sino por damnificado o víctima de la irresponsabilidad criminal. Así que no me queda otra que contar las cosas en primera persona del singular, aunque yo sea yo y mi circunstancia, como dijo Gasset y, consecuentemente, aparezca yo diferente de mi cada vez que varíen las coyunturas. Luego, el plural es evidente, como si el ego hubiera adoptado un régimen asambleario sin salir a las calles a convocar multitudes. Soy el novio de la muerte.

Seguir leyendo »