eldiario.es

Focos

Jorge Batista Prats

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona y Master en Periodismo y Comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Fue Jefe de la Sección Política del periódico Canarias 7, Jefe y analista de la Sección de Economía del periódico La Provincia, Jefe de las secciones Nacional, Internacional, Edición y Cierre de La Opinión de Murcia,  Corresponsal y analista económico en Canarias del periódico La Gaceta de los Negocios, Director del diario La Tribuna de Marbella, Jefe del Gabinete de Comunicación del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Director del diario La Gaceta de Las Palmas, Cofundador y director del peridico digital CanariasAhora.com. Director del Canal Canarias de la productora Media Report y Director de la Televisión Canaria Internacional. Como escritor, ha publicado cinco libros.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 68

¡Contigo va a hablar … ‘La Dolores’!

Amaneció la noche de aquella manera en que el sol se impone a los más huracanados vientos. Ante el teclado y mirando a los veleros de la Bahía de La Luz, me devanaba los sesos a la manera de Don Guido. Pensaba en que pensar debía en asentar la cabeza. Y fue en esas cuando – no sé si por vileza de las eléctricas – me vi calado por una lluvia púrpura. Purple rain. Y tal vez vi a Prince en los Cielos. No lo sé. Nunca quise causarte ninguna tristeza. Nunca quise causarte ningún dolor. Sólo quise verte una vez sonriendo. Sólo quise verte sonriendo en la lluvia púrpura. Fue entonces cuando caí, no en que se me estaba quemando el sofrito, sino enamorado de la moda juvenil, de los precios y rebajas que yo vi, enamorado de ti. Sí, yo caí enamorado de la moda juvenil, de los chicos, de las chicas, de los maniquís, enamorado de ti. Y sentí que estaba llegando el futuro y la futura y no lograba entender el desbocado proceder de mi pensamiento. ¿De dónde retornaba todo aquello? Al no saberlo, opté por barrer para casa o arrimar el ascua a mi sardina. En Óscar tengo siempre un amigo dispuesto a la ayuda desinteresada, de modo que, cuando en tantas ocasiones hablo conmigo mismo, soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo. De repente advertí sobre la mesa que mi calendario de teka me indicaba con dos dígitos: 14 de Febrero. Había comenzado a escribir el Día de San Valentín. Una vez más, la autopista a la demencia quedaba cortocircuitada.

Seguir leyendo »

El Festival de Música confirma que Mozart era 'lesbiano'

Sí. Lo sé. Sí. Soy consciente de ello. Sí. Lo he advertido. Sí. Lo percibo perfectamente. El titular es un disparate. Sin embargo, tengo dos importantes y profundos atenuantes para acogerme al surrealismo más osado: a) Los títulos son pura creación -como los textos- sólo sujeta al Código Penal. b) Si vivimos en pleno disparate a escala nacional, disparate doblemente disparatado en el territorio discontinuo de la nacionalidad - ¿qué será eso? - o jugamos todos o rompemos la baraja. Aunque tampoco hace falta que sea “a cuchilladas” como he leído hace un momento que están los nacionalistas (?) de Coalición Canaria.

Seguir leyendo »

La mentira, la verdad, la posverdad y el ornitorrinco

Thomas Paine “Argumentar con una persona que ha renunciado a la lógica es como dar medicinas

a un hombre muerto”

Seguir leyendo »

Miscelánea no autorizada de líderes... o eso

Los políticos son como los cines de barrio, primero te hacen entrar y después te cambian el programa.

La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.

Seguir leyendo »

Trump, el cowboy del cabello dorado

Seguir leyendo »

Una casta cópula con Pepe Dámaso

Que iba yo carretera abajo desde Tejina a La Punta del Hidalgo – desconozco si era ingenioso – donde tenía sentados mis reales y unos cuantos céntimos. La señal. Curvas peligrosas a izquierda y derecha. Y, como siempre, acudí al punta / tacón, que no es lo que bailaban Fred Astaire y Gingers Rogers. Aquello era claqué y la vía por la que yo circulaba, una sucesión de curvas encadenadas a un hermoso paisaje lleno de vida de cardones y tuneras. Tan bonitas las curvas, que sólo encuentro equivalencias en Mónica Bellucci. El punta / tacón, para aquellos que no lo sepan, es una técnica de conducción que permite ir rápido y no salirse por la tangente, camino de las chacaritas, en los alquitranes traidores y sinuosos. El asunto está en aunar la maniobra de apurado de frenada con la reducción del cambio. Se va pisando el freno con la punta del pie derecho y, con el tacón se dan pequeños acelerones, para facilitar que el coche reduzca la marcha actuando, obviamente, sobre el embrague. De quinta, a cuarta, a tercera, a segunda si es necesario … y mándele caña hasta la próxima curva. Una técnica que es preciso practicar para no romperse la crisma, así que no se me lancen ahora para San Mateo, que luego me detienen por apología del acoso en carretera. Aunque se me trate de misógino e intervenga el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, advierto que si es fémina la que conduce, que olvide todo lo que he dicho o acabamos en el risco. A seguir como siempre con el tacón de aguja. En cuanto a los hombres, la gran mayoría debe hacer lo mismo. Esas cosas vintage sólo se usan ya en los rallies y cada vez hay más automóviles con cambio automático. Yo, siempre fui un romántico.

Seguir leyendo »

Cuentos de Soria: La 'mosca' del chalé

Jean Genet

El traje de los presidiarios es de rayas, rosa y blanco. Si, conminado por un impulso del corazón, elegí yo el universo en que me complazco, al menos puedo descubrir en él los numerosos sentidos que deseo: existe, pues, una relación estrecha entre las flores y los presidiarios. La fragilidad, la delicadeza de aquellas son de la misma naturaleza que la brutal insensibilidad de estos. Si tuviera que representar a un presidiario -o a un criminal- lo adornaría con tantas flores que él mismo, al desaparecer bajo ellas, se convertiría en otra, gigante, nueva...

Seguir leyendo »

El año del AK-47

Tienen la mística del monje y el espíritu del guerrero más implacable. Puede soplar el siroco con la fuerza de la arena que hace caminar las dunas, sobre la tierra derrumbar las nubes copos y copos de nieve hasta inhumarlos en ella, recibir golpes en locas carreras repletas de esquinas y trozos de muro. Nada afectará ni su cuerpo ni su alma. La sangre que en ocasiones les salpica no afectará jamás la implacable determinación de su trabajo. Aún en la noche viven alerta de vigilia y, si acaso hubiera un espacio sin sentido, su reposo no desdeña catre ni postura. No sienten la soledad. Tampoco desprecian caminar con sus hermanos. Su virtud es la ira de un universo de diabólicas guadañas. No son seres de otro planeta. No son zombis de oscuras noches y purulentos rostros. Pero están aquí. Dice Michael Hodges que forman una comunidad de unos 200 millones que vive excoriando nuestra piel en el planeta Tierra. Las estimaciones más aceptables señalan que hay uno por cada 35 seres humanos. Su nombre: Kalashnikov AK-47. El mejor fusil de asalto para matar en cualquier situación y condición.

Seguir leyendo »

Catalunya: Cap a l’enfrontament civil?

Comienza el año como nunca debía haber comenzado. De tal modo que llegamos al invierno y al tan nombrado 2017 envueltos en esas intangibles mantas que son el disparate, el despropósito y el esperpento. Con ellas se abrigan de momento muchos españoles, ya que la energía anda subida de tono y las puertas giratorias, alocadas en su comportamiento cuál si de tornados se tratara. Titulo en catalán, y lo explico para que no haya rasgado de vestiduras, por varias razones: se entiende perfectamente, aunque no se conozca el idioma: Cataluña: ¿Hacia el enfrentamiento civil?, es una lengua cooficial en esa autonomía, y le da al encabezado de la noticia bastante más tirón periodístico que si lo hiciera en castellano. Por otra parte, si nos permitimos anglicismos sin pudor alguno, por qué no usar alguna vez otras lenguas que se hablan en España. Obviamente, el asunto de fondo y la razón última de colocar esas palabras está en la gran bola de nieve que crece cada día en ese noreste tan bonito y tan convulso como consecuencia del llamado procés – la estrategia para separarse de nuestro país – y cómo se está abordando la cuestión. Si tuviera que hacer un resumen jibarizado, diría y digo, sin preocuparme mucho de la elegancia lingüística, que el entuerto se dirime entre la retadora chulería del fundamentalismo secesionista y la pusilanimidad y apocamiento de un Gobierno que, al cabo, ni cumple la Constitución. Carta Otorgada, en nuestro caso. El Fiscal General del Estado, ni está ni se le espera.

Seguir leyendo »

Niños destrozados, cascotes y camiones diabólicos

Seguir leyendo »