eldiario.es

Focos

Jorge Batista Prats

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona y Master en Periodismo y Comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Fue Jefe de la Sección Política del periódico Canarias 7, Jefe y analista de la Sección de Economía del periódico La Provincia, Jefe de las secciones Nacional, Internacional, Edición y Cierre de La Opinión de Murcia,  Corresponsal y analista económico en Canarias del periódico La Gaceta de los Negocios, Director del diario La Tribuna de Marbella, Jefe del Gabinete de Comunicación del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Director del diario La Gaceta de Las Palmas, Cofundador y director del peridico digital CanariasAhora.com. Director del Canal Canarias de la productora Media Report y Director de la Televisión Canaria Internacional. Como escritor, ha publicado cinco libros.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 73

Bajo la calima de un irrespirable hedor

Y avanza la tecnología, que es un primor, y de nuestras élites castatramadas comienza a salir mierda. Excrementos como lava incontenible del cráter de un volcán llamado corrupción. Un volcán más terrible que el Krakatoa, siempre en erupción y nacido de una transición funesta que, si bien nos llevó a una Europa hoy muy cuestionada y a un relativo bienestar (impresionante deuda mediante), nos viene sodomizando desde 1978. ¿Taca, taca o muerte …? ¡Muerte! … Vale, pero primero un poco de taca, taca. Ese escenario tiene un nombre más que evidente: sistema corrupto de partidos en el que no existe separación de los tres poderes clásicos y esenciales del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Así que, desde cielos despejados o con panza de burro, baja un tremendo hedor del alba al ocaso, mientras una criminal tela de araña se deshilacha y, al mismo tiempo, intenta recomponerse. Ya los jueces no dudan a la hora de describir los más aberrantes casos como fruto de organizaciones mafiosas perfectamente coordinadas y con tentáculos en todos los estamentos sociales. De arriba a abajo. De abajo a arriba. La condena a Miguel Zerolo a siete años de cárcel por el caso de Las Teresitas – vivo sin vivir en mí – ha puesto sobre papeles y pantallas la última frase que liga economía (Ignacio González Martín y Antonio Plasencia Santos), política y mafia. El texto lo conocen: “Una trama delictiva jerarquizada”. “Una “trama delictiva” en la que la cabeza era Zerolo, seguido de Manuel Parejo, y cuya base conformaron los extécnicos de la Gerencia de Urbanismo Víctor Reyes y José Tomás Martín, todo para favorecer los intereses de los empresarios que se beneficiaron de la compra y posterior venta del frente de la playa de la capital tinerfeña, Antonio Plasencia e Ignacio González, dueños de Inversiones Las Teresitas (ILT)”.

Una sociedad que camine hacia la democracia – España, aunque se vote, no lo es – sólo puede lograrla eliminando el desprecio al dinero público, el latrocinio, el nepotismo, la oligarquía criminal y el tráfico de influencias, entre otras muchas cosas. Heráclito de Éfeso ya dijo, creo que seis siglos a.C.,  que nada permanece quieto. Que todo se mueve. Así, es una gran noticia para la sociedad civil comprobar que, aunque los órganos judiciales son nombrados por el Poder Ejecutivo, por los partidos, la Justicia con mayúsculas es como la burbuja que siempre sale a flote. De una manera u otra. Un estudio señalaba el otro día que Canarias es la comunidad con más casos de corrupción de España, pero, más allá de lo que atañe al tópico 'territorio fragmentado', un vistazo a los Juzgados en toda la nación y al 'ambiente' en la UE pone de manifiesto que los tiempos están cambiando. Esos tiempos tienen su parte seria, ya que afectan a vidas y convivencia de las personas, pero sería omisión de inteligencia no encontrar el humor en lo que sucede. Y el humor, en la más amplia acepción de la palabra, a mi juicio no es más que filosofía vivificante siempre, cruel muchas veces y blanca en alguna ocasión.

Seguir leyendo »

¡Cuidado cristiano! mire p'arriba, que caen teniques

Que a los yihadistas y sus túneles en Afganistán acaba de caerles encima – Al Andalus en Abril – la madre de todas las bombas , la más cercana a la energía nuclear. Y a nosotros nos puede impactar en la cabeza un tenique de considerable peso y dimensiones, al pasar al lado o intentar entrar en el conocido edificio La Cornisa, ejemplo paradigmático de la construcción in illo tempore que recibe el implacable castigo ora apodráseis porque no ha tenido el adecuado mantenimiento. La Cornisa está justo enfrente de la entrada al Parque de la Minilla, Parque de Pepa Luzardo o Parque de Alberto Hernández Suárez, Inspector Jefe de la Guardia Municipal Tres nombres distintos para un sólo y muy agradable entorno de césped radicado – muro mediante ¡Hay que ver! – junto al Cementerio del Puerto, sus nichos y cipreses, en una zona que ocupa territorio cool en la mente de los ciudadanos. Hace no mucho tiempo supe que en la rumorología geoestratégica de Escaleritas, La Cornisa es conocido soto vocce como “el edificio de los divorciados”, ya que, al igual que en el muy cercano Solyvista, siempre hay apartamentos para alquilar y cambiar de onda vital. Aunque esa vitalidad puede verse alterada por diferentes circunstancias, pormenores, pormayores, eventualidades, coyunturas y condiciones. Aquel o aquella que ven roto su matrimonio o convertida la pareja de hecho en desecho, salen como correcaminos a instalarse allí para someterse al lento suicidio de ser devorados por el moho y esa ahitada humedad de los tabiques. Dejad que asmáticos, afectados de rinitis crónica y/o alérgica, atrófica o vasomotora, fumadores embadurnados de nicotina y empedernidos de alquitrán, pulmones jibarizados, remolques de enfisemas, gargantas en carne de cañón, bronquios liberados a esputos, carnada de ácaros y no caricias, se acerquen a mi. Pero, todo a su debido tiempo. Porque “ El futuro está oculto detrás de los hombres que lo hacen” (Anatole France) .

Está desde siempre reivindicado que el periodista jamás debe ser noticia. Pero si ese periodista es suceptible de recibir el impacto en toda la crisma de un tenique desgajado al vacío desde un piso duodécimo a 9,8 metros por segundo, entonces sí se convierte por derecho propio en objeto informativo, aparte de quedar craneoencefálicamente muy jodido. Objeto informativo no por ser periodista sino por damnificado o víctima de la irresponsabilidad criminal. Así que no me queda otra que contar las cosas en primera persona del singular, aunque yo sea yo y mi circunstancia, como dijo Gasset y, consecuentemente, aparezca yo diferente de mi cada vez que varíen las coyunturas. Luego, el plural es evidente, como si el ego hubiera adoptado un régimen asambleario sin salir a las calles a convocar multitudes. Soy el novio de la muerte.

Seguir leyendo »

Y el 'Volcán' se alzó en Armas

Que se nos desmanda el barco, se nos sale de madre, de rumbo, progreso y mecánicos y se nos empotra contra La Esfinge que ahora es Nelson Mandela. Un desastre o, como se dice ahora en las calles, un puto desastre. Afortunadamente, el líder antiapartheid y presidende de Sudáfrica entre 1994 y 1999 era un gran hombre y jamás entraría a litigar con la compañía naviera canaria a causa del estropicio, valorado de entrada en 2 millones de euros de curso legal. Aún menos entraría Mandela en la disputa, cuando se viera obligado a usar la esfera jurídica post mortem. Afortunadamente también, el nombre del dique, que está pa casalcarajo en el Puerto de Las Palmas, fue cambiado hace poco. Si no hubiera sido así, estaríamos en estos momentos ante una grave crisis internacional con Egipto, país que retiraría su embajador y nos acusaría ante la ONU y los tribunales internacionales de atentar contra su patrimonio histórico. Hemos tenido suerte. No hay problema al respecto. Canarias puede seguir siendo plataforma de paz. 

Los accidentes ocurren y ocurren los accidentes. Por ello se llaman accidentes, al ser accidentales. En este caso, también occidentales: Longitud: 15° 25' Oeste. Latitud: 28° 09' Norte. Real Academia Española: Accidente: “Suceso eventual del que involuntariamente resulta un daño”. No obstante, aunque el siniestro sea eventual, no quiere decir que no existan explicaciones que nos deban decir y, tal cual digo, nos digan los porqués del momento catástrofe. Máxime cuando puede haber error humano y hasta negligencia. Así, el proazo endiñado por el ferry Volcán de Tamasite a Nelson (menos mal que no fue al que dejaron manco en el chicharro y tuerto en Córcega), posiblemente a causa de una erupción no detectada por los vulcanólogos, tiene que tener explicaciones convincentes, tras las oportunas investigaciones. Lo que no es aceptable – significa un rotundo insulto a la inteligencia y una falta de respeto grave a los ciudadanos canarios – es despachar el asunto con el primer disparate que se lanzó a la opinión pública: “el accidente se ha producido como consecuencia de un fallo de energía, lo que ha provocado que se haya apagado la luz en el interior del ferry ( Volcán de Tamasite), que se ha escorado y posteriormente ha golpeado un dique”. Afortunadamente, con el paso de las horas y la puesta en marcha de distintos protocolos de actuación para emergencias navales y vertidos, las cosas fueron serenándose y modificándose. No obstante, aún hay mucho de qué hablar.

Seguir leyendo »

Nace en Canarias el 'narcotráfico' de aguacates

Seguir leyendo »

El médico golfiante, 'apóstol' o 'tarugo'

Navidad. De frío y bolas de nieve. De carnaval ebrio de electricidad asexuada. De compulsión consumista. Pantagruel pata negra cinco jotas, genocidio de mariscos inocentes y salmones al óleo. Algunos meten la gamba, otros el carabinero, aquellos descuartizan centollas, langostas y bogavantes cuales bombas de fragmentación. Sorben el yodo de la mar por cilindros de percebes que son crustáceos diamantes que son percebes. Pollicipes pollicipes. Todos se han convertido en destripaturrones. Navidad. De la felicidad obligada por obligación. Tiempo de abetos muertos momificados de guirnaldas y campanitas. Tiempo de un tiempo que se fue y otro que llega, lágrimas y alegrías, hipocresía y amor de templos y lupanares. La Navidad es una quinta estación refugiada en el invierno para que los hombres no adviertan que se les escapa la vida mientras festejan que el tiempo se va y nace el niño que no para de nacer. Y los peces beben en el río. Y la Virgen se está peinando. Y los tañidos de las campanas de Belén llevan aromas de madera y serrín. Y llega un trineo con Papa Nöel. Huye, cargado de presentes, de la muerte de los glaciares hacia la ausencia. A lo lejos, entre las dunas, caminan tres dromedarios. Que son Melchor, Gaspar y Baltasar a lomos de joroba, rumbo al portal donde hay calor de buey y asno. Oro, incienso y mirra, que ha bajado Dios de mujer pura para salvar a los hombres de ellos mismos. Charles Robert Darwin tiene los ojos muy abiertos y los días, tan galantes y exquisitos, abren la puerta para ceder el paso a los que les siguen … y aparece el 6 de enero como maná de ilusión que ilusión concede. Es el único amanecer donde todos los seres de nuestro entorno se sienten niños, aunque ido el niño que fueron.

Seguir leyendo »

El pene, una nueva arma para la desobediencia civil

La revolución es bastante parecida a la felicidad. Todo el mundo la quiere y la busca, pero jamás aparece. O asoma el jocico y rápidamente se convierte, una en dictadura y la otra, en tormento. Mirando a la Historia, la única revolución con continuidad libertaria me temo que haya sido la de Dolores Vargas La Terremoto. Achilipú. Y digo yo que, en estos lapsos convulsos que inspiramos y expiramos, las noticias que hacen honor a su nombre brillan por su ausencia. No hay hombre que muerda a un perro. En general, todo es repetición y resaca, polución acústica y visual, ciclos tópicos y típicos que ya producen tal sopor que pronto me quedaré durmiendo frente a la pared – desprecio los televisores – con un libro caído al suelo y con esa pose tan enternecedora del yayo escorado y sereno de mente en otros mundos. Decía Sisa que Qualsevol nit pot sortir el sol. Oh, benvinguts, passeu passeu, ara ja no falta ningú, o potser sí, ja me n’adono que tan sols hi faltes tu, també pots venir si vols, t’esperem, hi ha lloc per tots. el temps no compta, ni l’espai, qualsevol nit pot sortir el sol. Y así ha ocurrido esta noche de primavera que el sol ha convertido en ese mañana que es hoy.

Escondidas entre las páginas de las decenas de periódicos que hojeo y ojeo cada veinticuatro horas para cumplir esa liturgia que me ató al mundo con la intención de ser un contador de historias, ayer, no entre los candeleros que adoro sino a la luz de los candelabros que me alumbran, me di de bruces lee con algo que me hizo brotar. Para la libertad como Miguel Hernández – Retoñarán aladas de savia sin otoño, reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida. Porque soy como el árbol talado, que retoño: porque aún tengo la vida – brotar en ese tiempo de Germinal donde las semillas como crisálidas metamorfosean en mariposas de los más hermosos colores. Y leí la noticia con estupor pero alborozo, con el alborozo que da el vivir intensamente y te aleja del simple existir en las alfombras del confort. Allí estaban las letras, las palabras, las frases ordenadas para describirme esos mundos que son otros pero están en éste, como decía Aldous Huxley. Y leí y reí. Y reí y pensé. Y pensé, reí y escribí. Porque hay filosofías escondidas en rincones del salón en el ángulo oscuro, como el arpa. Hay que encontrarlas, identificarlas y aprehenderlas como si fueran joyas que un Aladino nos regala después de mucho haberlas pedido. Pero, para hablar de las partes, vayamos por partes.

Seguir leyendo »

La chiflada soberbia de los ladrilleros

Acababa de bajarme del helicóptero que me rescató del magnífico telele del Teide, después de pasar horas de belingo polar colgado a no sé cuantos metros sobre tapices volcánicos. Que se endiablaron los cables, se fundieron las bielas, se disparataron los alambres, los frenos se calentaron como las pistolas del Coyote y se trincaron las vagonetas. Afortunadamente, mi estrecha relación con Newton impidió que llegara a efecto la ley de la gravedad y que la precipitación al vacío fuera sustituída por pequeños focos tormentosos, granizo y nieve, que apenas aportaron agua a las presas de la escora occidental de este territorio que fue de la diosa Hera, esposa y hermana de Zeus, y que ahora gobierna CC en minoría, sin que se sepa si hay o no incesto de por medio. Aunque ya conocen el tópico: la política hace extraños compañeros de cama, futón e incluso moqueta. Acababa de poner pie a tierra, decía, preso de una motivación fundamental, aunque desconozco si fundamentada: asistir vía internet al Debate sobre el Estado de la Nacionalidad Canaria, del que a estas alturas ya han leído todo y más y más y mucho más. No es pues mi intención llenarles el cesto de brevas sino abrevar las reflexiones sobre un tema que me ha parecido realmente escandaloso, un insulto a los poderes Ejecutivo y Legislativo y, más allá, una muestra chabacana, trufada a la Brufau, de falta de respeto a la sociedad que vive en el que fuera mitológico jardín y ahora travesía hacia el secano.

Seguir leyendo »

La cochinilla, la cochinada y el cochino negro

¿Qué cosas tiene la vida, ojalá que llueva café en el campo! Quisiera ser un pez para tocar mi nariz en tu pecera y hacer burbujas de amor por donde quiera. ¡Oh! pasar la noche en vela, mojado en ti ! Aunque esa inmersión, ese humedecer, ese empape, calarse y calar, ese trueque de fluidos – comercial o no – se está poniendo muy duro a consecuencia de un clima belicista que conjuga de todas las formas y maneras la palabra mujer y en cuyo origen se encuentra el lengualarga Donald y, en su desarrollo y funcionamiento, no la generación espontanea, sino una ofensiva en toda regla detrás de la que estaría, según algunos analistas norteamericanos, la señora Hillary y su entourage, con importantes dotaciones económicas a escala mundial, aparte de múltiples instituciones y colectivos de todo el globo. Hasta las libertades y los derechos ciudadanos inexcusables pueden ser utilizados como armas partidarias y a los demócratas les viene muy bien cualquier acción que al cabo tenga como desenlace acabar con Mr. Trump. Da igual quién le dé los martillazos. Además, la exportación de todo el amplio abanico de reivindicaciones femeninas y feministas a las diversas culturas y geografías es bastante fácil, ya que la lucha de las mujeres por sus derechos es casi tan antigua como la prostitución. A mi, con esto de la Primavera, cientos de fotos y muchísimas portadas de periódicos me han transferido una sensación extraña. Como si me hubieran robado todo el zinc de un taponazo, que es el modo, el taponazo o rebencazo, de arregloestropear cualquier cuestión sobre este barro de donde, dicen, nos formaron. Yo ya advertí en su momento que si iban a quitarnos una costilla para darnos compañía, que la compañía y hasta el regimiento tuvieran, para evitar líos posteriores de faldas y leggins, los mismos derechos y deberes. No se lo montaron bien aquellos desarrapados y ahora estamos en medio de una auténtica carnicería. La rebelión de las costillas. ¿Por qué lo hicisteis Jack y Tony?

Como quiera que ya son muchos los convocados, convocadas, desbocados y desbocadas al arreglo de nuestras cosas o las de ellos con ellas – ego, mi, me, conmigo nunca he tenido problema – resulta ridículo sumarme para repetir tópicos y ocupar lugares comunes. Voy a quedarme por los alrededores donde hay mucho más tomate que en la contienda feminista, pero menor cobertura mediática. Por aquello tan bonito de “hoy, por ti y mañana, por mi”.

Seguir leyendo »

Un monaguillo con sueños en la mochila

Y en el comienzo fue la síntesis: un señor que gobierna en minoría, con sólo el 18% de los votos de los canarios, tras expulsar del templo a los pesocialistas sin intervención de los obispos, se sube a la tribuna, no para analizar el estado de la nacionalidad, que es el hoy, sino para prometer planes a años vista –largo me lo fiais maese Clavijo- en todos los sectores económico/sociales habidos y por haber, con el loable fin de que Canarias ascienda a los cielos alada de coros de ¡Aleluya! por parte la sociedad civil, unida, hermanada, cohesionada, evolucionada y rica. Es decir, el presidente de un Ejecutivo sin apoyos consolidados en el Poder Legislativo se permite establecer planes de futuro como si su figura o la de su partido hubieran sido investidas de eternidad. Aunque luego dice textualmente y varias veces “en el futuro, ya veremos”. La paradoja explosiona de inmediato: si no existe verdad en el presente, cómo podemos esperarla del mañana. ¿Cómo confiar en venires que vienen de ignorancia, falsedades y oscurantismos? Es obvio que estamos ante las ensoñaciones, más que de un economista, de un monaguillo de talante zapaterino que anuncia fumatas blancas pero desconoce cómo funciona el botafumeiro. Es conveniente advertir que ese que habla con oratoria menor y en tono de buen rollito desde aquel lugar donde, dicen, habita la soberanía popular, no es más que un empleado de la sociedad civil, como todos los demás que se sientan en los escaños. Al igual que en cualquier empresa se exigen resultados y no peroratas virgílicas, en política también lo importante son las obras, los logros, los hechos. El título de la representación: Debate sobre el Estado de la Nacionalidad, ya indica que se trata de analizar cómo estamos y no desviar la atención a la ficción del “yo prometo que si hacemos lo que prometo estaremos donde prometo en el tiempo prometido”. No. Esa operación se denomina escurrir el bulto, salirse por peteneras, arrancarse por bulerías, echarle millo a la baifa e, incluso, mirar para los celajes. Molière estuvo muy acertado cuando dijo que “el público admite el error pero no aguanta el sopor”. El señor Clavijo da por válido el marco que dibuja el PP a escala nacional (montando la mesa de trileros con datos macroeconómicos falseados o interpretados a su manera) y, con un desconocimiento y atrevimiento que espantan, considera que la crisis está superada y que 2017 será un gran año. Ignora, o se hace el tonto, que los grandes problemas del Archipiélago son estructurales, no coyunturales. El monaguillo sabe más que el Papa acerca de lo que se cuece en intramuros vaticanos. D. Fernando está por encima del Fondo Monetario Internacional, del Banco Central Europeo y de la Reserva Federal norteamericana. En ello coincide, como no podía ser de otra manera, con Mr. Antona, de tal modo que lo más importante de los discursos de ambos fueron los arrumacos que se profesaron entre líneas. Un primerizo hubiera dicho enseguida: “¿Has visto la leña que le ha dado Antona a Clavijo?”, sin saber que eso formaba parte del guión. Muerto Soria, se acabó la rabia y el nuevo líder popular, una vez desactaviado, descardonado y desbentado, debía ganarse el puesto haciendo babear a su clá. Pero no podía llegar a cuestionar la figura de aquel a quien denominan el mejor Alcalde. No. No señor. Por una razón: los apepeperos necesitan el voto de Anita para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado y están a la caza y captura del apoyo de Román vía Quevedo, en base a nuevas promesas sobre la denominada Agenda Canaria, que es bastante peor que la Moleskine que usaba Picasso y otros genios del arte. De modo que Antona dio unos cuantos latigazos pero, rápidamente, sacó el agua oxigenada, el betadine y las tiritas, para ofrecerse en aromas de pomada emoliente al aloe de cara a construir esa Canarias idílica que únicamente aparece en isas y folías. Lo que dijo el compañero de Australia, sin llegar a los antípodas, tendría que haber acabado al menos sugiriendo bajar del sillón a CC. Pero no, eso no, la moto es sólo mía, sólo mía, aunque en términos políticos el panorama sea esperpéntico. Noemí Santana, de Podemos, aunque evidenciando una inegable falta de tablas y capacidad incisiva, sí habló de lo que hay sobre la mesa. Que no es otra cosa que unos índices socioeconómicos para salir como alma que lleva el diablo de este territorio discontinuo y desconcertante. Diga lo que diga la cifra de crecimiento del PIB y sus demenciadas extrapolaciones, digan lo que digan los efímeros datos sobre el crecimiento del empleo  -estacional y basura- prométase lo que se prometa sobre las listas de espera, los discapacitados y los dependientes, el turismo de calidad, la Educación, el Fondo de Desarrollo y la Ley del Suelo, lo cierto es que lo que hay es lo que hay y, además, está a la vista. De ello no quiso hablar Clavijo. Él profesa una esperanzadora esperanza cristiana, de modo que han quedado abiertas puertas y ventanas para abrazos, besos y bocadillos de chorizo de Teror. Al fin, todo es un juego y por ello se habla del juego político. ¿Qué podemos esperar, si hasta Soria defiende ya la masiva llegada de inmigrantes ante una masa enfervorecida de cerca de 30 personas?

Seguir leyendo »

Fariseos, ‘Lalandismo’, Idus de marzo y Gustavito

Y Febrero, ese mes tan pobre que suspira por los años bisiestos, mutó en Marzo, que entró en el calendario como un elefante en una cacharrería sin que lo advirtieran el rey emérito y su rifle con mira telescópica de Swarovsky. Así que quedan escasos días para enfrentarnos con los Idus y con las advertencias de Sheakespeare al respecto. El volcán Etna ha estado en vanguardia para acercarnos una vez más a la rotunda belleza de la Naturaleza, aún cuando muestra sus colmillos más desgarradores. También al embrujo de la cinematografía. Escuchar el nombre de la montaña de fuego más viva de Europa enseguida me embarca en la nave de la nostalgia hasta Stromboli, terra di Dio, una de las señas de identidad del neorrealismo italiano, fuertemente significada por la relación entre el director, Roberto Rosellini, y la actriz protagonista, Ingrid Bergman, amor tan apasionado que entonces sembró un brutal escándalo, ya que Ingrid estaba casada con el médico Peter Lindstrom. Eso ocurrió en 1950, ocho años después de que la preciosa sueca visitara el Rick’s Café en Casablanca. Curiosamente, tras divorciarse, Rosellini y Bergman se casaron en México, cuando aún no se había construido el muro que trae al personal por el camino de la amargura.

Si el tiempo no se detiene, que son los hombres los que se marchan nadie sabe a dónde, tras los Idus, y si las organizaciones ultrafariseas y demás menesterosos mentales no lo impiden, asistiremos al nacimiento tout ensemble de la Primavera y Germinal. Son tiempos de cambio, confusión y hasta caos en todas las parcelas del respirar. Los opuestos conviven, conmueren y hay refriegas en el barro de la intolerancia para disfrute de las masas escandalizadas. Unas por lo uno. Otras por lo otro. Ya saben todo acerca de la alegoría Drag y la mutación mariana a la crucifixión, así que, mientras la Fiscalía decide si crucifica también a Borja – potencial profesor de Religión. ¡Qué cosas! -, los Idus de Marzo, relevantes porque el 15 de ese mes, Martius para los romanos, lo dedicaban a Marte, Dios de la Guerra, volverán un año más a mirarnos a la cara. Acostumbrados como estamos a las puñaladas más infames en el seno de los partidos que rigen y dirigen la res publica monárquica con el dinero público, es mucho más hermoso mirar al pasado que detener los verbos en un presente ausente de todo, excepto de las lacras más obscenas y patéticas. Hasta Carpe Diem ha dejado de significar lo que debiera significar. Su traducción correcta ahora debe ser: “Vale todo”.

Seguir leyendo »