eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

José Luis Fernández Casadevante

Jose Luis Fdez. Casadevante, Kois. Sociólogo, experto internacional en soberanía alimentaria por la UNIA. Miembro de la cooperativa de trabajo asociado GARUA desde 2009 dedicada a impulsar investigaciones, proyectos y procesos formativos relacionados con la ecología social. Miembro del Consejo de Redacción de la Revista Papeles de Relaciones Ecosociales y Cambio Global. Activista del movimiento vecinal desde hace más de una década, actualmente involucrado en promover proyectos de agricultura urbana como Responsable de Huertos Urbanos de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM). Su blog es Raices en el asfalto.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 78

Entre las potencialidades y la prepotencia de la agricultura urbana

Este 17 de abril se ha celebrado a nivel mundial el día de lucha organizado por La Vía Campesina , uno de los movimientos sociales del planeta más numerosos e inspiradores. Este año se ha denunciado especialmente el acaparamiento de tierras fértiles, también en nuestra geografía , y reivindicado el acceso a los recursos estratégicos como agua y semillas. Una realidad y unas problemáticas que desde la ciudad parecen ajenas y distantes, pero de las cuales depende nuestra alimentación.

Una indiferencia puesta en cuestión por la emergencia de los grupos de consumo y especialmente de los huertos urbanos. Hoy podemos afirmar que la agricultura urbana es una realidad consolidada en nuestra geografía. Nuestro amigo Goyo Ballesteros lleva años echando las cuentas y mantiene un censo estadístico que nos permite valorar la evolución del proceso. Hemos pasado de 7 municipios con huertos urbanos en el año 2000 a 313 a finales de 2015, y de la inexistencia a más de un centenar de huertos comunitarios de base asociativa que se concentran en las grandes ciudades.

Seguir leyendo »

De bombillas e iniciativas legislativas populares sobre vivienda

El dibujo de una bombilla suele simbolizar la ocurrencia de una brillante idea en los cómics. No sé si es porque la creatividad se ha asociado históricamente a la capacidad para iluminar, o si se trata de una herencia mítico-religiosa, donde la luz es la encargada de vencer las tinieblas. Por desgracia, estos últimos años se ha añadido un nuevo significado al simbolismo de las bombillas: denunciar la pobreza energética.

Hace unos días leía el relato de Georges Perec de un bloque de viviendas en el París de los años setenta, donde cuatro viviendas tenían un baño compartido. El propietario no quería pagar la luz del baño y ninguno de los inquilinos estaba dispuesto a financiar la luz de los otros tres, así como tampoco aceptaban la idea de un contador único y dividir posteriormente de forma equitativa la factura. Finalmente la solución fue iluminar el baño con cuatro bombillas distintas, instalando para cada una un sistema eléctrico propio que se accionaba desde cada una de las cuatro viviendas.

Seguir leyendo »

Feliz año nuevo desde el Antropoceno

En estas simbólicas fechas donde el año nuevo nos hace conscientes por unos días de los ciclos temporales, he recordado el ejercicio que realizó el astrónomo Carl Sagan en la serie Cosmos, comprimiendo los casi catorce mil millones de años que han transcurrido desde el Big Bang hasta nuestros días en un solo año. Un ejercicio que servía para traducir a una escala temporal comprensible la historia del cosmos. Este atípico calendario evidenciaría como nuestra especie no aparece en escena hasta los últimos cinco minutos del año y que toda la historia de la humanidad ocuparía solo los últimos 21 segundos, siendo la sociedad de consumo el último segundo del año.

Este modesto y pedagógico ejercicio ha dado lugar a una nueva forma de aproximarse al conocimiento, que se denomina como Gran Historia. Un enfoque científico, unificador e interdisciplinar, que trata de conjugar la historia del Cosmos, la Tierra, la Vida y la Humanidad. Proyectos como ChronoZoom o el Big History Project, impulsado por David Cristiano con la financiación de Bill Gates, y que ofrece una estructura didáctica y un amplio abanico de recursos para que el profesorado pueda incorporar esta propuesta a su trabajo cotidiano.

Seguir leyendo »

Racismo ambiental, conflictos climáticos y la revuelta Sioux en Dakota del Norte

Mientras la contienda electoral entre Trump y Hillary monopolizaba la información que nos llegaba de EEUU en los medios de comunicación, una heterogénea comunidad de activistas, liderada por los indios de la reserva Sioux de Standing Rock, se encontraba resistiendo la construcción del oleoducto DALP en Dakota. Una infraestructura de más de 1.500 kilómetros, capaz de bombear 450.000 barriles diarios y que resulta estratégica para hacer rentables los procesos extractivos al comunicarlos con las zonas de procesado al sur del país. Una inversión que ronda los 3.800 millones de dólares orientada a apuntalar las energías fósiles, mientras se habla de la necesidad de comprometerse en la lucha contra el cambio climático. Una apuesta que se ha desvelado como un ejercicio de cinismo político, autoritarismo y racismo ambiental.

Originalmente esta absurda obra iba a atravesar el río Missouri más al norte, amenazando las aguas de las que beben en North Dakota, la segunda ciudad más grande del Estado, por lo que se desestimó está opción por los riesgos que comportaba. Sin embargo, como denuncia Bill McKibenn, esos peligros se minimizan cuando afectan a los territorios indígenas y sus habitantes. Una solución acorde a la historia americana: tratar de engañar a los indios. Olvidados por las políticas públicas, su índice de pobreza triplica la media nacional, y solamente se acuerdan de ellos a la hora de instalar infraestructuras peligrosas o contaminantes que ponen en peligro sus aguas.

Seguir leyendo »

Hoja de ruta ante una gran encrucijada

Los últimos meses hemos asistido a una sucesión de intrigas en el Juego de Tronos de la política institucional, que nos tiene atrapados como adictos a una serie. Los debates cruzados en Twitter entre líderes, la política de alianzas de determinado partido o las maniobras de las élites para lograr la investidura de Mariano Rajoy... son tema recurrente de nuestras conversaciones porque somos conscientes de lo mucho que nos jugamos. Lo malo de que esta política espectacularizada acapare tanto nuestra atención es que cada vez somos más espectadores y menos protagonistas, aumentando nuestra dependencia de la agenda mediática, el corto plazo y sus urgencias. Mientras pensamos que nuestra vida se juega en esas decisiones, hay cuestiones que van a determinar radicalmente nuestro futuro en el medio plazo que están pasando desapercibidas o quedan arrinconadas en la esfera pública.

Cuando dentro de unos años volvamos la vista atrás todo esto nos parecerá un paleofuturo, una de esas imágenes del futuro realizadas en el pasado, que con el discurrir del tiempo se han ido quedando obsoletas . Vestigios de promesas incumplidas sobre futuros lejanos (novelas de ciencia ficción, cómics, publicidad, programas políticos …), r eliquias capaces de transmitir el espíritu de una época. Y a que vistos con nuestros ojos son como la ropa vintage , artefactos pasados de moda pero muy actuales, pues seguimos rehenes de sus valores y mitos (progreso, optimismo tecnológico, ausencia de cultura de los límites…). Somos hijos de nuestro tiempo más que de nuestros padres, afirmaba el escritor italiano Benedeto Crocce, lo que nos lleva a que solo seamos capaces de percibir de forma superficial los paleofuturos que nuestra sociedad está construyendo en la actualidad.

Seguir leyendo »

Los hombres que miraban fijamente a las plantas

Este verano recordaba la delirante historia de la película 'Los hombres que miraban fijamente a las cabras' , inspirada en hechos reales contados en el libro homónimo , cuando tras el fracaso de la guerra de Vietnam el ejército de los Estados Unidos conformó una unidad orientada a explorar las potencialidades de la contracultura y la new age para reinventar la estrategia militar. En 1979 el Teniente Coronel Jim Chanon proponía crear un “primer batallón de la tierra” que se basara en el pacifismo, la armonía ecológica y el uso de la psicología en lugar de la violencia para enfrentar los conflictos. La idea era crear una suerte de batallón de Jedis denominados monjes guerreros capaces de desarrollar poderes mentales, que fueran expertos en artes marciales, en realizar espionaje psíquico o llegar a matar con la mirada. Una unidad multirracial, con capacidad de auto organización, en la que se comieran aliment os orgánic os … y con un enfoque que la asemejaba más a la protección civil que al combate.

Tras los rocambolescos años de experimentación con el flower power este sueño pacifista era desterrado, quedando como un enigmático y desconocido episodio de la historia militar. Buena parte de lo aprendido en estos programas de investigación psicológica sirvieron de base para diseñar nuevas y sibilinas formas de tortura (con música, mediante audiovisuales con mensajes subliminales, con drogas que alteraban la conciencia…) que se harían tristemente famosas en la Guerra de Irak, especialmente en Abu Grahib.

Seguir leyendo »

El derecho al aire acondicionado

Llegó el verano y las recurrentes olas de calor. En los telediarios y reportajes se mezclan las anécdotas y las recomendaciones para sobrellevarlas: estar a la sombra, hidratarse bien, no hacer deporte a las horas centrales del día… pero este fenómeno siempre aparece de forma aislada, desconectado de la problemática que lo causa como es el cambio climático. Hemos encadenado de forma consecutiva 14 de los 15 años más calidos de la historia, desde que comenzaron los registros estadísticos en el siglo XIX, y tenemos la garantía de que las olas de calor se van a ir alargando e intensificando durante las próximas décadas. Un problema que queda naturalizado y cuya comunicación evita caer en alarmismos estériles, enviando a la ciudadanía un mensaje de resignación ante lo inevitable y medidas individuales para sobrellevarlo.

Una de las medidas estrella para adaptarnos al calor veran ieg o es el creciente uso del aire acondicionado, en nuestr o país actualmente tres de cada diez viviendas se encuentran equipadas y en las ciudades andaluzas la cifra llega hasta la mitad. De hecho los picos de consumo eléctrico han pasado en muchas zonas de ser en invierno por el uso de las calefacciones a ser en verano. Se produce así un círculo vicioso en el que el calor nos hace recurrir a t ecnologías que funcionan en base a consumir una energía cuyos mecanismos de producción provocan el cambio climático, que a su vez aumenta las olas de calor y la temperatura del planeta… lo que nos lleva a un uso más intensivo del aire acondicionado.

Seguir leyendo »

Periferias que alimentan dignidad

La periferia queda allí donde el asfalto se interrumpe, las calles acaban y empiezan los descampados, la invisible puerta de acceso al campo. Las periferias en muchos casos son barrios olvidados o despreciados por las instituciones, edificios de ladrillo visto habitados por personas con precariedades, necesidades y estilos de vida incomprendidos para la urbanidad bien pensante. La periferia es aquello que geográfica y simbólicamente queda fuera del centro, el lugar donde se clava el compás y desde el que se delimita lo que es relevante. Allí donde residen las personas afectadas por la desigualdad y la pobreza.

Hace unos días participaba en Vitoria-Gasteiz de la jornada Periferias que alimentan, organizada por el sindicato agrario EHNE Bizkaia, donde nos encontrábamos gentes de distintas ciudades que venimos trabajando desde entornos urbanos por la soberania alimentaria y el derecho a la alimentación, con quienes hacen lo propio desde el medio rural vasco. La alimentación es el elemento en torno al cual estamos estableciendo esa complicidad cognitiva entre el campo y la ciudad, después de décadas de incomprensión mutuas asistimos a la multiplicación de espacios de reencuentro

Seguir leyendo »

El glifosato y la contaminación de tierras, cuerpos e imaginarios

La historia cuenta que durante la colonización de Perú los jesuitas construyeron recintos en el campo para que los indios acudieran a misa. Los indígenas no entendían que se pudiera orar en un espacio aislado de la naturaleza, estas iglesias al aire libre posibilitaron que durante siglos estos comulgaran y cantaran engañando a los evangelizadores. pues bajo las apariencias formales ellos seguían rezando a las montañas y al sol.

A lo largo del tiempo las culturas indígenas y campesinas han sido muy conscientes de su ecodependencia, de que el sustento de la vida se encontraba ligado de forma inseparable al aprovechamiento renovable de los recursos y servicios que nos prestan los ecosistemas. Sin embargo nuestras sociedades industrializadas se han ido alejando, de forma literal y simbólica, de la naturaleza. Al contrario que los indios peruanos vivimos encerrados en espacios crecientemente artificializados y somos incapaces de percibir tanto su vulnerabilidad ecológica, como los impactos ambientales que provoca nuestro estilo de vida.

Seguir leyendo »

La desigualdad social es insostenible, ecológicamente también

Un viejo teórico de la democracia como Rousseau solía afirmar que la igualdad no significa que todos tengamos la misma riqueza, sino que nadie sea tan rico como para poder comprar a otro, ni que nadie sea tan pobre como para verse forzado a venderse. Los informes que cíclicamente se vienen publicando sobre la situación de la desigualdad social en nuestra sociedad ofrecen cifras tan alarmantes e insultantes, que Rousseau nos avisaría de que esta tendencia es incompatible con un régimen democrático. Ya sea el Informe Foessa sobre la realidad española o el reciente informe publicado por Oxfam sobre la situación a nivel global, donde se evidencia que las 62 personas más ricas del planeta tienen lo mismo que otros 3.600 millones de habitantes.

Una mínima ética ciudadana no puede asumir que una élite acapare tanta riqueza, poder e influencias, pues cualquier noción de democracia queda pervertida ante la fractura que provocan estos umbrales de desigualdad. Una dinámica agudizada en tiempo de crisis, pero que forma parte del ADN del proyecto socioeconómico neoliberal. La mano invisible del mercado es todo menos una mano tendida.

Seguir leyendo »