eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

José Miguel González Hernández

Natural de Santa Cruz de Tenerife, es economista de amplia y contrastada formación y experiencia. En la actualidad, ocupa el puesto de director-gerente en la empresa municipal Sociedad de Desarrollo de Santa Cruz de Tenerife, y antes había desarrollado su labor profesional al frente del Gabinete Técnico de CCOO en Canarias. Analista habitual en los medios de comunicación de las islas, ha sido docente en la UNED y ha formado parte del Consejo Económico y Social de Canarias, entre otras atribuciones.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

El reloj

Lo siento, pero hoy vamos a escribir sobre Cataluña. Bueno, también sobre trasplantes de órganos e incluso sobre relojes... ¿No ven la relación? Pues es muy fácil. La relación la tienen en el mínimo común denominador que es el “marco institucional”. Tranquilidad. Deme usted tiempo y verá que al final todas las piezas encajan.

Un trasplante se lleva a cabo con la motivación de sustituir un órgano o tejido que tiene dificultades para poder funcionar con normalidad por otro que actúe de forma adecuada. Normalmente se mueve alrededor de la ciencia médica, donde la física y la química se muestran como variables clave. También toma acto de presencia en la cibernética o en todos los procesos de ingeniería, donde la sustitución de piezas es algo normal y corriente.

Seguir leyendo »

La mejor inversión

Como si un consejo paterno fuera, todo lo que inviertas en formación siempre será más rentable que la consecuencia de no tenerla. Además, la formación no es un hecho único que precede al trabajo, sino un estado continuo de generación de conocimiento que nos hace mejores hora tras hora. Entendiendo que cualquier grandilocuencia genera reservas, lo cierto es que las sociedades cultas muestran con mayores signos de desarrollo.

Si aplicamos el concepto formativo a las relaciones laborales, independientemente de poder acceder a escalas de responsabilidad de más altura y, por lo tanto, a retribuciones más cuantiosas, podremos acudir a promocionar en aquellos puestos de trabajo donde la destreza necesaria para su desarrollo sea superior. Una vez que se consiga una dote formativa determinada, aparece la experiencia y el grado de especialización como variables adicionales que modifican nuestras ganancias.

Seguir leyendo »

Contextos futuros

La economía progresa adecuadamente, pero es tan profundo el bache del que hay que salir que todavía las ganancias no están plenamente socializadas. Son tantas las variables y tan volátiles en materia de tipos de cambio, inflación, desempleo, que no hay nadie capaz en la faz de la Tierra de establecer un marco seguro de sucesiones en su existencia. Es por esa razón que hay que acudir a la prospectiva probabilística, generando tantos escenarios como se crea conveniente y, sobre todo, ordenándolos según su expectativa de ocurrencia.

En relación con lo que puede suceder, hay que invitar a esta ecuación a la evolución tecnológica. La revolución digital provoca que una mayoría de la población viva de la economía de la información y del conocimiento, terminando por entender que asistimos a un cambio de paradigma donde no sirve el atesoramiento de la sabiduría, sino su intercambio. No obstante, un proceso de igualación puede generar estancamiento debido a que la correlación de fuerzas equilibra a la vez que se desnaturaliza el conflicto, al apostar erróneamente por el concepto de pensamiento único y dando por buena la paradoja del misil infalible sobre el blanco indestructible.

Seguir leyendo »

Crecer y/o repartir

Siempre hemos defendido que hay dos grandes redistribuidores de renta. Por un lado, tenemos el reparto existente entre los salarios y las ganancias empresariales, mientras que, por el otro, tenemos las diferentes estructuras fiscales que recaudan fondos y los devuelven en forma de bienes y servicios públicos.

Respecto al primer de los sistemas, de la renta total, los salarios han perdido protagonismo, debido a que se ha apostado en nuestra reciente historia económica por la competitividad vía costes, mientras que, respecto del segundo, se ha fortalecido la recaudación vía gasto, mientras que se ha estrechado la progresividad de los impuestos directos sobre los diferentes tipos de rentas.

Seguir leyendo »

Destrucción creativa

Analizar el comportamiento de las diferentes variables económicas a través de la estática comparativa deja fuera muchas y valiosas explicaciones acerca del tránsito que se experimenta al pasar de una situación a otra, dado que solo se especifica dónde estábamos y a dónde hemos llegado, sin tener en cuenta lo sucedido entremedias.

Por ello, con el fin de completar las diferentes fases del conocimiento, se apuesta por los análisis dinámicos de situación, teniendo en cuenta que asistimos a cambios constantes, tanto en nuestros hábitos como en nuestras preferencias y tanto de forma individual como colectiva, de forma que necesitamos reorganizarnos social y tecnológicamente con el fin de adaptarnos a las nuevas condiciones existentes. Dicha incorporación de innovaciones afecta de forma directa a la tasa de crecimiento y al desarrollo económico de todas las regiones, de forma que existe una correlación entre factores que permita apostar por mayores cotas de productividad y cohesión social.

Seguir leyendo »

La semana de siete días

Comienza una nueva temporada y con ella la rutina aceleradora en la que aparecerán buenos y malos momentos. No obstante, el periodo estival ha sido extraño, porque se ha pasado por estados de sorpresa, de miedo, de indignación, de incredulidad, de asombro y los demás calificativos que se quiera aportar.

Además, daba la sensación que existía una correlación positiva entre aquella persona que pronunciara el disparate más aterrador junto al sentimiento que pretendía manifestar, como si eso indicara que no había nadie más en el mundo al que le importara más la situación. No obstante, ha sido esta forma la que ha provocado que nos llevemos las manos a la cabeza con mayor asiduidad que la recomendada por los profesionales del ramo.

Seguir leyendo »

Plan de acción

Llega el periodo estival y se nos plantea la obligación de aprovechar al máximo nuestro tiempo libre junto a la potenciación de las situaciones de descanso para disfrutar y desconectar de las preocupaciones diarias.

Hablar de vacaciones es un tema complicado porque, y se dice en tono jocoso, para descansar antes se debe tener cansancio. No obstante, con el fin de parecer que aprovechamos el tiempo libre al que tenemos derecho, es mejor proceder a una desconexión paulatina de la rutina obligatoria, empezando por la minoración en el uso disciplinario del reloj y sus consiguientes alarmas. Seguidamente, hay que minimizar la utilización de las redes sociales y de la gestión tecnológica que nutre nuestra capacidad de recepción de información y conocimiento, con el fin de volver a capitalizar nuestro raciocinio a nuestro ritmo, con el objetivo de poder volver a la vida diaria con ideas renovadas tras reflexionar sobre qué se ha hecho y cómo se ha hecho, así como el planteamiento de nuevos retos para los tiempos futuros.

Seguir leyendo »

Desarrollo transversal

Dentro de la estrategia para la mejora de la competitividad y el desarrollo económico de cualquier región, existe una serie de actuaciones estructurantes que guardan relación directa con los distintos sectores productivos. Cualquier mejora de la situación económica y la consiguiente generación de empleo pasan, ineludiblemente, por la puesta en marcha de actuaciones encaminadas a adaptar a los nuevos tiempos las infraestructuras y los servicios existentes, así como por desarrollar nuevas iniciativas que permitan un desarrollo no solo sostenible sino también sostenido.

En las sociedades contemporáneas, la incorporación de conocimiento a la vida cotidiana, tanto al trabajo como al ocio, introduce constantes cambios. Combinar las limitaciones territoriales con las posibilidades que ofrece la acumulación de conocimientos y los cambios que impulsan requiere un nivel de reflexión sostenido por información y capacidades de alto valor estratégico. De ahí que el triángulo cultura-innovación-formación sea clave para el desarrollo.

Seguir leyendo »

El diseño de un sueño

Es cierto que no solo nos formamos para alcanzar un determinado puesto de trabajo. También existe el aprendizaje con origen y destino vocacional. No obstante, al final debemos disminuir el afán romántico de nuestras aspiraciones para poder llenar el plato varias veces al día, a la vez que disponer de un lecho donde descansar de forma más o menos permanente. Por ello, la pregunta en qué voy a terminar trabajando el día de mañana tiene una complicada respuesta porque el futuro no está escrito y sus necesidades tampoco, aunque lo podemos condicionar según nuestro comportamiento presente.

Cualquier unidad de negocio tiene como finalidad satisfacer una necesidad. Pero en una sociedad con perpetuos cambios hay dificultad para vislumbrar lo que sucederá en el cruce entre la oferta y la demanda del empleo, y más cuando están emergiendo profesiones nada convencionales, mientras que en otras se asiste a una permanente incertidumbre en lo que a su continuidad funcional se refiere.

Seguir leyendo »

Nuevos paradigmas

Dicen que la felicidad no se mide por lo que tienes, sino por lo que compartes. Eso es lo que, probablemente, pensó el movimiento que promueve las acciones centradas en el consumo colaborativo. Según ese razonamiento, parece claro que el trueque siempre ha estado en nuestras vidas. Primero fueron objetos y, para establecer una medida paritaria y homogénea, se creó la moneda como método eficaz en las transacciones.

No obstante, cualquier vicisitud que origine incertidumbre en el poder de compra o en el atesoramiento (o pérdida) de riqueza hace que el ingenio se agudice, orientando el consumo no tanto hacia una finalización de la vida útil de los bienes y servicios, sino a una prolongación utilitarista de estos a través del intercambio. Es ahí donde nace (pero no por novedoso, sino por reciente) la denominada economía colaborativa.

Seguir leyendo »