eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Josu Montalbán

Josu Montalbán  (Zalla, Bizkaia, 1952). Escritor y colaborador de prensa. Cursó Medicina en la Universidad de Bilbao, aunque posteriormente ha desarrollado su trabajo en la política. Ha sido diputado foral de Bienestar Social (1988-1995) y de Urbanismo (1995-1999), de la Diputación Foral de Bizkaia. Portavoz del Grupo Socialoista en las Juntas Generales de Bizkaia. Diputado en las Cortes Españolas por el PSE(EE)-PSOE durante la IX Legislatura. Colaborador en diferentes medios de comunicación, es autor del libro "El Doctor Areilza. El Médico de los Mineros", así como de varios poemarios de juventud como "Caminando hacia Ella", "Polvo y Tierra"...

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 111

Más 'procès'

¿Quedará resuelto el procès catalán en la noche del 21 de Diciembre? ¿Será el día 21 de Diciembre un día inolvidable para los españoles, una gran fiesta democrática en Cataluña? La respuesta está en el viento…

Y el viento se muestra inquieto y persistente en la misma o parecida ambigüedad que ya conocemos. Ya no cabe hablar de actuaciones extraordinarias o de provocaciones, porque algunos dirigentes del bloque independentista catalán, con el caudillo Puigdemont a la cabeza, se han empeñado en convertir las provocaciones constantes en su modus operandi. El desprecio al que está sometiendo el independentismo a los catalanes no independentistas es malvado, y mucho más propio de dictadores que de demócratas.

Seguir leyendo »

El osado Alfonso Alonso

Al leer las “simplezas” vertidas por el líder del PP vasco Alfonso Alonso en el Forum Europa, en Madrid, en un acto organizado por Nueva Economía, me ha entrado cierta inquietud, principalmente porque el líder del PP ha vertido afirmaciones que nunca antes vertió. Las características del Foro en que discurseó se prestaban para la ocasión, porque es costumbre en este tipo de saraos que se reúnan en torno al discursista sus amigos e incondicionales, sus partidarios políticos y, además, los seleccionados por los patrocinadores del Foro, que en este caso suelen ser mucho más proclives al conservadurismo social y económico que al progresismo. Es por eso que Alonso habló para los suyos a sabiendas de que nadie se mostraría beligerante con sus palabras, todo lo más moderadamente incómodas.

Los medios de comunicación han seleccionados “perlas” interesantes que, si no se supiera su procedencia, sólo podrían ser adscritas a nacionalistas convictos y confesos. Cuando el entusiasmo desborda los límites de la cordura  y se extralimita, cae en la sima del forofismo más absurdo. Así le ocurrió al popular Alonso cuando afirmó que “el Concierto no es una reivindicación nacionalista,… es un elemento de unión entre los vascos, y de los vascos con los españoles, y que garantiza el mejor engarce de Euskadi en España”. ¿Hubiera afirmado lo mismo si no existiera Ciudadanos, o si Albert Rivera no hubiera adoptado la durísima posición que defendió en el Congreso de los Diputados? Porque la “irreductible” posición de Rivera, que habló de “cuponazo” en lugar de Cupo, le permite a Alonso hablar por primera vez de “nacionalismo español”, lo cual constituye una muestra de necedad evidente, adoptando gratuitamente las mismas premisas y teorías que en épocas anteriores ha defendido el nacionalismo vasco.

Seguir leyendo »

Cataluña, 21D: la hora de la verdad

Las elecciones catalanas, que se celebrarán el 21D, ya caminan sin remisión, pero no están claras las intenciones que cada cual tiene reservadas para el día 22D, sobre todo y a tenor de los resultados definitivos, por parte de las formaciones que han defendido el independentismo a ultranza, las que han entronizado el término “procés”, han llenado las calles de “aleccionados por los agitadores” y han dejado todo “manga por hombro”, en el más puro desorden-, porque acuden a ellas con cabezas de lista encarcelados y huidos de la Justicia.

Si las previsiones no fallan, al menos media docena de los elegidos se enterarán de su elección en las celdas, por medio de algún transistor, pues no en vano los resultados definitivos se conocerán cuando estén recluidos en sus receptáculos, aunque es de rigor que esa noche se sientan beneficiados por el escueto privilegio de presenciar los resultados directamente en el televisor. No es demasiado ostentoso el privilegio. Aunque, a decir verdad, quizás no les preocupe demasiado porque ya han quedado muy claros sus deseos y sus intenciones. Se propusieron alertar a Europa y al mundo de que "España robaba y atosigaba a los catalanes, porque se trata de un Estado opresor y poco democrático". Ciertamente, han conseguido 'alertar' mediante todo tipo de estrategias arteras y triquiñuelas diversas, pero sus voces han quedado silenciadas por el reconocimiento de las Instituciones y Gobiernos europeos que han admitido que España, con sus errores y problemas, es un Estado democrático que garantiza la vida y la dignidad de sus ciudadanos, y respeta sus derechos… ¡Cuidado, para quien lea con ojos aviesos, porque he dicho que con sus errores y problemas…!

Seguir leyendo »

'Proporcionalidad'

La palabra "proporcionalidad" se ha puesto de moda. "Encarcelar consellers es desproporcionado", ha dicho una socialista catalana, por cierto, integrante del nivel medio del escalafón. Otro político, nacionalista vasco, no le ha ido a la zafa: "El ingreso el prisión es desproporcionado y contraproducente". Más allá ha llegado Alberto Garzón, no sé bien si vestido de IU o de Podemos, que ha escrito: "Lamentable la decisión de la Audiencia Nacional… delito inexistente, falta de competencias y medidas desproporcionadas". Y así sucesivamente… El periodista Évole mostró su incapacidad interior para comprender con estas palabras: "Las cosas se pueden solucionar de otra manera". Tales aportaciones dialécticas de quienes se muestran como avezados pensadores llevan a los ciudadanos de a pie a la indefensión, a la incomprensión, a la perplejidad y al hastío. La falta de respuesta nunca invalida la profundidad y consistencia de una pregunta. La desesperación que nos embarga a casi todos en relación al procés catalán no debe ser acrecentada por estas afirmaciones en contra de las decisiones judiciales, que intentan descalificar cualquier tipo de solución pero no ofrecen ni una sola solución apropiada para la ocasión.

A la Juez lamela, que es al parecer la artífice de la encarcelación de los consellers, todos los perfiles encontrados en las Redes la califican como 'progresista', a pesar de que al vulgo le hayan alimentado la imaginación con otras imágenes mucho menos benignas desde que encarceló a unos jóvenes levantiscos que apalearon a unos Guardias Civiles en Alsasúa a altas horas de la madrugada. En todo caso, no profundizaré más en este aspecto porque la Juez Lamela ha aplicado todo su caudal de conocimientos jurídicos, a los que yo no alcanzo ni soy capaz de rebatir. Pero, dicho esto, también afirmo que quienes han tachado de 'desproporcionada' la encarcelación tienen los mismos o parecidos déficits de conocimientos jurídicos que yo. Han opinado sin argumentar el alcance de sus opiniones. Han buscado con meticulosidad la palabra (“desproporcionado”) porque dicha sin otro aditamento no significa realmente nada ni compromete a nada en concreto. Establecer proporciones exige tener en cuenta diferentes principios básicos y aplicables. Quienes llaman 'desproporcionadas' a las encarcelaciones deberían haber especificado con respecto a qué. A qué otro delito o a qué otra acción u oportunidad. Pero no han ido más allá del relativo significado de la palabra 'desproporción'.

Seguir leyendo »

El president que juega al escondite

Si todos actúan con buenas intenciones (con las mejores) y no se empeñan en plantear situaciones a modo de coartadas o cambalaches, el día 21 de diciembre Cataluña y España podrán firmar la paz y darse un saludo de concordia. El futuro lo exige, y la dignidad que se nos debe suponer y exigir a los humanos, también. La “apocalipsis”, prometida o esperada, ha quedado en poco más que nada a pesar de que la situación, aunque orientada al norte, permanece sumida en la confusión.

Los catalanes y las catalanas, de una u otra condición, no se merecen tanto riesgo e incertidumbre. Los españoles y las españolas tampoco. Quienes viven atribulados por el quehacer y los diarios avatares, que son casi todos, no pueden seguir siendo utilizados en ningún sentido. Lo conveniente ahora es hacer balance y sacar conclusiones. A sabiendas de que ponderar los hechos o las situaciones suele hacerse desde posiciones diversas, intentaré situarme en un lugar que podamos compartir cuantos más. Soy de izquierdas, y como tal deseo un Estado fuerte y compacto que proteja las vidas de los ciudadanos, que garantice la libertad de todos por igual y trabaje a favor de la igualdad de todos, tanto de la económica como de la social. Detesto las fronteras. Sabido que hay fronteras geográficas que pueden ser superadas, aborrezco esas otras fronteras que suelen implantarse aplicando criterios como los esencialismos identitarios, siempre impulsadas por quienes se creen ungidos por una superioridad fatua.

Seguir leyendo »

¡A casa los dos!

Son demasiadas las cosas que no llego a comprender o, en todo caso, que no soy capaz de interpretar debidamente desde que Puigdemont se empeñó en convertir a Cataluña en un problema para España. (Según él, España es un problema para Cataluña). Ni entiendo a Puigdemont ni entiendo por qué Rajoy no ha sido capaz de dar significado a lo que dijo el día diez de Octubre en su declaración en el Parlament, y le ha pedido aclaraciones al respecto. Rajoy, que pasó con buena nota unas Oposiciones oficiales, debería entender los lenguajes por muy enrevesados que sean. Otra cosa es que se haga el sordo o se desentienda, pero Puigdemont dijo que Cataluña se erigía en “república independiente” para, pocos minutos después, suspender su pronunciamiento, es decir que dijo “sí pero no”. Claro está que tanto Rajoy como Puigdemont viven ahora mismo atosigados por sus incapacidades, y parece que ambos han sido víctimas de lo mismo: los dos recibieron sendos juguetes, si bien ambos desconocen el manual de instrucciones y funcionamiento de dichos juguetes. De este entuerto están sacando provecho los informadores y opinadores a los que, uno y otro, ofrecen oportunidades para jugar con ellos al pimpampum.

¿Qué responderá Puigdemont a la pregunta que le ha hecho Rajoy? En realidad Rajoy le ha pedido que rectifique, es decir, que el Presidente español asume como formal la declaración de independencia esbozada por el President, a pesar de que tal no fuera sometida a ninguna votación. De este modo la parafernalia exhibida se convierte en un engaño, la actitud de Rajoy en miedo escénico y la de Puigdemont en pusilanimidad y cobardía. No ha servido de mucho que el PSOE haya ofrecido una muleta a Rajoy para que no renquee él sólo entre lo que le gustaría y lo que nos conviene a todos. La reforma de la Constitución que han pactado PSOE y PP, de momento, debería calmar los ánimos y atenuar las pretensiones de todos, pero la impavidez del Presidente Mariano y la “farruconería” de Puigdemont han chocado de frente, desprovistos de la magnanimidad que debe exigirse a cualquier dirigente político. Como se ve la autoridad de que ambos están dotados es impostada, como la belleza que confieren a un borrico los aparejos relucientes o los a modo de caireles que convierten su pelaje sobre el cuello en pobladas crines de caballo andaluz.

Seguir leyendo »

La amenaza catalana...alcanza a todo el Estado

Por fin “la Cataluña silenciada toma la calle para rechazar la independencia” (titular de periódico). Y empezó la guerra de los números y las cantidades. Suele ocurrir cuando aflora la intransigencia de un lado de los litigantes que el otro lado responde, y en lugar de dialogar, debatir o discutir, se empeñan en competir. No es fácil dirimir quién es el triunfador en una competición si la medición de los méritos no responde a un baremo o a una valoración cuantitativa de dichos méritos. Digo esto porque los no independentistas catalanes ya han salido a la calle, en gran número, para mostrar su fortaleza que es mucha, tan grande o mayor que la de los independentistas… Y aún es mayor el número de los catalanes y las catalanas que no han salido en ninguna ocasión, que prefieren seguir reflexionando a mostrar entusiasmos desmesurados.

Entre las muestras de los que salieron el día 1 de Octubre y quienes han salido el día 8 de Octubre, en vísperas de esa amenaza llamada DUI (Declaración Unilateral de Independencia), hay alguna coincidencia y también alguna diferencia. Dos coincidencias: en ambos casos se han portado con gran profusión diferentes banderas, aunque el fondo mostrara parecido colorido, y en ambos casos se han mostrado dudas a la hora de interpretar los datos, si el 1 de Octubre se criticaba la posible afluencia de agitadores violentos procedentes de otros lugares de España y Europa, en la del día 8 se ha hablado de la llegada de personas de otros lugares, aunque con intenciones meramente pacíficas, es decir, solamente destinados a engordar la concurrencia.

Seguir leyendo »

Cataluña: sedición para la seducción

La quimera catalana no responde a ninguna razón objetiva, ni siquiera a un razonamiento deductivo lógico que partiendo de una situación complicada requiera y conduzca a una solución mediante un método reflexionado previamente. Los catalanes, -o mejor, sus elites-, deben resolver sus problemas sin recurrir a esa idiotez del “cuanto peor, mejor” porque, salvo en la mente de los necios o de los malintencionados, lo peor siempre es “más malo”.

Los gobernantes catalanes actuales han propuesto a sus administrados un proyecto sedicioso con ánimo de seducirlos. Es decir, que la sedición que predican y proponen se ha constituido en su modo de seducción, en su forma de cautivar el ánimo de los catalanes y las catalanas para engañarles e incitarles suavemente hacia el peor derrotero. El engaño es manifiesto, y la endeblez de los fundamentos en que sustentan su propuesta sediciosa es aún más manifiesta. Hay un puñado de catalanes y de catalanas que desean irse de España, es decir, dejar de ser españoles. A todos ellos, al parecer, nunca se les ha oído ningún aserto diferente al que niega su españolidad, pero ahora desean ir bastante más lejos, si por ellos fuera construirían una muralla como la china para aislarse de Aragón o de Castellón, y de ese modo olvidar tantos años y vicisitudes en las que han tenido que ser españoles por obligación. Pero nunca, hasta hace muy poco tiempo, se han mostrado tan inhóspitos para sus vecinos españoles.

Seguir leyendo »

"Lliure, soberana y fraternal"

Así dijo que quería que fuera Cataluña Pablo Iglesias. Si a renglón seguido hubiera advertido que la celebración de la Diada obligaba a esfuerzos de ese tipo hubiera sido el suyo un esfuerzo razonable, pero en esta Diada lo importante no ha sido la propia Diada sino el Procès, así con mayúscula. Nada ha sido casual porque la casualidad siempre es inesperada, y lo ocurrido fue programado y, sobre todo, impulsado en una dirección determinada.

La Diada es una bella fiesta en la que la libertad aflora a sabiendas de que las eclosiones del ánimo nunca son definitivas. En esta Diada las senyeras no eran tal, eran esteladas en las que incluso cabían leyendas tan estridentes y absurdas como “Rufian Power”. ¿Imagina algún catalán, por muy independentista que se sienta y sea, que Rufian se erigiera en President de la Generalitat? Todo es posible cuando el delirio aflora y todo sirve. En esta ocasión, la Diada no era una fiesta cualquiera porque los independentistas catalanes la convirtieron en una disculpa para reivindicar la estulticia.

Seguir leyendo »

El descarado Rajoy

Ya compareció Rajoy a petición de PSOE, Unidos Podemos y algunos más en el Congreso de los Diputados. El asunto del que trataba la Comparecencia es archiconocido: la corrupción y el caso o trama Gürtel. De la comparecencia solo cabe subrayar el hecho de que Rajoy se escurriera entre las manos y las palabras de quienes pretendían acogotarle a preguntas, eso lo hizo no ofreciendo ni una sola respuesta. (Dicen algunos expertos que, si se hubiera tratado de una Comisión de Investigación, Raajoy no hubiera podido escaparse). No respondió porque dijo que ya había hablado de Gürtel en 25 ocasiones antes de esta última. Y yo me digo que si en las 25 ocasiones eludió las respuestas, como en esta ocasión, el Congreso de los Diputados aún deberá seguir insistiendo aunque, eso sí, eligiendo la fórmula más apropiada.

Estoy convencido de que para desentrañar las interioridades de Gürtel va a ser necesario cambiar de estrategia. En todo caso mientras los Tribunales de Justicia van resolviendo cada uno de los capítulos y tomos que forman Gürtel las iniciativas parlamentarias deben ser preparadas con mucho mimo. No se deben prestar medios para que Rajoy se esconda detrás de ellos, y los preguntadores han de poner más empeño en lograr el objetivo que en su propio lucimiento. Pedir cualquier tipo de opinión o parecer sobre corrupción al jefe de una trama corrupta es como incitarle irremediablemente a mentir, a contraatacar usando las mismas armas que quien pide las explicaciones. En hablar sin decir Rajoy es un auténtico maestro. Sus trastabillones y tropiezos cuando se expresa, -que tanto ilustran los programas televisivos del Gran Wyoming, por ejemplo-, terminan siendo una coartada que encubre sus flagrantes intenciones, que no son otras que dejarlo todo para el día siguiente, por cierto un día que casi nunca llega.

Seguir leyendo »