eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juan López de Uralde

Portavoz de Equo y exdirector de Greenpeace en España.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 520

Estamos perdiendo la batalla para salvar el clima (y nuestra supervivencia)

La retórica ya no sirve contra el cambio climático.  La filtración del borrador del informe que el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) está preparando y que será clave en las negociaciones de la próxima cumbre del clima COP24, ha puesto en evidencia que estamos perdiendo la batalla global para salvar el clima.

Quizá a más de uno le sorprenderán o le aterrarán – o quizás las dos cosas- algunas de las afirmaciones que se recogen en el informe, como que  "limitar el calentamiento global a 1,5ºC (en 2100) requerirá una rápida y profunda reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI)" o que alcanzar los 2ºC conlleva un importante aumento en la intensidad de las consecuencias del cambio climático. Pero en cualquier caso, entenderá que la cosa no pinta demasiado bien: incluso cumpliendo los actuales compromisos del Acuerdo de París el problema no desaparecerá.

Seguir leyendo »

Cambio climático: ¿Dónde está Rajoy?

A Rajoy el cambio climático le importa muy poco. Sus políticas son un ejemplo diario de ello. A pesar de los graves impactos que sufrimos en España como consecuencia del cambio climático, estos no parecen hacer mella en él. Mientras otros líderes europeos aprovechan la ausencia de Estados Unidos, tras el anunciado abandono de Trump del Acuerdo de París, para recuperar el liderazgo europeo perdido, Rajoy hace mutis. Ni está, ni se le espera. 

Rajoy ha perdido en Bonn una oportunidad única de sumarse al pacto entre Merkel y Macron contra el cambio climático. Puestos a buscar lo más interesante de la Cumbre del Clima (COP23) celebrada en Bonn yo destacaría el paso adelante de dos líderes europeos, Merkel y Macron, asumiendo que Europa debe recuperar el liderazgo climático que perdió en Copenhague en 2009. Y es que la lucha contra el cambio climático ha estado durante años huérfana de líderes capaces de generar el necesario impulso político que necesita. Por eso, creo que la foto de la Cumbre es la de Merkel y Macron, devolviendo a Europa un rol determinante en una cuestión global. 

Seguir leyendo »

España en crisis (ecológica)

La lógica del actual modelo económico nos ha llevado a tres grandes crisis: económica, social y ecológica. Pero hay dos consecuencias terribles de la aplicación de la lógica del sistema que corren paralelas y desbocadas: la profundización de la brecha de desigualdad social, y el agravamiento del deterioro ecológico.  Los indicadores son cada vez más contundentes, y en algunos casos, como el deterioro ambiental, son ya irreversibles.

Esta situación global, se reproduce localmente de forma imparable. La crisis ecológica que sufre nuestro país es cada vez más profunda, y no se está actuando para detenerla.

Seguir leyendo »

Política, lobbies y maltrato animal

El pasado domingo el periódico La Razón se marcaba una portada con una enorme foto de un perro, y el titular "No al maltrato animal". Lo hacía precisamente destacando que este jueves se aprobará previsiblemente en el Congreso el Convenio europeo de protección de los animales de compañía. Podría pensarse que el hecho de que un medio tan descaradamente progubernamental lance esta campaña puede responder a que por fin se abre hueco en la agenda del Gobierno la protección animal, pero nada más lejos de la realidad. Y es que en esto, como en todo, la política juega un papel muy importante; pero el PP que gobierna es el que rebaja el IVA a la tauromaquia o pretende mantener como legal la amputación del rabo de los perros.

Vaya por delante que el Convenio europeo, que por fin se aprobará el jueves, es del año 1987. Es decir, nuestro país va a tardar nada menos que 30 años en ratificarlo para que entre en vigor. Este retraso además viene acompañado de una reserva que ha traído una enorme lucha en el Congreso: la reserva española a la prohibición de la amputación de la cola de los perros, recogida en el artículo 10 del Convenio.

Seguir leyendo »

Cumbre del Clima: España vende humo

Empezaba la reunión en Marrakech con el espaldarazo que suponía el haber llegado a la misma con el Acuerdo de París en vigor y ratificado por más de un centenar de países. Las expectativas basadas en experiencias anteriores de que se tardaría al menos tres años para aprobar este proceso quedaron afortunadamente desfasadas. Entre esos países, sin embargo, no se encuentra España, que a día de hoy todavía está a la espera de que el Gobierno envíe el instrumento de ratificación al Congreso. Causaba rubor, por ello, ver a la ministra Tejerina en la Cumbre mostrando su alborozo por esa rápida y amplia lista de países comprometidos con el Acuerdo….en la que no estaba España.

La tardía reacción de España no puede explicarse por la ausencia de Gobierno durante los últimos meses, ya que otros acuerdos internacionales, como por ejemplo el de libre comercio con Canadá (CETA), sí fueron ratificados. La razón es otra: al Gobierno de Rajoy ni le importa el cambio climático, ni tiene intención de actuar para frenarlo, más allá de cumplir con los mínimos que exija la Unión Europea. Por este motivo, el recién nombrado presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dejó pasar la oportunidad única de dirigirse al plenario de la Cumbre de Marrakech, para dar un mensaje ante el mundo de preocupación o de compromiso contra el cambio climático.

Seguir leyendo »

Fiestas sin maltrato animal

El segundo martes de septiembre la polémica sobre los festejos taurinos se aviva con el Torneo del Toro de la Vega en Tordesillas (que en esta ocasión se ha llamado de la Peña por los cambios legales introducidos ). Pocos festejos han generado tanto rechazo  como la persecución, acoso, agresión, y lanceamiento del Toro de la Vega. Hoy las tornas han cambiado: este año por primera vez no se lanceará al toro por la prohibición de la Junta de Castilla y León. Esta decisión que ha alegrado a muchas, muchísimas personas,  también ha generado airadas protestas en el pueblo, pero cuenta con la aprobación general de la opinión pública en todo el mundo al ser un paso en la dirección correcta.

Precisamente ha sido el rechazo generalizado lo que ha llevado finalmente a la Junta de Castilla y León a terminar con la parte más sangrienta del  espectáculo. Ha sido clave para ello el incansable trabajo de quienes defienden los derechos de los animales, que han sabido mantener la protesta con tesón y constancia, sin perder nunca la esperanza a pesar de la siempre agresiva reacción contra ellos en el pueblo de Tordesillas.

Seguir leyendo »

Un poco de luz sobre las negociaciones de investidura

Tantas horas de televisión, y tanta tinta vertida sobre el posible pacto de investidura, pero llama la atención lo poco que sabemos sobre el contenido de las políticas que están negociando el Partido Popular y Ciudadanos. Todo apunta a que el pacto está muy avanzado, y que en unos días nos anunciarán la fecha de una sesión de investidura que, según viene asegurando Rajoy desde hace semanas, sólo se producirá cuando tenga asegurada la mayoría que asegure esa investidura. Pero, ¿qué están negociando? ¿Qué políticas están pactando?

Algunas informaciones que se van filtrando confirman que lo que han sido los ejes principales de las políticas del Partido Popular en estos cuatro años no están en juego: los nuevos recortes que exige Bruselas irán adelante sin problemas; no se cuestiona la reforma laboral del PP, Luis Garicano dixit; no se derogará la ley mordaza, inaceptable recorte de nuestras libertades civiles, ni tampoco se cuestiona en lo fundamental la política energética que ha favorecido al oligopolio eléctrico.

Seguir leyendo »

La necesidad de cambiar al verde el 26J

Un año más el Día del Medio  Ambiente nos pilla en España sin los deberes hechos. La ecología sigue siendo la asignatura pendiente en un país en el que se condena al ostracismo a las energías renovables, arden sin control millones de neumáticos junto a un barrio residencial,  se urbanizan los espacios naturales o los lobos aparecen colgados de las señales de tráfico. Todo esto y mucho más ocurre en nuestro país  sin que nadie se lleve las manos a la cabeza.

Pero el próximo 26 J podemos poner freno de una vez a todo esto. Tenemos una oportunidad de superar la reválida de esta asignatura olvidada, y hacer que de una vez por todas se produzca el imprescindible cambio de rumbo que necesitamos.

Seguir leyendo »

Este acuerdo no es verde

En los últimos días el debate sobre el contenido del acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para la formación de gobierno se ha centrado fundamentalmente en dos aspectos: los económicos y, en menor medida, la cuestión territorial. Sin embargo, uno de los temas claves del programa para el futuro gobierno ha quedado ensombrecido en la discusión: me refiero a las políticas ecológicas y de sostenibilidad.

En un país en el que el actual presidente del gobierno (en funciones) ha llegado hasta a negar de manera pública y notoria, la existencia misma del cambio climático; ya su mera mención en el documento es un paso adelante con respecto a las políticas que hemos vivido hasta ahora.

Seguir leyendo »

Copenhague reloaded

Con el final de la Cumbre de París han arreciado los titulares triunfalistas que califican el acuerdo alcanzado como "histórico". Esta vez se han escuchado pocas voces críticas, a pesar de que el acuerdo es manifiestamente insuficiente. Quizás la falta de esperanzas en conseguir un acuerdo verdaderamente ambicioso que ponga freno al cambio climático sea la razón que explique el conformismo que se respira con el texto alcanzado en París. Vaya por delante que no comparto ese diagnóstico tan complaciente. Al contrario, considero que los agujeros en el texto de París, consecuencia de las presiones constantes de los 'lobbies' de los combustibles fósiles han descalabrado lo que podía haber sido efectivamente un buen acuerdo. No podemos sentirnos complacidos por el mero hecho de que se haya acordado que las temperaturas medias globales no deban subir de los 2 º C, porque ese  compromiso ya lo alcanzaron en 2009 en Copenhague los líderes mundiales, y ya entonces denunciamos aquel acuerdo como un fracaso cuya denuncia a algunos nos costó unos días de prisión….Cinco años después no podemos dar como bueno lo que en 2009 denunciamos, por más que se haga esta vez una referencia más ambiciosa a los 1,5 º C, aunque eso sí, solo cuando sea posible. En cuanto a los compromisos para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero adoptados por cada país, no ha habido avances significativos durante la Cumbre. Ya antes de que esta comenzara, los propios cálculos de Naciones Unidas hablaban de que en ningún caso con los compromisos adquiridos por los gobiernos de los países se podía garantizar que el aumento de la temperatura se mantuviera por debajo de los 2 º que recomienda la comunidad científica. Entonces, si no se avanzado en París hacia compromisos más ambiciosos, ¿cómo podemos estar satisfechos con lo que hay sobre la mesa? En todo caso, si esos compromisos insuficientes se incumplen, tampoco habrá sanciones.

El cambio climático es un problema de primer orden. A pesar de su ausencia de la agenda política, cada vez es más difícil obviarlo porque las realidad es tozuda y las evidencias son cada vez más fuertes. Y también sabemos que está causado por la actividad humana, fundamentalmente por la quema de combustibles fósiles. Sin embargo la referencia a ese objetivo de eliminar el uso de combustibles fósiles también se ha omitido del acuerdo, y que se ha quedado en un texto genérico sobre la necesidad de que las emisiones no superen a lo absorbido por los sumideros de carbono, dejando con ello la puerta abierta al continuado uso de combustibles fósiles, aunque eso sí, acompañados de tecnologías de captura de carbono. Así pues el lenguaje del texto omite la necesidad de prescindir de los combustibles fósiles, una reivindicación imprescindible. En principio el acuerdo es vinculante, pero el acuerdo adoptado es vinculante, pero no  los objetivos nacionales de reducción de emisiones. En esas condiciones, y sin posibles sanciones, será muy difícil exigir el necesario cumplimiento de los compromisos adoptados por los países. De hecho se nos antoja imposible esa posibilidad. Y nos queda por delante el largo proceso de ratificación para su entrada en vigor, que en el caso del protocolo de Kioto se alargó durante nada menos que 5 años. Ya en la Cumbre de Río de Janeiro en el año 1992, los jefes de estado y de gobierno mundiales reconocieron la gravedad del cambio climático y la necesidad de actuar. Sin embargo el tiempo sigue pasando y la situación se agrava año tras año. Espero estar equivocado, y lo reconoceré con satisfacción si así fuera, pero a día de hoy el acuerdo de París no es el que va a frenar el cambio climático. La lucha debe continuar en la calle, en las instituciones y en los foros internacionales. Necesitamos mucha más ambición, y voluntad política. Seguimos.

Seguir leyendo »