eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Laura Vilanova

Soy periodista desde el año 92, formada profesionalmente en el diario Información de Alicante he pasado por las redacciones de El Mundo y Las Provincias de Alicante. Tras 15 años en prensa escrita, mi pasión por la comunicación me ha llevado al mundo de las Redes Sociales en el que ejerzo de community manager en una apuesta por la visibilidad 2.0 www.lauravilanova.com

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 24

Tonto es el que hace tonterías

No sé si estoy fuera de onda, sobrepasada por los acontecimientos, completamente liada o que –por el contrario- lo tengo todo muy claro. Me parecen sorprendentes muchas de las declaraciones en torno al gesto de Carolina Bescansa de llevarse a su bebé al Congreso de los Diputados. Postureo, circo, insulto… ¿en serio? Hasta ahora las medidas de conciliación establecidas por la legislación tan solo han servido para alejar a las mujeres de las empresas. En general, las medidas protectoras o de conciliación han expulsado del mundo laboral a las mujeres y el futuro tampoco es halagüeño cuando en plena crisis, las directivas propuestas por la Unión Europea para el fomento de la igualdad sólo van a conseguir relegar todavía más a las mujeres. Tanto la medida de aumentar en 18 semanas el permiso de maternidad como la de aumentar el resto de permisos (los denominados parentales) sin ir acompañadas de medidas efectivas de corresponsabilidad sólo van a lograr aumentar la flexibilidad del empleo entre los hombres y la no contratación de las mujeres. El Código de Hammurabi condenaba a la mujer que no es madre al ostracismo. Sin embargo, en la actualidad, es el mundo laboral el que condena al ostracismo a la mujer que es madre. La crisis económica mundial ha vuelto a poner de relieve la debilidad del trabajo femenino. Cuando parecía que se habían superado algunas barreras, de nuevo, las mujeres han vuelto a ser las más perjudicadas por la crisis. La crisis financiera y del modelo capitalista que atravesamos puede poner de nuevo en boga el modelo desarrollado por Betty Friedman en La mística de la feminidad, el de amas de casa “atrapadas”, mujeres “recluidas” a las que sólo se les permitía participar en el mundo a través de su marido y sus hijos. Y esta tendencia de vuelta a los cuidados ¿Dónde deja a la mujer profesional? Con este panorama me parece que el gesto de Carolina Bescansa tiene que leerse más allá del simple postureo. ¡Claro que puede dejar a su bebé en la guardería! ¡Claro que se lo pueden cuidar por unas horas…! A ella sí, pero ¿y al resto? Personalmente, creo que Carolina Bescansa ha conseguido algo que a otras muchas mujeres nos hubiera gustado: que se ponga sobre la mesa el problema de conciliación de padres y madres. Y para mí eso ya es algo. Aunque con su gesto también haya tapado que un acusado por corrupción tome posesión de su escaño como si nada. Como diría Forrest Gump, ‘tonto es el que hace tonterías’. Y aquí no tengo muy claro quién es el tonto. ¿O sí?

Seguir leyendo »

Ramón, no te pares

Llevo todo el verano con una frase en mi boca: “Ramón, para”. Tengo un hijo de los ‘moviditos’, vamos como la mayoría. No se puede estar quieto. Ni siquiera viendo su serie preferida renuncia a subir y bajar del sofá. Boca abajo, del revés, de espaldas, salta, baila… ¡pues eso tiene 8 años! He de admitir que me alegré por la organización del curso que se retrasara el inicio del nuevo año académico al 10 de septiembre, pero que en mi corazón de madre trabajadora, autónoma y con el despacho en casa hubiera preferido el calendario de María José Catalá ¡Quién me lo iba a decir! Añorando a la consellera que tantos dolores de cabeza nos ha causado en los coles públicos…

Y es que, como la mayoría de padres y madres de hijos en edad escolar llevo el verano con una mezcla de culpabilidad y hartazgo por no parar de decir a mi hijo que pare, que descanse, que deje de hablar aunque sea por cinco minutos,… Culpable cuando se va a casa de los primos y yo me tumbo en el sofá escuchando el silencio, culpable cuando le echo la bronca y luego lo veo dormido ¡el angelito! ¡Qué guapos están durmiendo!

Seguir leyendo »

Nos están matando. No más gestos

Hace días, muchos, que no escribo. La última vez que lo hice, el alcalde de Alicante todavía era Miguel Valor y el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra. Y, por supuesto, no hacía tanto calor. En este tiempo ha habido muchos cambios. Cambios en consellerias, en concejalías, nuevos asesores, nuevos equipos… ¡Lo normal tras un cambio de color político en el gobierno local y autonómico! Y también ha habido cambios en algunos planteamientos. En Alicante, el sector comercial es el más activo: Ikea, festivos, veladores, tardeo…, pero también ha habido otros cambios:

-Ha cambiado la fecha del inicio de curso escolar. Nuestros niños tienen 7 días más de vacaciones.

Seguir leyendo »

Llega junio y ¡seguimos comiendo!

De verdad que lo siento. Lamento ser tan cansina. Me disculpo por mi falta de originalidad. Porque un año después tengo que volver a escribir de lo mismo. Ha llegado junio y los niños siguen comiendo. ¿En serio? Alguno creerá que de junio a septiembre los niños pasan del aire. Como no hay colegio, tampoco hace falta comer a diario. ¡Total! Si sólo van a clase unos días y apenas cuatro horitas.

Es difícil ironizar sobre esta situación. Y no voy a continuar haciéndolo. Un año más, no se ha previsto el final de las becas de comedor. Un año más, se cierran los comedores escolares en verano. Un año más, muchas familias tendrán que recurrir al bocadillo de pan con pan, tendrán que echar mano de la imaginación para alimentar a los niños…

Seguir leyendo »

Te cambio Valencia por Alicante

El martes escuché en ‘La Ventana’ el testimonio de una mujer de 50 y pocos años, casada y con un hijo, que sobrevivía (o lo intentaba) con 350 euros al mes. Su hijo se había ido a vivir con sus tíos para poder comer, ducharse y llevar una vida más o menos normal. Mientras, ella decía que estaba más gorda que nunca porque comía a base de pasta, patatas, arroz y más pasta, más patatas, más arroz. Hasta 2010 su vida era como la de cualquier otro: un piso en alquiler, un coche pagado, un trabajo…pero desde entonces no ha levantado cabeza.

Ese martes todavía resonaban en mis oídos los ecos de esa canción de estribillo machacón ‘Hay un gallego en la luna’ que no me puedo quitar de mi cabeza desde que oí la comparecencia de Rajoy del lunes. Esa en la que habló de problemas de comunicación (siempre la paga el mensajero).

Seguir leyendo »

¿Más vale malo conocido?

Es irreal. Lo que vivimos en nuestras calles y plazas durante la campaña electoral me parece totalmente irreal. Personas que hemos visto por vez primera en un cartel pegado en una pared, en una farola, tirado por el suelo…nos prometen medidas para salir de esta crisis que ya dura demasiado. Otras, que hemos conocido tomando decisiones o diciendo que las toman…nos prometen lo mismo. Ahora. Me cuesta distinguir a unos de otros. A unos los conozco. A otros no. ¿En estos casos hay que hacer caso a eso de “más vale malo conocido”? Ni idea. Cada vez tengo más claro a quién no voy a votar. Lo malo es que esa lista se va engrosando según avanza la campaña. Y la otra… ¡sigue vacía! Como un lienzo en blanco.

El lunes, cuando volvía por la tarde de recoger a mi hijo del colegio y me iba contando que su profesor les había dicho que tenían que hacer muchos exámenes en dos días para pasar de tercero a cuarto de Primaria (reválida Wert), después de preguntarme por qué nosotros no hacíamos huelga para ir a clase sólo por la mañana si era lo que se había votado en el cole (había desayunado con la Cadena Ser puesta) y insistir en que le explicara el porqué de la negativa a implantar este tipo de jornada…( ¡Si no vale dinero, mamá!)

Seguir leyendo »

La basura, según la RAE

Esta semana quiero hablar de una basura distinta a la habitual en mis escritos. Con esto, me refiero a que no quiero escribir de Bankia, ni de Blasco, ni de la cúpula directiva de la extinta CAM…ni de desahucios o del déficit de becas escolares de comedor para este verano. ¡No! Esta semana escribo de la basura en su primera y segunda acepción según la Real Academia de la Lengua (RAE): suciedad o residuos desechados y otros desperdicios. Y lo hago porque, como ya habrán leído o escuchado o visto en algún informativo de televisión, un estudio de la OCU sitúa a Alicante como la tercera ciudad más sucia de España. Y a Valencia, la cuarta. ¡Triste honor!

No es nuevo. Al menos, para los que vivimos en Alicante. Lo sabíamos, pero que te lo digan así como que te deja un pelín helada. Principalmente porque los que hemos aprendido a caminar sorteando cacas de perros, oliendo a orín y diciendo a nuestros hijos que dejen de chutar los cartones y latas que se encuentran por la calle, empezábamos a asumirlo como parte de nuestra normalidad. Y para los que no tenemos mucha oportunidad de viajar, ¡pues eso! Que creemos que es lo habitual. Más aún en mi caso que tengo a Valencia como ciudad de destino principal de mis fines de semana. La cuarta ciudad más sucia según este deshonroso ránking.

Seguir leyendo »

94 días y 93 noches

Paco y Sonia. Sonia y Paco. 94 días y 93 noches acampados en la avenida de Alfonso el Sabio de Alicante. A las puertas de una sucursal del BBVA. El banco que pretendía cobrar la hipoteca de un piso que ya no les pertenecía, que ya había vendido. Hoy ya dormirán en su cama. Con sus hijas. Ellos y los cientos de personas que han ido desfilando durante este tiempo por esta avenida y que se han acercado a pasar la noche con ellos, a hacerles un rato de compañía, a llevarles mantas, comida, un café caliente…

Paco y Sonia. Sonia y Paco. Cuando se lanzaron a la calle en la noche de Reyes lo hicieron por desesperación. No podían hacer otra cosa si querían conservar lo poco que tenían. Y no. No habían vivido por encima de sus posibilidades. ¡No! Habían comprado un piso de acuerdo a su situación laboral y familiar, pero llegó la crisis. Y les estalló en la cara. A ellos sí. Ellos no tenían una cuenta en Suiza que legalizar. Nadie les daba sobres con dinero.  

Seguir leyendo »

En época de tribulaciones, no hagas mudanzas

Y de repente hay estudios. Y es contraproducente. Y se ponen trabas. Y todos son peros. Y se descarta implantarla. Algunos habrán sabido desde el primer momento de lo que les hablo. Para el resto, me refiero a la jornada continua en los colegios. Resulta que el año pasado, la consellera María José Catalá movilizó a la comunidad educativa al barajar la posibilidad de que se implantara la jornada continua en los colegios que contaran con el aval de los padres y madres. Luego, de pronto, decidió que no, que sólo se implantaría en los que arrastraban una reivindicación histórica y que seguiría en los centros piloto. Confieso que a muchos padres y madres nos dejó con un palmo de narices… (Al menos en muchos coles de Alicante en los que la mayoría del AMPA se había manifestado a favor).

“El año que viene”, fue el mensaje discreto lanzado desde la Conselleria de Educación. Y en eso estamos. En el año que viene. Algunos colegios hemos adelantado la votación conociendo a la imprevisible consellera del ramo. ¡Qué no sea por falta de tiempo!

Seguir leyendo »

En bici hacia la Alcaldía

El presidente de la OAMI mostró en enero en plena presentación del año un vídeo del peligroso camino en bici (recorrido y grabado por él mismo) desde San Juan hasta Aguamarga, sede de la Euroagencia. Lo reivindicó ante la cara de un atónito Alberto Fabra que había acudido a un acto festivo, protocolario, el mismo Alberto Fabra que se había comprometido un año antes a dotar de un carril bici a la zona.

Fue listo el presidente de la Oficina de Marcas. Lo hizo en pleno comienzo de año electoral. Con tiempo para hacer la infraestructura y poder inaugurarla en elecciones. Estamos en marzo con la obra presupuestada y parece que ya iniciada para terminarla en verano (siempre podemos inaugurar algún tramito).

Seguir leyendo »