eldiario.es

Focos

Lina Gálvez

Lina Gálvez Muñoz es Catedrática de Historia e Instituciones Económicas de la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla. Es doctora por el Instituto Universitario Europeo de Florencia y ha sido profesora de las universidades de Reading, Sevilla y Carlos III, y como profesora visitante de la Universidad de Oxford. Dirige el observatorio de igualdad GEP&DO y los masters universitarios en Género e Igualdad y el de Derechos Humanos, Interculturalidad y Desarrollo. Su investigación se ha centrado en el análisis de las desigualdades, especialmente las de género; el análisis de los tiempos y los trabajos en los mercados y las familias; así como los efectos de género de las crisis económicas y las políticas de austeridad.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 182

Lo nuevo y lo viejo, lo cierto y lo falso sobre la robotización

Aunque el miedo a la robotización y a una tecnología que presagia el fin del trabajo no es nuevo, en los últimos meses, incluso me atrevería a decir que semanas, ese miedo se ha instalado en los salones de las casas a través de la televisión y los medios de comunicación. Muy especialmente, desde que la robotización se discutiera por segundo año consecutivo en el Foro de Davos el pasado mes de enero, unido con el anuncio apocalíptico de que no habrá trabajo para todos y la posibilidad de establecer una renta básica universal.

De esa manera puede pensarse que la falta de empleo no se genera por unas políticas económicas de corte deflacionista –ahora mal llamadas de austeridad- que no buscan el pleno empleo y generan un modelo de crecimiento pro-pobre distribuyendo las ganancias de la productividad de manera cada vez más desigual, sino por culpa de las máquinas. Siempre es bueno que haya niños. Sobre todo, cuando se quieren cambiar las reglas de juego o, mejor aún, legitimar los cambios que se han dado en las décadas anteriores y que han supuesto el aumento de las desigualdades económicas, la mercantilización de las vidas de muchas personas y procesos de individualización del riesgo que dejan a muchas personas y a las que de ellas dependen, de su capacidad –siempre desigual-, de incorporarse en los distintos mercados, especialmente al de trabajo.

Seguir leyendo »

Ellas conocerán, ellas inventarán

En 2015, Naciones Unidas implantó por resolución el 11 de febrero el Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia para reconocer el papel clave que las mujeres desempeñan en la comunidad científica y la tecnología y para tratar de afrontar el problema que supone para las propias mujeres y para la humanidad en general su poca presencia en este campo tan esencial de la vida social.

En la foto de la V Conferencia Solvay de 1927, que todavía hoy pasa por ser la más importante agrupación de científicos de la historia, sólo había una mujer, la dos veces galardonada con el nobel Marie Sklodowska, Marie Curie. En la VII conferencia celebrada en 1933 hubo finalmente sentadas tres mujeres: la propia Marie Curie, su hija Irene Joliot-Curie que también recibió un nobel, y Lise Meitner, a quien nunca se lo dieron a pesar de que sus descubrimientos sobre la fisión nuclear fueron básicos en el desarrollo de la física moderna y sirvieron para el nobel que sí le dieron a su colega Otto Hahn.

Seguir leyendo »

Trump, el hombre que no ama a las mujeres

Si el propio Trump leyese la frase que da título a este artículo se reiría, e incluso, es posible que se sintiera ofendido por ella. Lo veo posible, y le pido disculpas de antemano. Cómo no iba él a amar a las mujeres si hasta se ha casado en tres ocasiones. Hasta podría decir que a excepción del dinero, las mujeres es lo que más ama en el mundo, sin darse cuenta posiblemente de la relación que hay entre su dinero y la manera que él tiene de relacionarse con las mujeres.

Cuando digo que Trump no ama a las mujeres me refiero a que no nos ama como seres autónomos, con proyectos de vida propios sin ser exclusivamente medios para otros fines, o simples objetos de deseo que hay que poseer.

Seguir leyendo »

Los robots podrían cuidarnos, pero les traemos sin cuidado

Actualmente se hace fuerte la idea de que no hay trabajo suficiente para todas las personas porque la robotización de la producción aumentará la productividad y generará desempleo, al dejar a muchas personas sin trabajo.

Los análisis que nos hablan de la sustitución del trabajo –mejor, del empleo- por robots son cada vez más numerosos como por ejemplo los de los economistas de la Oxford Martin School que financia el  Citi Group. En su estudio de tendencias laborales hablan de que casi la mitad de los trabajos que hoy día conocemos, incluidos los vinculados con las tareas cognitivas no rutinarias, desaparecerán en los próximos veinte años como consecuencia de la informatización. Igualmente, la idea que une robotización con paro es uno de los argumentos centrales de los defensores de la renta básica como forma de disminuir los niveles de pobreza que esta falta de empleo presagia.

Seguir leyendo »

Vientres de alquiler o la mercantilización de la vida

Hace unos días volvió a estallar en España la polémica sobre los vientres de alquiler y su posible legalización tras la detención y posterior puesta en libertad con cargos de una joven gaditana y una pareja de Almería que supuestamente habría costeado hasta dos procesos de fecundación in vitro para esa mujer y “comprado” el bebé por 10.000 euros.

El abogado defensor de los padres adoptivos asegura que no ha habido compra porque uno de sus cliente es el padre biológico de la criatura, en tanto que donante del esperma, y porque, en su opinión, el perfil de sus clientes no es el de alguien que compraría un bebé, una bebé en este caso. Dos argumentos tan falaces como contradictorios. Por un lado es falaz porque, según ese criterio, no habría compra de algo si quien paga un precio por ello ha contribuido con alguna materia prima a su producción. Y contradictorio porque al aludir a ese supuesto perfil se está asumiendo, aunque sea implícitamente, que comprar un bebé es algo éticamente reprobable o al menos cuestionable y porque, al mismo tiempo, el abogado afirma que sus clientes han tenido este problema porque son “pobres” y no tenían recursos económicos suficientes para encargar el bebé en otro país. Lo que lleva implícito aceptar que si hubieran tenido unos cuantos de miles de euros más, habrían accedido a la “compra”.

Seguir leyendo »

De nuevo, la "amenaza" de las urnas: ahora en Italia

El próximo domingo, cuatro de diciembre, las italianas e italianos están llamados a las urnas para votar una reforma constitucional promovida por el primer ministro Matteo Renzi. Su propuesta resumidamente implica una mayor concentración de poder del ejecutivo italiano limitando el del Senado que mermaría en número de escaños y disminuiría su poder legislativo y pasaría a ser elegido por representantes de los gobiernos regionales y los ayuntamientos. Y también limitaría el poder de las administraciones locales y regionales, sobre todo en lo relativo a los planes de infraestructuras que quedarían centralizados.

Cuando la reforma pasó por el Congreso hace unos meses nada hacía prever que Renzi tuviera problemas al someterla a referéndum, pero dos cuestiones han hecho que el resultado se haya convertido en muy incierto y quizá generador de una gran inestabilidad en ese país y en toda la Unión Europea.

Seguir leyendo »

No están locos, están hartos

Ganó Trump y vamos acumulando resultados electorales "sorprendentes" para el establishment y los medios de comunicación que lo sostienen y legitiman. Una vez más, como pasó recientemente con el referéndum del Brexit, fallaron los pronósticos de los políticos, de los analistas y de los grandes medios de comunicación. Posiblemente, porque volvió a funcionar el sesgo de confirmación que lleva a las personas a decantarse por la información que puede confirmar sus expectativas; o por el alejamiento que los creadores de opinión tienen de la vida a la que ellos mismos han llevado a grandes capas de la población; o, sobre todo, porque no quisieron ver o no les interesa mostrar el verdadero origen de los fenómenos que pretenden analizar.

Como ya ocurrió con el estallido de la crisis financiera en 2007, ahora tampoco se quiere asumir el origen del problema, que está en una hiperglobalización financiera que afecta a las personas de manera muy desigual, en un sistema económico y político generador de desigualdades tremendas y que está dejando a muchas personas en la cuneta o sin esperanzas ni expectativas; y en especial, a muchos jóvenes que fueron socializados en la convicción de disfrutar de un futuro con seguridad económica y bienestar, y con la posibilidad de participar democráticamente en el devenir de sus sociedades. En cierta medida es normal que no quieran asumir el origen real del problema porque les obligaría a negarse a sí mismos y a tirar a la basura su propio discurso. Pero su continuada y voluntaria ceguera solo puede llevarlos y llevarnos al desastre.

Seguir leyendo »

Austeridad, segunda parte

El sábado 29 de octubre, el Congreso de los diputados invistió a Mariano Rajoy como Presidente del gobierno y horas después cambiábamos la hora para hacer los días más cortos y las tardes más oscuras. Una buena metáfora de lo que vuelve a venir: la mal llamada austeridad que en esta segunda ronda vuelve a ser oscura y taimada. Por cómo oculta su verdadero significado y por la naturaleza de los efectos que provoca.

Las políticas de austeridad engañan de entrada con su propia denominación. No ponen en marcha una auténtica y necesaria austeridad sino que usan ese término para culpar indebidamente a quien no ha provocado lo males que sufrimos. En realidad, son una versión actualizada de las viejas políticas deflacionistas que vienen desarrollándose sobre todo desde los años ochenta como soporte de la respuesta neoliberal a la gran crisis estructural que se desencadenó en las economías capitalistas, incluso ya antes del comienzo de los años setenta del pasado siglo. Se trata de políticas que buscan la devaluación salarial, el fomento de las privatizaciones, y la reducción del gasto social pero que son todo lo contrario de austeras a la hora de ayudar y rescatar a la banca y a las grandes empresas.

Seguir leyendo »

La X no es lo único que falta de la Gürtel

Correa ha comenzado a largar de la manera más natural, como si estuviera representando una obra mil veces ensayada en las largas horas de encarcelamiento. Pero en su perorata falta algo. Y no es poco.

Correa habla de los intermediarios, del tesorero, de personas con responsabilidad política a nivel municipal o autonómico, de comisiones y de tramas pero todo ese entramado no se puede entender sin tener en cuenta que las licitaciones y, en general, las grandes decisiones que podían dar lugar a los actos concretos de corrupción se tomaban en los ministerios.

Seguir leyendo »

Lo quieren todo

Fui una de las firmantes del ya malogrado manifiesto que instaba a formar un gobierno alternativo al de Mariano Rajoy. La complicidad final de Ciudadanos con el PP, el cansino y destructivo cainismo de la izquierda, los vetos cruzados de Podemos y Ciudadanos y la intervención continuada de algunos medios en la vida política para tratar por cualquier vía de que fracasara la propuesta han logrado que efectivamente ésta no fuese a ninguna parte.

La verdad es que ninguno de los actores llamados a hacerla posible (Podemos, Ciudadanos y PSOE), salvo algunos de sus dirigentes y muchos de sus militantes, la vieron en principio factible. Ciudadanos ratificó su veto a Podemos e instó al PSOE a hacer como ellos y "regenerar" la vida política permitiendo el gobierno del PP. Podemos tachó la propuesta de extemporánea incluso considerando que era de tontos tomarla como factible. El PSOE, por su parte, siguió haciendo equilibrismos parapetado tras el veto cruzado de Ciudadanos y Podemos y explorando alternativas que no estaban bien vistas por parte de algunos de sus dirigentes que no tuvieron inconveniente alguno en hacer visible sus discrepancias y en desautorizar a un secretario general que cumplía con el mandato que había recibido.

Seguir leyendo »