eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Luis Muñoz

Periodista. Valladolid, 1951. Licenciado en Ciencias de la Información (rama Periodismo) por la Universidad Complutense de Madrid (1971-1976).Redactor y jefe de sección en ‘El Correo Español-El Pueblo Vasco’ de Bilbao (1975-1989). Redactor jefe de ‘Ideal’ de Granada (1990-2002). Subdirector de ‘La Opinión de Granada’ (2003-2009).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 154

Lo que cabe en un cupo

Amaina la tormenta catalana y ya nos agitan otra bandera para que volvamos a entrar al trapo y nos mantengamos distraídos. Esta vez le toca al cupo vasco, aunque bien podría ser cualquier otra cosa, que somos muy agradecidos para entretenernos nosotros solos mientras nos vuelven a dar el timo de la estampita.

Por resumir, el cupo es lo que tiene que pagar Euskadi al Estado por los servicios no transferidos y que, tras el acuerdo alcanzado por el PP y el PNV, ha quedado establecido en 1.300 millones de euros anuales hasta el 2021, con una rebaja de 400 millones con respecto al anterior cálculo, que no se renovaba desde hace más de 10 años. Un dinerito con el que Rajoy, tan partidario él de la unidad de España, se ha comprado el voto del PNV para aprobar los Presupuestos del año que viene y siguientes, y que a los vascos les beneficia muy mucho ya que el Gobierno autónomo les bajará algunos impuestos.

Seguir leyendo »

Patriotismo de balcón

Siempre he tenido un gran respeto por las banderas, sobre todo por las que van prendidas de un palo al extremo del brazo de un energúmeno, que suele ser el caso, ya sea un etarra con su ikurriña o un guerrillero de Cristo Rey con la rojigualda, que algo tienen en común: siempre eligen un palo igual de duro, como he podido comprobar en mi misma coronilla. De ahí que cuando veo una bandera me agarro la cartera y pongo pies en polvorosa, "no vayamos a pollas", que dicen los granadinos.

Y estos días con más razón ya que, a mi miedo atávico por los palos se une el temor de que tanto despliegue de gallardetes logre ocultar nuestras miserias y la impudicia del PP, que la corrupción con banderas parece que se digiere mejor. Además, con tanta banderola se está echando más leña al fuego, ya que esta demostración de patriotismo balconero no hace sino separarnos más de los catalanes de a pie, a mayor beneficio de Rajoy y sus cuarenta conmilitones.

Seguir leyendo »

Matraca y PP para siete años

Ya lo decía el Guerrita: "Lo que no puede ser no puede ser y además es imposible". Y además lo han confirmado quienes debían hacerlo, La Caixa y otras 2.000 empresas más, que son las que más saben de posibilidades, tras mirar sus cuentas de resultados. Así que tranquilos todos y vayan preparando el cuerpo, que si bien no habrá apocalipsis hispano, esto sólo acaba de empezar y nos quedan meses o años por delante para hablar de singularidades culturales y económicas y de café para todos.

Nuestra jefa, Susana Díaz, que ha estado muy callada en todo este asunto (y ha hecho bien) tendrá que estar muy atenta, no sea que en la negociación que se avecina nos pongan a los andaluces mirando para Antequera, otra vez.

Seguir leyendo »

Son els diners, ¡ximple!

Ya sé que es muy cansino, pero vamos con el raca raca, capítulo 666, y lo que te rondaré moreneta. En el episodio de hoy, a pesar de lo que pueda parecerles viendo los no-dos que dan en la tele, quiero tranquilizarles, ya que no está pasando nada que no haya pasado ya; y lo que acontezca en días próximos ya está en el guión que han escrito los nacionalistas catalanes, a los que hay que reconocerles que lo han clavado, con la imprescindible ayuda del Gobierno, que otra cosa no, pero Rajoy es más previsible que un tesorero del PP.

Así, aunque don Mariano Tancredo aplique el artículo 155, ya sea sólo la puntita o hasta hacer tope, Puigdemont le responderá que él va a seguir a lo suyo, tocándole los estatutos. Según la profundidad de la acometida bien podría declarar la independencia un poquito más o convocar elecciones constituyentes.

Seguir leyendo »

De Piolín a Pulgarcito

Estaba parcialmente equivocado, lo confieso. Siempre he creído que los despropósitos acaecidos en torno a Cataluña tenían sólo la aviesa intención de distraernos de los sablazos al Estado del Bienestar y del saqueo de las arcas públicas de los dos partidos del 3%: el PP y CiU, ahora llamado PdCAT, que hasta el nombre se lo han embargado. Tras los hechos de los últimos días tengo que reconocer que he minusvalorado el poder de la estulticia en la acción política.

Por parte del Gobierno español, por ejemplo, con el envío de cinco mil policías y guardias civiles, muchos de ellos a bordo de un barco que tenía pintado un Piolín, que no me parece mal, que un chiste de vez en cuando no hace daño a nadie, siempre que no seas el gato Silvestre. Sólo 5.000 porque un genio en el Ministerio de Interior pensó que los 17.000 Mossos de Escuadra obedecerían a los jueces y harían su parte. El resultado, policías y guardias civiles desbordados, en territorio comanche, que hicieron lo que pudieron y además lo hicieron bastante bien, que aunque una hostia siempre está de más, bien es cierto que podrían haber repartido mucha más estopa y se contuvieron muy mucho.

Seguir leyendo »

Más Process, pero 'Despacito'

Arranco el curso político, tras unas cortísimas vacaciones de sólo dos meses, y me encuentro con que la actualidad me ha guardado mi puesto en el palo de la noria, por lo que sin más preámbulos me pongo a dar vueltas y revueltas a las mismas cosas que ya trillé durante todo el curso pasado, a saber: el Despacito de Fonsi y el Procéss catalán, los dos igual de cansinos y de muy escaso provecho.

Aunque no soy experto politólogo, ni tampoco poseedor de la Verdad Absoluta (nunca podría ser de Podemos), sí quiero tranquilizarles con respecto al fin del mundo, que según los arúspices del Apocalipsis y de La razón, tendrá lugar el día 1 de octubre, día del referéndum catalán y de la Exaltación al Poder de su Excrecencia Francisco Franco Bahamonde, que también es casualidad.

Seguir leyendo »

Más chulos que un ocho

Termina el curso político y estamos donde estábamos cuando empezó: en los cerros de Úbeda, haciendo lo que mejor sabemos, que es mirar el dedo de Rajoy mientras él nos señala la luna. O Cataluña. Así, tenemos a la plana mayor del PP pasando por los juzgados, bien en calidad de imputados, bien como testigos, hasta un total de 800 casos aislados inmersos en 56 presuntas chorizadas ocurridas en los últimos 20 años. Y no pasa nada.

Entre las presuntas personas por las que usted me pregunta, ya si eso, están todos los tesoreros y secretarios generales que el PP ha tenido, mas casi todos los gerentes, media docena de presidentes autonómicos, otros tantos presidentes de Diputación y un sinfín de alcaldes, entre los que destaca el de la muy noble pero muy pardilla ciudad de Granada, detenido en su despacho por un malentendido, a decir del propio Pepe Torres Hurtado, y perdonen por la redundancia de decir PP y Hurtado.

Seguir leyendo »

He tenido un sueño

He dedicado casi dos días de mi vida, postrado de hinojos ante el televisor, al fecundísimo debate que han mantenido los prohombres de la patria a cuenta de la moción de censura propinada por Podemos contra el PP, pero en la cara del PSOE. Discursos de gran profundidad intelectual y política que me han inspirado tanto o más que el pronunciado por Martin Luther King. Y es que, escuchándoles arrobado, yo también he tenido un sueño. E incluso más, ya que no pude resistirme al profundo hilo argumental de tan brillantes oradores y di varias cabezadas en el sofá, solo interrumpidas por la frenética actividad de los leones en la sabana a la hora de su siesta, espectáculo mucho más vivificante que el acaecido en la tribuna del Congreso.

Porque discursos de casi tres horas, como los pronunciados por Irene Montero y Pablo Iglesias (entre los dos casi igualan el récord de siete horas de Fidel Castro), dan para mucho; por ejemplo, para adelantar lectura atrasada como le sucedió al ministro de Cultura, Méndez de Vigo, que consideró más divertido leer el libro Cervantes y el trasfondo jurídico del Quijote, aunque no sea tan emocionante como ver a los leones dándole que te pego en medio del Serengueti. Aunque peor pecado cometió el alcalde de La Coruña, el podemita Xulio Ferreiro, que prefirió jugar al Candy Crush antes que escuchar a su conmilitona Montero y eso que estaba más cabreada que de costumbre. Menos mal que los marxistas leninistas ya no tienen las mismas costumbres de antaño, que si no, el regidor coruñés iba a pasarse los próximos doce años destruyendo carámbanos en Siberia.

Seguir leyendo »

Alégrame el día

Tras los últimos hechos acaecidos en el PSOE me siento más acabado que el replicante de ‘Blade Runner’ al final de la película. Como él, que ha visto “cosas que vosotros no creeríais: estallar naves en llamas más allá de Orión; rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser”, yo también he hecho cosas increíbles, como decir ‘sí’ a la malvada OTAN o votar a Rosa Díez (una verdadera ‘estupydez’). Y todo ello para preservar, desde mi humilde posición de votante unipersonal, la agenda social del PSOE, que no ha sido cosa menor, sino cosa mayor, que diría Rajoy, durante estas últimas décadas.

Pero como me temía, tras la reelección de Pedro Sánchez como secretario estelar del PSOE, todas mis tropelías vergonzantes han sido en vano, ya que la agenda social del nuevo capitán galáctico de la izquierda, en sus tres primeros puntos, incluye la nación catalana (si es martes), la mucha democracia interna del PSOE y la relación con Pablo Iglesias, que es al que se debía referir el replicante cuando habla de Orión (El Cazador), al que siempre acompañan sus fieros perros de caza, Canis Maior y Canis Minor, Monedero y Montero. Asuntos todos ellos que, a decir de Orión, me la bufan, como a la mayoría de los votantes, más preocupados por las pensiones, las becas, los curros, las escuelas, los hospitales y demás minucias, de las que poco he oído hablar en este proceloso proceso.

Seguir leyendo »

A rolex o a setas

Cuando no hay nada que decir lo mejor es no decirlo. Es un sabio consejo que nos daba un viejo maestro a los novatos que velábamos nuestras primeras armas in ‘illo tempore’, cuando los periódicos se hacían sin ayuda de la Wikipedia. Desoyendo tan atinada lección, voy a hablar de las primarias del PSOE para no desentonar de los tres candidatos a presidirlo, que tampoco tienen mucho que decir, aunque eso sí, lo vociferan muy alto.

Y aunque no tenga nada que añadir a lo ya dicho por mentes tan rojas y preclaras, sí diré que a mí me da igual quién pueda ganar las primarias, ya que un servidor seguirá votando izquierda útil, en la creencia que es mucho mejor para las personas humanas aprobar asignaciones dignas para los dependientes o aumentar el salario mínimo, que iluminar cada semana una rimbombante Declaración Galáctica de los Derechos Inalienables de la Gente, que por menos no merece la pena levantarse de la cama, según piensan en Podemos. Además, me da un poco de repelús poner al mando a quienes no tienen pudor en hablar en público con los troncos o las vacas. Y además esperan con ilusión una respuesta.

Seguir leyendo »