eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

M.J. Tabar

Pamplona, 1980. Un buen día descubro que la realidad gana a la ficción. Estudio Periodismo y practico en El Diario Vasco, El Correo y El Mundo. Me mudo a las islas Canarias en 2003 y, a fuerza de subir volcanes y observar criaturas, me especializo en divulgación científica y cultural. Estudio Historia del Arte para evitar que John Woo vuelva a confundir los Sanfermines con la Semana Santa.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

La voz de los primeros pobladores: un estudio busca acotar el origen de los aborígenes canarios

Hace 2.000 años, después de la caída de Cartago, gentes del norte de África llegaron a Lanzarote y Fuerteventura para quedarse. La mayoría no sabía escribir. Solo los poderosos eran letrados y usaban dos alfabetos. Del líbico-bereber hay evidencias escritas en piedra por todo el Archipiélago canario. Del líbico-canario sólo se han hallado líneas escritas en peñas y barrancos de Lanzarote y Fuerteventura: nombres de clanes, dioses y topónimos.

Es difícil distinguir el rayón a simple vista. Hay que esperar a que la inclinación del sol sea la adecuada o usar lentes de precisión. Eugenio Rijo descubrió inscripciones rupestres en los años 40 del pasado siglo en Zonzamas. Juan Brito las calcó y las reprodujo en unos dibujos que vistieron las paredes del antiguo museo arqueológico del Castillo de San Gabriel en los años 70.

Seguir leyendo »

Mar Vaquero, de observar la Luna por un telescopio a dirigir el final de una misión de la NASA

Aquella niña que contemplaba el cielo cuando la sonda Cassini comenzó su periplo espacial fue, veinte años después, la encargada de pilotarla hacia su final: la desintegración en la atmósfera de Saturno. La ingeniera aeroespacial Mar Vaquero (Maspalomas, 1985) compartió el trabajo que desarrolla en la NASA con los alumnos de la Escuela de Pesca de Lanzarote, que celebra su 75 aniversario. Cuando Cassini despegó de Cabo Cañaveral hacia el planeta Saturno la madrugada del 15 de octubre de 1997, Mar Vaquero era una preadolescente a la que le gustaba mirar los cráteres de la Luna con el telescopio del club de astronomía. Siete años después, la sonda llegó al sistema saturniano y empezó a sacar fotos del planeta de los anillos y de sus lunas más interesantes. Durante los últimos trece años ha estado enviando a la Tierra cientos de gigabytes de datos que han abierto nuevos caminos en la investigación sobre habitabilidad planetaria y ha cambiado nuestra forma de comprender Saturno y sus satélites.

El pasado 15 de septiembre la agencia aeroespacial norteamericana puso fin a la misión. Después de veinte años, el combustible de la sonda estaba a punto de agotarse y había que evitar que orbitara sin control y se estrellase en alguna de las lunas de Saturno, contaminando estos lugares susceptibles de albergar vida. La NASA se deshizo de la sonda desintegrándola contra la atmósfera del gigante gaseoso. La encargada de diseñar su trayectoria y pilotarla fue Mar, que sigue hablando de Cassini en presente, como si continuara viajando alrededor de Saturno.

Seguir leyendo »

Las bolas de Valonia: uno de los tesoros del Charco

Seguir leyendo »

Un equipo científico investiga las inscripciones rupestres líbico-canarias en Lanzarote

Seguir leyendo »

Se busca una política de vivienda digna

Seguir leyendo »

Arrecife exige a la Cruz Blanca que devuelva a su estado original el solar de la residencia

Seguir leyendo »

Espacio Dörffi: humor, libertad, bofetada

Seguir leyendo »

Domingo Concepción: “El equilibrio entre la conservación y el disfrute de los espacios es posible”

Seguir leyendo »

Un documental reconstruye la vida y la obra de Víctor Fernández Gopar, ‘El Salinero’

Seguir leyendo »

Una Isla para estudiar el origen de la vida

El trabajo de Alejandro Martínez (Galicia, 1985) consiste en entender la evolución biológica. ¿Cómo ha progresado la forma de los animales? ¿Cómo eran y dónde vivían sus ancestros? ¿Qué características tiene una criatura para poder sobrevivir en determinados lugares? ¿De dónde venimos, hacia dónde vamos? Su objeto de estudio favorito son las estrafalarias criaturas que habitan cuevas llenas de agua marina o dulce, así que el túnel de La Corona es su segunda casa.

“Hay animales en cuevas que tienen un plan corporal distinto a cualquier otra forma de vida”, explica el zoólogo y biólogo marino desde su centro de trabajo, en el Consejo Nacional de Investigación de Italia. Se refiere a seres tan extraños “que cuesta situarlos en el contexto evolutivo”. El mejor ejemplo es el Morlockia ondinae: un remípedo.

Seguir leyendo »