eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Marcos García

Periodista digitalizado y novelista debutante con 'Temporada de Cizaña'. Co-fundador de Connext.es

Estamos en guerra

En 1938 el primer británico Neville Chamberlain volvió de un  encuentro con Hitler pensando que el austríaco era un tipo afable que buscaba tanto como él una paz duradera en Europa. En poco más de un año las divisiones Panzer se paseaban por París. A Chamberlain le hizo falta que la Luftwaffe arrasase el centro de Londres para darse cuenta de que no podía estar más equivocado.

En realidad Europa estuvo en guerra desde que el susodicho austríaco del bigote ridículo  prendió fuego al Reichstag en 1933. Fue toda una declaración de principios sobre lo que pensaba sobre la democracia. Pero ni Francia ni Gran Bretaña querían darse cuenta. Y acabaron haciendo frente a la guerra que más vidas humanas se ha cobrado en toda la historia.

Seguir leyendo »

Partido Popular Bolivariano

Voy a intentar ser claro para que nadie me malinterprete: creo que en el PP no han entendido nada. Absolutamente nada. Para mí, la principal conclusión que se podría extraer de los resultados de las elecciones autonómicas es que España ha cambiado y ya no entiende de mayorías. Para ellos, no.

A la vista de los diferentes resultados yo entiendo que ahora buscamos una democracia más madura en la que las diferentes sensibilidades políticas estén representadas. Y que aquellos que las encarnan sean capaces de encontrar puntos de coincidencia. Y logren acuerdos para evitar que las disensiones se conviertan en un problema. Ya no queremos mayorías que se impongan a las demás sensibilidades gracias a una consulta puntual. Queremos diálogo y consenso.

Seguir leyendo »

El Ángel del Alcázar y la memoria histórica

La calle Ángel del Alcázar es para mí el hogar de mil recuerdos bonitos: meriendas con chocolate ajenas al rumor de una partida de julepe, dibujos animados de Johnny Quest y Dragones y Mazmorras frente a un arroz de cocido, Navidades sentado a una mesa en la que todavía no faltaba nadie y el lugar donde aparcaba un 1.500 en el que Julio Iglesias cantaba 'Y la vida sigue igual'.

Hace 30 años yo era un niño feliz. Y no tenía ni idea de quien era Antonio Rivera Ramírez. Todavía no había visitado el Alcázar de Toledo y aunque sabía de aquella guerra cruel que sangró España, la calle Ángel del Alcázar era solo el lugar en el que pasaba con mis abuelos las tardes después del colegio. Por eso, para mí, ese nombre está asociado a un rincón de la memoria que alberga agradables recuerdos. Y estoy convencido de que el nombre de la calle debería desaparecer del callejero para quedar convertido en eso, solo en recuerdo.

Seguir leyendo »

Un rey y un puñado de republicanos

Dice el refranero que nunca es tarde si la dicha es buena. También que nadie es profeta en su tierra. Supongo que ambas sentencias son ciertas. Lamentablemente ciertas de hecho cuando uno se para a pensar en el caso de La Nueve.

La novena compañía de la División Blindada del General Leclerc fue ninguneada durante setenta años por la historiografía oficial de los aliados. Tal vez los franceses fueran incapaces de soportar la vergüenza de tener que admitir que los primeros soldados que liberaron París del  yugo nazi fueron un puñado de españoles.

Seguir leyendo »

Matemos a los mensajeros

Al ministro de Justicia no le gustan las filtraciones. Quizá opina que los trapos sucios hay que lavarlos en casa. Que la simple mención de algunos asuntos en los medios pone en duda la honorabilidad de sus protagonistas. Aunque no haya habido, todavía, una resolución judicial de por medio. Quiere evitar juicios paralelos, dice para disculpar su desliz, y cita como ejemplo el caso de Rodrigo Rato. Sin embargo lo que el ministro ha reclamado tiene un nombre: censura.

Al ministro de Justicia le molesta la libertad de prensa. Por eso quiere censurarla y, de paso, criminalizar a todo aquel que se atreva a llevar a la luz pública un asunto turbio que tenga que ver con un cargo público. Porque en ocasiones esa filtración es la única manera de atraer la atención pública sobre algo que apesta en las alcantarillas. A veces también es el primer paso para hacer que intervenga la justicia ¿Paradójico, no?

Seguir leyendo »

Analfabetos en la intimidad

No me voy a andar con paños calientes en este asunto: que un responsable político que ha dedicado su vida al ámbito de la cultura no sepa escribir es una vergüenza. Y cuando digo saber escribir no me refiero a tener una prosa deslumbrante ni un estilo envidiable. Me refiero, únicamente, a tener la capacidad de expresarse por escrito con la mínima corrección exigible a un alumno de secundaria.

En efecto. Cuando escribo esto estoy pensando en Mayrén Beneyto y en su atroz misiva de despedida. Quienes, desde su partido, quieren restar importancia al asunto y circunscribirlo a un ámbito privado demuestran una ignorancia con respecto a la tecnología al mismo nivel que el de la de Beneyto con la ortografía. Lamentablemente no existen las redes sociales de ámbito privado. ¿O acaso no les suenan Wikileaks y el caso Snowden?

Seguir leyendo »

Me voy a comer esta columna

Lo digo en serio. Voy a imprimirla. Después la haré tiras que engulliré una a una. De verdad. Lo haré, sin duda, el día después de las próximas elecciones autonómicas. Cuando ya conozcamos los resultados. Porque mientras todo el mundo se afana en dar el cambio ya por hecho yo no las tengo todas conmigo.

En la Comunitat Valenciana los escándalos de corrupción ya salpicaron, aunque in extremis, el anterior proceso electoral. Y pese a que la sombra de la sospecha ondeaba sobre el futuro President su lista siguió quedando la primera. Poco importó que apenas unos meses después de la noche electoral tuviese que venir un relevo con nocturnidad y alevosía para evitar que un cargo electo se sentase en el banquillo.

Seguir leyendo »

No a Google News: Un tiro en el pie

Como si fuera el díscolo vástago de una familia real europea demasiado aficionada a la caza mayor, creo que con su actitud frente a Google News la AEDE se ha pegado un tiro en el pie. Supongo que es uno de los riesgos que corres cuando dejas que un niño juegue con un arma. Lo del vástago y lo de la AEDE. ¿Acaso no ha quedado ya bastante claro a lo largo de los años que, en lo que respecta a los editores de prensa, Internet es esa cosa que les sucede a otros? No hay más que echarle un vistazo a su Web para darse cuenta de ello.

Con una concepción del negocio de la comunicación francamente caduca, para los editores el universo parece girar en una extraña configuración ombligocéntrica en la que lo único realmente importante es seguir encamándose con políticos. A base de sacarlos continuamente en la foto y de decir lo malo que es Pablo Iglesias, consiguen vía directa con el legislador y la utilizan para orientar cánones como el que aprueba la nueva Ley de Propiedad Intelectual.

Seguir leyendo »

Encuestas que carga el diablo

No se fíen de las encuestas. No lo hagan. Porque son engañosas. Torticeras. Tramposas. La demoscopia es una ciencia inexacta por mucho que pretenda basarse en la matemática estadística.

El CIS da por seguro el arrasador avance de Podemos, por encima de la estela de PP y PSOE, pero creo que las cifras están considerablemente adulteradas por el efecto positivo que arrastra el partido de Pablo Iglesias. Sí, positivo, porque por mucho que desde casi todos los bancos del Congreso parezca haber una competición por ver quien demoniza más encarnizadamente al líder de Podemos, la percepción general del ciudadano es abiertamente favorable.

Seguir leyendo »

El derecho al olvido, a la información y Google

A Google le preocupa nuestra intimidad. Puede parecer paradójico dada la ingente cantidad de datos personales que almacena sobre nosotros pero eso es al menos lo que defienden sus responsables. Y no solo lo hacen con palabras sino también con hechos. Por eso han puesto en marcha un  gran foro sobre el derecho al olvido que, iniciando su andadura en Madrid,  finaliza esta semana en Bruselas.

El derecho al olvido saltó a la primera línea de la opinión pública cuando una sentencia del Tribunal de Justicia la Unión Europea obligaba a Google a desindexar varios resultados que afectaban a la imagen pública de una persona anónima.  La sentencia fue, sin duda, una buena noticia para la protección de los derechos individuales pero un mal precedente en lo que a derechos colectivos se refiere.

Seguir leyendo »