eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

María Castejón

Historiadora, docente. investigadora, escritora y bloguera. Especialista en historia de mujeres y en representaciones de género en el audiovisual. Responsable de la sección #pikagramas en Pikara Magazine. Autora de "Fotogramas de género. Representaciones de feminidades en el cine español (1977-1989). Tiene un alter ego digital en el blog Las princesas también friegan.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 622

La canción del verano, androcentrismos y resignificaciones

Si eres muy joven, eso de la canción del verano quizá ni te suene. Pero hace unos años, con la calor, se ponía de moda una canción que sonaba insistentemente en radios, bares y chiringuitos. La canción del verano huele a playa, descanso y, sobre todo, a vacaciones. Es sin duda una práctica cultural con gran arraigo en el imaginario colectivo. Son esas canciones pegadizas y populares que lo mismo la baila una niña de diez años que la tararea tu abuela. En los 50 lo petaban canciones como 'Campanera', mientras que en los 60 resonaban 'La chica Ye-Ye', 'Black is black' o 'María Isabel'. En la década de los 70 lo más eran canciones como 'Eva María' o 'Hay que venir al Sur'; y en los 80 sonaban 'Me colé en una fiesta' y 'Yo no te pido la luna'.

'El tractor amarillo', 'Amigos para siempre' y 'El Venao' fueron los temazos de los 90. Si el siglo XX terminaba con 'Living la vida loca', el XXI el comenzaba con el 'Ave María', el 'Aserejé', la 'Gasolina' o el 'Waka-Waka'. Pura poesía. ¿Qué suena hoy? Ya lo sabéis: 'La bicicleta' o el 'Despacito'.

Seguir leyendo »

'Big little lies', la serie de la temporada: ¿nuevas mujeres poderosas?

Si no has visto 'Big little lies', una de las últimas series de la factoría HBO, no estás en la onda. Cualquier serieadicta sabe que esta obra de siete capítulos dirigida por David E. Kelley, responsable también de la recordada 'Ally MacBeal' (1997-1998), es uno de los bombazos de la temporada. ¡Aviso, ligeros spoilers!

Seguir leyendo »

Hacia una pedagogía del consentimiento sexual

Seguro que a estas alturas ya has visto o te han hablado del corto Je suis ordinaire ( Yo soy ordinaria) la propuesta de la actriz Chloe Fontaine que se ha hecho viral esta semana. En él vemos a la propia Fontaine que sale de la ducha y se mete a la cama con su novio. A él le apetece follar, a ella no. Él insiste. Ella se deja hacer. Él se queda satisfecho y relajado mientras ella muere de asco. No es para menos. Ha tenido que tener sexo sin que lo deseara, aunque no le han forzado físicamente.

Ha sido víctima de una agresión sexual. Una agresión sexual difícil de identificar como tal, pero que sucede muy a menudo entre parejas consolidadas. No la han violado como a Mónica Belucci en Irreversible, referencia nada casual que se hace en el corto. Incluso han hablado de amor.

Seguir leyendo »

Siete deseos feministas para 2017

Se va 2016, un año que como todos ha tenido sus cosas buenas, sus cosas malas, sus luces y sus sombras. Ha sido el año del bucle electoral, con esa campaña electoral sin fin –y sin apenas perspectiva de género-, el año de la teta y del bebé de Carolina Bescansa, del billete de 20 dólares de   Harriet Tubman, del discurso de Madonna, de los Juegos Olímpicos y de Fu Yuanhai. Del asesinato de Berta Cáceres y de otras lideresas y defensoras indígenas, del verano del burkini. Ha sido el año del 25 aniversario de ' Thelma y Louise', de las ' Cazafantasmas' de  ' Buscando a Dory' y también de la horrible 'Julieta' o de la pesada de Bridget Jones.

Ha sido el año de las movilizaciones internacionales contra la violencia de género, entre las que destacan especialmente las sucedidas en Argentina, a raíz del vil y cruel asesinato de la joven Lucía Pérez en Mar de Plata.  Y aquí radica el verdadero punto negro del año 2016 el del feminicidio sistemático de mujeres. En España, ha habido 103 asesinatos y feminicidios. Tampoco podemos olvidarnos de la agresión sexual múltiple sucedida en la primera noche de San Fermín.

Seguir leyendo »

Y al día siguiente Carmina lo flipó. Sexismo pastelero en el anuncio de la lotería

Suponemos que cuando Carmina, la adorable viejecita que confunde el día del sorteo de la lotería de Navidad, se cree ganadora y toda su familia y su pueblo le hacen creer que así ha sido para mantener su ilusión, despierte se llevará un buen sofocón. Claro, el anuncio de la lotería de este año no nos cuenta qué pasa después, así que no sabemos cómo gestionan Carmina y sus familiares la situación. Si siguen con el engaño en plan película Good Bye Lennin o la tienen que llevar al hospital del susto y la impresión. Tampoco sabemos si esta familia pone el mismo empeño en hacerle la vida agradable de forma habitual o reservan sus energías para el 21 de diciembre.

El anuncio de la lotería de este año sigue la estela de los anuncios de 2014 y 2015 con ese buen rollismo pastelero que apela a los sentimientos y a la ternura, en un país en el que sin duda o te toca la lotería o estás abocada a la precariedad, inestabilidad y angustia vital constante. En un país supuestamente democrático capaz de elegir en las urnas hasta el bucle infinito opciones no democráticas nos encanta, emociona y nos pone mucho apelar a la sensiblería en lugar de a la lucha. Ciudadanía unida sólo por la celebración y el engaño. Pobres, jodidas, pero felices; no con felicidad subversiva, sino complaciente, como en el franquismo.

Seguir leyendo »

Bridget Jones, en la tercera casi nos la cuelas, pero sigues siendo una pesada

Me he visto en cuarenta y ocho horas, la trilogía de películas protagonizadas por Bridget Jones. Tranquilas, sigo viva, aunque no ha sido fácil. Casi muero de sopor y aburrimiento.

Se acaba de estrenar ‘Bridget Jones’s Baby’ (Sharon Maguire) la película que retoma, tras casi diez años, las peripecias de Bridget Jones, el personaje literario y cinematográfico que tuvo gran influencia en la cultura popular de finales de los 90 y principios del 2000. Muchas nos desternillamos con el primer libro ‘El diario de Bridget Jones’, escrito por Helen Fielding en 1996, porque era difícil no identificarse con aquel personaje torpe, lleno de dudas, que se equivocaba constantemente y nos hablaba en primera persona de sus problemas en el trabajo, de la pesada de su madre, de sus amigas, de sus problemas de peso y de sus ansias de encontrar una pareja masculina.

Seguir leyendo »

Con bikini o en tetas ¡y a lo loco!

Llega el verano y con él, la calor, la piscina, la playa, el pantano, el campo, las barbacoas y un sinfín de lugares a los que es difícil asistir tapada. Tú no eres como Bea, la de ‘Verano azul’, a la que cuando le baja la regla casi le ponen un oriller de cuello vuelto para estar en la playa. No, tú eres feminista, nada te va a parar, eres consciente de que el feminismo te pudo joder la vida, pero lo has llegado a superar. Y lo tienes muy claro. Y vives los feminismos más allá de la teoría. Tú vives los feminismos en tus carnes morenas, asumes tus contradicciones y llega esa tarde de pantano con las de la clase de tu hija y estás tan mega orgullosa de tu cuerpo, que te vas a calzar tu bikini y en ningún momento te vas a acordar de tus estrías, tus cartucheras, tus ingles sin depilar, tu tripota o tus tetas caídas. ¿En serio?

Los ejemplos pueden ser múltiples y diversos, pero por mucho que tengas interiorizada la teoría e intentes vivir en consecuencia, ese primer día en el que decides enfundarte el bikini es jodido. Y decides optar por el bikini, porque a pesar de las cartucheras, las estrías, la tripota o las tetas caídas, enfundarte un bañador faja te haría sentirte peor. Es una cuestión de principios, no te vas a sentir bien con el bañador –nunca te lo has puesto, le cuesta secarse más que hacer la digestión, y en el fondo es incómodo­ y optas por el bikini. Y ahí te ves, tapándote incómoda con los brazos lugares estratégicos de tu cuerpo pero diciéndote a ti misma: “Joder, estoy orgullosa de mi cuerpo”. Pero realmente no lo estás del todo.

Seguir leyendo »

‘Thelma y Louise’: 25 años no son tantos

‘ Thelma y Louise’ (Ridley Scott, 1991, con guion de Callie Khouri) acaba de cumplir 25 años, un simbólico aniversario que nos hace preguntarnos por las razones del éxito de una película que supuso un hito y un punto de inflexión en la representación de los personajes femeninos en el cine comercial de Hollywood.

Seguir leyendo »

Madres aspiradoras, madres trabajadoras

Hace unos días el Hipermercado Alcampo decidía dedicar un pasillo en una de sus grandes superficies para fomentar el consumo de productos alrededor del Día de la Madre. Aspiradoras, microondas, eran los regalos que se consideraban ideales para cualquier madre.

Asombra y hasta maravilla que en pleno 2016, aunque Alcampo asumiera su responsabilidad, cuando los modelos de maternidad se han diversificado, se siga identificando a la madre con el cuidado y con el espacio doméstico, que nos recuerda a un modelo muy caduco de mujer, la  mater amantísima cuyo único destino posible era la maternidad y el matrimonio (cristiano) que creíamos ya superado.

Seguir leyendo »

El poder de una Sínger. Nuevas heroínas de cine a partir de ‘La modista’

Llevamos muchos años aburridas, apuntando constantemente a que el cine infrarrepresenta a los personajes femeninos, que siempre han sido secundarios. Nunca interesaba demasiado qué pasaba con ellos. Han sido el trofeo del héroe, el premio que el protagonista se llevaba a casa y poco más. Hemos visto, y seguimos viendo, personajes femeninos llenos de silicona, medio bobas, sin apenas diálogos. En el lado opuesto están los personajes femeninos que se ocupan del cuidado y que son esclavas de lo doméstico aunque trabajen fuera de casa. Todas ellas dependientes del amor romántico, ese pegamento mágico que da sentido a nuestras vidas. A pesar de que siempre haya disidencias al modelo, este imaginario cinematográfico incide en la invisibilización de la riqueza de modelos femeninos y crea un orden simbólico patriarcal dominado por los hombres.

Desde hace unos años, observamos una tendencia en el cine: una nueva tipología de heroínas. Estas heroínas, a partir de un protagonismo casi absoluto, dinamitan las construcciones patriarcales del audiovisual a la vez que renuevan el imaginario colectivo construyendo personajes poderosos, imperfectos, con contradicciones, llenos de matices, que se encuentran alejados de los modelos dicotómicos de mujeres santas o mujeres putas.

Seguir leyendo »