eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Marta Sibina

Diputada en el Congreso de los Diputados por En Comú Podem. Portavoz en la Comisión de Sanidad del Grupo Parlamentario Unidos Podemos - En Comú Podem - En Marea.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 22

Sanidad: lo público como huésped, lo privado como parásito

Decía Aneurin Bevan, ministro de salud británico, que "el Sistema Nacional de Salud durará tanto como quede gente con fe para luchar por él". Esas palabras las decía uno de los artífices de la creación del sistema nacional de salud británico, ese que ahora vemos despedazarse en una mezcla de privatización encarnizada y burocratización de su asistencia.

En España fue el sistema nacional de salud británico en el que nos empezamos a mirar para levantar el nuestro. Que se financiara con impuestos, que fuera universal, que pusiera la atención primaria en el centro y que tuviera a los médicos y médicas de familia como directores de orquesta… esas ideas duraron poco.

Seguir leyendo »

Medicamentos, precios e investigación: pacientes delante de patentes

Desde que la constitución de la Organización Mundial del Comercio y su Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) sentaron las bases del actual sistema de patentes, éste se ha mostrado poco efectivo a la hora de desarrollar innovaciones centradas en las necesidades de la población, así como ineficiente e injusto por la centralidad del beneficio económico en el sistema actual de innovación biomédica.

En efecto, los precios no reflejan ni el valor terapéutico del producto ni los costes de I+D, sino que vienen fijados por criterios de marketing. Parece evidente que la forma de fijar los precios de un medicamento, cuya función, no lo olvidemos, es salvar vidas, no debería obedecer a los mismos criterios que otros mercados de bienes o servicios como el de televisores o muebles. Existe en definitiva un abismo moral entre el precio de un medicamento y el coste de su producción, reconocido incluso por algunos altos ejecutivos de la industria como Mike Kelly, CEO de Kantar Health: "El coste de producción de un medicamento es ínfimo en comparación con su precio de mercado".

Seguir leyendo »

Medicamentos que no podremos pagar: una llamada a la acción

En nuestro país se consumen muchos medicamentos, en parte como consecuencia de un sistema sanitario muy dirigido hacia la prescripción, con poco tiempo de consulta y con unas instituciones públicas que se han sentido cómodas dejando que la industria farmacéutica les marcara la agenda política. Un sistema en el que siempre se ha despreciado la evaluación de medicamentos como forma de dar valor al dinero público gastado en medicamentos y que ha puesto un velo opaco para que las decisiones en materia de financiación de medicamentos y fijación de sus precios siempre hayan sido algo no accesible a la población general.

Los nuevos medicamentos para la hepatitis C hicieron que parte de la población española comenzara a darse cuenta de un problema que llevaban tiempo sufriendo en otras regiones del mundo (gran parte de África, sudeste asiático y América Latina principalmente): el actual sistema de investigación, desarrollo y comercialización de fármacos no sirve para cubrir las necesidades de la población, y cuando parece que podría hacerlo se imponen unos precios a los medicamentos que hacen que los sistemas públicos de salud no puedan costearlos.

Seguir leyendo »

Xavier Crespo: no oblidem

Em vaig assabentar de la notícia per un missatge de Telegram: “Marta! Ho has vist?Crespo condemnat! Al final s’ha fet justícia! Ho heu aconseguit!”. Efectivament, aquest divendres l’ex-diputat de CiU Xavier Crespo ser condemnat per haver rebut suborns de la màfia russa. Nou anys d’inhabilitació i 450.000  euros de multa. En mig d’un oceà d’impunitat, aquest gota de justícia s’agraeix. Però no n’hi ha prou. Hi ha coses molt greus sobre les que Xavier Crespo encara no ha donat explicacions.



El document que vam descobrir la tarda del 10 de maig de 2012 només tenia tres folis però demostraven que sempre que hi ha opacitat algú se n’aprofita. En aquest cas l’aprofitat era el llavors diputat Xavier Crespo. Aquell document de tres folis explicava dues històries: 1) Entre els anys 2000 i 2005 un grup de gestors i polítics havia fet desaparèixer dels hospitals públics de Blanes i Calella un total de 2,4 milions d'euros 2) L’espoli va ser descobert per la Sindicatura de Comptes però va ser la mateixa Sindicatura qui va ocultar-lo, amb l’ajut de Jordi Turull (CiU) i Marina Geli (PSC, llavors Consellera de Salut del Govern Tripartit). Aquells tres folis eren el “vot particular” d’un dels membres de la Sindicatura –Agustí Colom– advertint al Parlament que la resta dels membres de la Sindicatura havien tapat l’informe complet on es detallaven les claus de l’espoli.

Seguir leyendo »

Xavier Crespo: no olvidamos

Me enteré de la noticia por un mensaje de Telegram: "Marta! Lo has visto? Crespo condenado! Al final se ha hecho justicia! Lo habéis conseguido!". Efectivamente, este viernes el ex-diputado de CiU Xavier Crespo fue condenado por haber recibido sobornos de la mafia rusa. Nueve años de inhabilitación y 450.000 euros de multa. En medio de un océano de impunidad, esta gota de justicia agradece. Pero no es suficiente. Hay cosas muy graves sobre las que Xavier Crespo aún no ha dado explicaciones.

El documento que descubrimos la tarde del 10 de mayo de 2012 sólo tenía tres folios pero demostraban que siempre que hay opacidad alguien se aprovecha. En este caso el aprovechado era el entonces diputado Xavier Crespo. Ese documento de tres folios contaba dos historias: 1) Entre los años 2000 y 2005 un grupo de gestores y políticos había hecho desaparecer de los hospitales públicos de Blanes y Calella un total de 2,4 millones de euros 2) El expolio fue descubierto por la Sindicatura de Cuentas pero fue la misma Sindicatura quien lo ocultó, con la ayuda de Jordi Turull (CiU) y Marina Geli (PSC, entonces consejera de Salud del Govern Tripartit). Aquellos tres folios eran el "voto particular" de uno de los miembros de la Sindicatura -Agustí Colom- advirtiendo al Parlament que el resto de los miembros de la Sindicatura habían tapado el informe completo donde se detallaban las claves del expolio.

Seguir leyendo »