eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Montero Glez

Montero Glez (Madrid 1965). Es autor de las novelas: Sed de Champán (1999) Cuando la noche obliga (2003) y Manteca Colorá (2005) así como de un volumen de cuentos titulado Besos de fogueo (2007). Colaborador en distintos medios y bajo diferentes seudónimos, ha reunido sus artículos de opinión en Diario de un hincha, el fútbol es así (2006) y El verano: lo crudo y lo podrido (2008). Su novela Pólvora Negra fue galardonada con el premio Azorín de novela 2008. En el 2009 publica A ras de «yerba», apuntes futboleros. En noviembre de 2010 publica Pistola y cuchillo.

En 2012 publica Huella jonda del héroe, libro de viajes que obtiene el Premio Llanes, y una recopilación de cuentos bajo el título Polvo en los labios. En 2013 publica su recopilación de piezas dedicadas al fútbol bajo el título El gol más lindo del mundo y otras piezas futboleras. En 2014 gana el Premio Logroño de novela con Talco y bronce. También publica ese mismo año la primera parte de sus diarios bajo el título: El almanaque incendiario. En el año 2016 obtiene el Premio Ateneo de Sevilla por su novela El carmín y la sangre.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 498

El extremo centro

En los últimos años, afloran en abundancia los llamados columnistas de extremo centro. Con tal calificación, se denomina al que no se pringa y que cuando lo hace es para trepar cucaña y favorecer el discurso ilegítimo, que es discurso que viene de arriba.

Mi amigo Soto Ivars es un ejemplo de esto y, por ser amigo, me tomo la libertad de contestar a su tuit del otro día con motivo del llamado Día de la Hispanidad y en el que vino a situar a las víctimas en el banquillo de los acusados, poco más o menos pues el Descubrimiento del llamado Nuevo Mundo tuvo poco de descubrimiento, tan poco como tuvieron de nuevas las tierras conquistadas.

Seguir leyendo »

Sin ripios

La Constitución española es uno de los grandes tratados de humor de todos los tiempos. Por lo dicho, no es de extrañar que sea libro de referencia para un humorista de la talla de Alfonso Ussía que, tal y como nos revela en su tuit, la conoce de pe a pa, que es lo mismo que decir de principio a fin.

El 155 se ha quedado corto. Hay que ir al 116.

Seguir leyendo »

#AporEllos

El idealismo no es otra cosa que el materialismo puesto del revés en la mente de las personas. Cuando el citado idealismo llega a la red social del pajarito azul, se expresa con banderas virtuales y gritos de guerra.

Sin ir más lejos, la etiqueta #AporEllos es un berrido de apoyo a la Guardia Civil cargado de idealismo, algo tan absurdo que sólo sirve para alentar a un cuerpo militar cuyos efectivos se desplazan a Cataluña como una legión dispuesta a invadir las fronteras extranjeras. Algo así no se había vivido desde los tiempos de la División Azul, cuando Rusia era culpable y por quedar bien con Hitler, los fachas de entonces llevaron al matadero a buen número de infelices.

Seguir leyendo »

La calle desbordada

Spain, this will not work in Catalonia. The Catalan people have a right to self-determination. Arrests only unify and strengthen them. pic.twitter.com/mRYBdRroHz

Seguir leyendo »

La consulta

En una pared de San Francisco, el amigo Eduardo Galeano pudo leer: "Si el voto cambiara algo, sería ilegal". Con tal sentencia, el grito del corazón se expresaba de manera llana y precisa, sin perder un gramo de razón en su contenido. Porque cuando las urnas las pone el pueblo, la democracia pasa a ser un asunto inconveniente para los de arriba. Lo estamos viviendo.

Convertir la solución en problema ha sido una constante del soberanismo del Régimen del 78. Si pensásemos un poco, la independencia de los pueblos no sólo sería garantía de espíritu colectivo sino posibilidad para la recuperación económica. Porque cuando el mercado local ha sido secuestrado por el mercado nacional y este, a su vez, por el mercado global, los modelos matemáticos en los que se basa la economía de mercado tienden a fallar. Pero claro, para los economistas neoliberales, cuando el modelo no se puede adaptar a la realidad, la realidad hace trampas.

Seguir leyendo »

Girauta y sus contradicciones

Los tuiteos de este hombre nunca dejan de ser reveladores. Porque los arranques de Girauta no son espontáneos, sino que son el resultado autoritario de una pareja diabólica: la formada por la polilla franquista y la madera neoliberal.

Con tal parentesco, no es de extrañar que el citado forme parte de la organización política que presta sus servicios a la patronal; me refiero a Ciudadanos, un partido de corte pragmático entendiendo pragmatismo como tendencia pija que valora la productividad sobre todas las demás cosas y considera el PIB como el índice de felicidad de un territorio. Así vamos.

Seguir leyendo »

Otra más

La recuperación de España es sólida, sana y social. Eso nos distingue como país. Todo el crecimiento se traduce en creación de empleo.

Los argumentos de Fátima Báñez son tan simplones como frágiles y anémicos aunque, desde el Ministerio que dirige, los presenten como todo lo contrario. De la misma manera que el espíritu no se puede mantener en el vacío sin materia que lo soporte, el programa del PP –en lo que respecta a recuperación económica– carece de base. Porque la crisis es global e insuperable tras haber colapsando el último ciclo de un capitalismo que ya no acumula plusvalía, sino crédito.

Seguir leyendo »

El retablo de las maravillas

Buenos días. Los Reyes visitan hoy en distintos hospitales de Barcelona a los heridos por el atentado. @HospitalSantPau @hospitaldelmar

No sé quién dijo que la hipocresía es lo más parecido a la grasa de una rueda. Porque la grasa ensucia la rueda pero sin ella, sin la grasa, la rueda no funcionaría. En estos tiempos tan tristes no hemos quedado libres de hipocresía, tampoco de ruedas; ni de grasa. Porque hemos asistido al desfile de falsedad desde todos los ángulos del Canal Único de Información y, como siempre, el escaparate televisivo se ha llevado la gloria. La tele viene siendo la continuación del terrorismo por otros medios.

Seguir leyendo »

Shakespeare en Barcelona

El terrorismo no es guerra aunque los dueños de las hambres y del terror se empeñen en lo contrario. El terrorismo es teatro de guerra y lo ocurrido en Barcelona forma parte de una función con ensayo previo, un acto cuyas raíces las podemos encontrar en Shakespeare y en su obra Coriolano, un drama histórico que tiene una lectura de lucha de clases mucho más acertada que El 18 de Brumario de Marx.

En el primer acto, un grupo de ciudadanos se amotina. Están dispuestos a morir por su libertad antes que de hambre. Su principal enemigo es Cayo Marcio, dueño de los precios y del trabajo. Por ello los ciudadanos se reúnen, dispuestos a darle muerte. Pero cuando van a ponerse a ello, aparece Menenio Agripa, un ilustre que según cuentan siempre ha querido al pueblo. El tal Menenio Agripa intenta quitar las intenciones a los ciudadanos, cambiando el rumbo de sus quejas con palabras llenas de buen parecer hacia el Estado romano. En esto que aparece Cayo Marcio, envuelto en soberbia y pregunta qué sucede y el ilustre Menenio Agripa le pone al tanto de las demandas de los ciudadanos.

Seguir leyendo »

#Turismofobia

El modelo de turismo de las grandes ciudades es insostenible para su población. ¿Queremos "vivir" en carísimos parques temáticos?

A la lucha de clases en época veraniega se le ha puesto el nombre de turismofobia, un término perverso que sirve para ocultar el verdadero conflicto. De esta manera, el significado legítimo de la lucha de clases se convierte en algo insignificante, lo más parecido a un capricho de niños malcriados. Pero nada más lejos.

Seguir leyendo »