eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Nerea Ramírez Piris

Licenciada en Ciencias Ambientales y diploma de estudios avanzados en el Doctorado Interuniversitario de Educación Ambiental. Actualmente es una de las coordinadoras estatales de Ecologistas en Acción. Es socia fundadora y trabajadora de Cyclos S.Coop.Mad donde se dedica al desarrollo de proyectos que tienen que ver con la participación ciudadana y a la formación en temas socioambientales. Participa desde hace una década en el área de educación ecológica de Ecologistas en Acción de Madrid y es coautora de los libros Cambiar las gafas para mirar el mundo y Guía para realizar asambleas, de la editorial Libros en Acción.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 3

Trump, cazadores y pronucleares: Premios Atila para el Día Mundial del Medio Ambiente

Hoy se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, que así como día, suena bastante bien. Las redes se inundarán de tuits de nuestro Gobierno, de las empresas eléctricas que apuestan por un mundo más verde y hacen anuncios chulos en la tele, de nuestro comisario Arias Cañete diciendo lo malo que es Trump porque no cree en el cambio climático... Si a una la pillan despistada, tanto elenco de buenas declaraciones puede llevarla a concluir que estos señores se dedican de verdad a cuidar del medio ambiente, aunque sea un poquito. ¿Es esto cierto?, ¿aunque sea un poquito? A tenor de cómo evolucionan las cosas, lo cierto es que no, no es cierto. Piense en el cambio climático, en la contaminación del aire, en la deforestación de los bosques, en la incineración de residuos, o en la presión sobre los espacios naturales protegidos. No parece que la cosa vaya bien.

Y para visibilizar este sinsentido, el sinsentido de que quienes deben organizar y gestionar correctamente los recursos y los bienes comunes para que todas vivamos dignamente sean precisamente quienes no lo hacen, Ecologistas en Acción otorga cada año la víspera del Día Mundial del Medio Ambiente los premios Atila y Caballo de Atila a las peores conductas ambientales del año. Llevamos 25 años dando estos premios y el listado de premiados explica por sí solo por qué cada vez está peor lo que nos permite estar vivos (entendiendo aquí lo que nos hace estar vivas como todo aquello que mantiene sanos los ecosistemas de los que dependemos para respirar aire limpio, para beber agua sana, para que los insectos puedan polinizar las flores de las plantas que nos alimentan, para que nuestros suelos no estén contaminados, para que no tengamos que vivir cerca de un cementerio nuclear, para que siga habiendo peces en el mar…y cosas así). Ministros de medio ambiente, de energía, de fomento, presidentes de gobierno, bancos, instituciones europeas, grandes transnacionales…han sido los habituales de nuestra alfombra roja.

Seguir leyendo »