eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pablo Bustinduy

Secretario de Relaciones Internacionales de Podemos y diputado de Podemos.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 12

Rajoy en Londres o la oportunidad perdida

Sorprende que un proceso como el de las negociaciones del Brexit -sin duda el mayor escollo destituyente que haya conocido el proyecto europeo desde el Tratado de Roma- haya generado tan poco debate público en España. Hubo, es cierto, un arrebato inicial subido de tono sobre Gibraltar- que en seguida fue reconducido y rebajado con buen tino por todas las partes implicadas.

Oficialmente, la posición del gobierno no difiere de la de muchas otras cancillerías y capitales europeas: prudencia, discreción, unidad en torno a las posiciones del negociador europeo, y una hasta ahora exitosa táctica que consiste en esperar los errores, contradicciones e incongruencias de la posición británica que van marcando el ritmo de las negociaciones. El trabajo parlamentario sigue la misma tónica - en la subcomisión del Brexit de momento estudiamos documentación, escuchamos a los expertos (cuyas comparecencias empiezan irremediablemente por un "es imposible saber lo que va a suceder") y esperamos la información que Bruselas anuncia a cuentagotas y el devenir de los acontecimientos.

Seguir leyendo »

Política después de Trump

A estas alturas se habrá escrito ya mucho sobre Donald Trump. Se habrá puesto todo tipo de calificativos a su misoginia, el racismo y la homofobia patentes en su discurso, la psicología pre-autoritaria sobre la que ha construido toda su figura y su inverosímil proyecto político. Y sin embargo todo ese volumen de palabras apenas llega a apaciguar la inquietud latente, a silenciar todas las horas previas dedicadas a dar por sentado que no, Trump no puede ganar, Trump nunca será presidente. Desde luego no dedicamos el mismo número de páginas ni de horas de radio o televisión a prever, a prepararnos, a pensar la causa y la solución, la posibilidad de una alternativa. ¿La alternativa fue posible? Casi desde el principio nosotros dijimos que sí: la alternativa se llamó Bernie Sanders, se llamó 15$/hour, se llamó Glass Steagal contra Goldman Sachs, no al TPP y al fracking, se llamó acceso garantizado a la universidad pública, se llamó Black Lives Matter . La alternativa existió y estuvo cerca, muy cerca de forjarse en realidad.

Consumado el fracaso, consumada la derrota, conviene huir de relatos simplistas pero también de esa superioridad moral que equivale a la que suelen tener con nosotros nuestros allegados cuanto tomamos una mala decisión, asumiendo que “ya nos daremos cuenta y el tiempo nos pondrá en nuestro lugar” como si el “darse cuenta” bastara para que una opción política emancipadora se impusiese por la propia fuerza de su fe. Tampoco sirven de mucho esas retahílas improvisadas que mezclan caracterizaciones sociales, sustratos económicos, estados, géneros y minorías, con las que cualquier coach recién llegado nos explica cómo vota el pueblo de los Estados Unidos. Aceptar los resultados, sin más, como se apresuró a hacer nuestro Gobierno de la mano del flamante nuevo ministro de Exteriores y de nuestro presidente (de puño y letra en su Twitter, MR), no obedece ni a la sensibilidad ni al supuesto hermanamiento con el pueblo estadounidense del que tanto hacen gala, porque esa es la condescendencia de las élites que no saben explicarse lo que hemos hecho pero sí saben que en todo lo que toca a lo importante no será para tanto, que ya se les pasará y no se tocarán ni los dineros ni los tratados ni las bases.

Seguir leyendo »

Europa como futuro

Hoy es un día triste para los europeístas. Hoy se consuma la crisis política del proyecto europeo y debemos hacer una reflexión profunda sobre qué nos ha traído hasta aquí y qué tenemos que hacer para reconstruir ese proyecto ilusionante de paz, cooperación y libertad que soñaron nuestros abuelos y abuelas.

Este año hemos visto a Europa ser incapaz de responder ante la crisis de los refugiados, y hoy vemos cómo los británicos han decidido abandonar este proyecto común. Afectada por un enorme déficit democrático, aplicando ciegamente las políticas de austeridad, dando la espalda a millones de ciudadanos condenados a la incertidumbre, la exclusión y la pobreza, levantando verjas mientras los refugiados se ahogan en nuestras costas. Estas políticas han conseguido lo que parecía imposible: que Europa hoy dude de su propio futuro. Una UE que no asegura los derechos sociales, que protege a los privilegiados mientras abandona a las mayorías no es una UE fiable ni atractiva. Si Europa funcionara, si garantizara la paz, la democracia y los derechos sociales, si tuviera un proyecto de futuro, de bienestar y progreso, nadie se querría ir y el resultado del referéndum habría sido muy distinto.

Seguir leyendo »