eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pablo Hijar

Concejal de Vivienda y Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza. Zaragoza en Común.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

Mediación y alternativa habitacional, aquí y ahora

El martes 18 de octubre, SAREB comunicó a la Oficina Municipal de Vivienda su decisión de suspender los desalojos forzosos señalados en un bloque de viviendas del zaragozano barrio de Santa Isabel. Una gran noticia. Las familias solicitaron la mediación municipal, a la par que denunciaban su situación acompañadas por Stop Desahucios. Medios y redes recogieron la rueda de prensa de la plataforma y la reunión posterior que mantuvimos en el Ayuntamiento, tras la cual realizamos una comparecencia conjunta. Ahora la SAREB tiene la oportunidad de resolver la situación de las familias garantizando la alternativa habitacional. Lo ocurrido ha logrado poner luz de nuevo sobre la necesidad de la mediación y acción públicas frente a los desahucios que continúan produciéndose en un número inaceptable. También en lo imprescindible de la organización social más allá de las instituciones.

En esa declaración conjunta trasladé a las entidades financieras y a la SAREB su responsabilidad en la resolución de casos como el del bloque de Santa Isabel mediante la mediación y la alternativa habitacional, en lugar de resolver mediante procedimientos judiciales que desembocan en desalojos forzosos. Hay que recordar que la emergencia habitacional explotó con el estallido de la burbuja inmobiliaria y la estafa hipotecaria. Y ambas -burbuja y estafa- no se podrían entender sin la participación directa de las entidades financieras.

Seguir leyendo »

La clave del fútbol: que la pelota entre o no

Al final de la década de los 80, y principio de los años 90, los genios del liberalismo nos explicaron las bondades que traerían consigo las privatizaciones. Igual que con Telefónica, Repsol y tantas otras empresas públicas, el beneficio privado, y la apropiación de unos pocos de los esfuerzos del conjunto de la población que a través del Estado aportó para la creación de este tipo de empresas, no ha significado mejora alguna, ni en el servicio prestado, ni en las tarifas, ni en ninguna otra consideración. La prometida competencia ha terminado convertida en un oligopolio privado.

Exactamente igual ha ocurrido con clubs deportivos que teniendo una historia, unos socios, una masa social, se privatizaron por las supuestas ventajas que traería consigo convertirlas en Sociedades Anónimas Deportivas -SAD-. Según nos contaban, habría más transparencia, se ajustarían los gastos -puesto que los propietarios gastarían de su patrimonio-, se cumpliría con los pagos a Hacienda y Seguridad Social y toda una serie de cuestiones que lejos de convertirse en realidad, se han convertido en todo lo contrario. Desde que existen estas sociedades, los gastos y las deudas se han disparado. Únicamente una minoría se ha beneficiado de la conversión de los clubs en SAD, los casos de corrupción legal -comisiones, fichajes fantasma, etc- e ilegal, lejos de desaparecer aumentaron de forma importante.

Seguir leyendo »