eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rancio

La letra R es la primera de "repaso" y de "rancio". No creo que sea casualidad y es por eso que desde aquí voy a repasar la actualidad de eldiario.es en Andalucía de otra manera. Que nadie busque aquí los comentarios de una tertulia de televisión, más bien los de mi abuelo y mi tío en una cervecería con huesos de aceituna en el suelo. (y detrás de Rnacio Sevillano, @juliomunozgijon ).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 82

El mapa de Sevilla que todos habéis pedido

A lo largo de mi vida, me han pedido consejos sobre qué hacer ante un problema importante menos de tres veces. Pero consejos sobre dónde ir a comer o beber en Sevilla, más de tres millones. Siempre me digo de hacer un listado y entregarlo, pero luego me da pereza.

Quiero jurar sobre mi vajilla de La Cartuja que no hay ningún sitio puesto para trincar gañotes, todos son sitios puros. Eso sí, si alguien quiere invitarse a un botellín, no diré yo que no.

Seguir leyendo »

Las tribus urbanas que fuimos

Ahora todo es atómico, quebradizo y andamos todos perdidos, pero antes había menos opciones y uno se podía orientar rápidamente en cualquier cosa, por ejemplo, en el grupo del que iba cada uno. Recupero las cinco opciones sociales básicas de mi juventud y propongo volver a ellas. Todos nos considerábamos a nosotros mismos normales, pero éramos de una de estas.

Descripción: El origen de toda esta estética para mí es El Príncipe de Bel Air. Algunos pocos eran malotes y los demás se beneficiaban de esto porque nos tenían a todos muertos de miedo.

Seguir leyendo »

Nuevo Sonido Sevilla

Ricardo Lezón es un vasco de Getxo que ha hecho una de las canciones más bonitas que se han escrito sobre Sevilla. Antes cantaba en McEnroe, un grupo de pop indie, y ahora se lo ha montado él solo.  “Arena y romero”  retrata Sevilla a través de ese calor que los de allí conocemos perfectamente porque “arden los bares”, las noches de penosas borracheras solitarias por la Alfalfa, o cómo una excursión a la playa planeada desde una mesa del velador del Habanilla es un viaje a Itaca (y no hablo del bar).

Hasta hace unos años, cantarle a Sevilla era propio de artistas más tradicionales en sus formas.  “Sevilla tiene un color especial” de Los del Río es un himno para una ciudad que ha sido musa para gente tan importante como Siempre Así, Carlos Cano, José Manuel Soto, Isabel Pantoja o María del Monte.

Seguir leyendo »

El motivo real por el que Sevilla ha sido elegida la mejor ciudad para visitar en 2018 del mundo

Estos días, muchos medios cuentan que la mundialmente conocida guía turística Lonely Planet ha publicado un ranking con los mejores destinos para visitar en el mundo durante 2018, y ese listado lo encabeza Sevilla. 

Ni que decir tiene que hay motivos de sobra para esto, pero es necesario explicar que todo se debe a una persona: Mi compadre Relampaguito de Triana*. 

Seguir leyendo »

Help Andalucía

Esto es Andalucía, España, Europa. Esta gente que está detrás de mí son andaluces. No están tocando la guitarra ni contando chistes, están dando un paseíto por la calle y tomándose algo en los bares porque son las nueve de la noche, contra, que ya nos conocemos y vais a decir que aquí no trabaja nadie.     Escuchad nuestro vídeo también.  

Seguir leyendo »

Yo digo sí a la independencia

A mí me gustaría ser independiente de la gente que cuando estás contando un chiste te interrumpe para preguntarte algo y ya te corta el clímax. Declaro la independencia unilateral de los que cuando está pagando cada uno una ronda y les toca a ellos dicen "Ofú, yo ya estoy cansado, me voy para casa". No quiero estar en la misma unidad nacional que los que aparcan entre dos líneas ni por supuesto de los que cuando estamos muchos esperando para una mesa y ya han pagado siguen estirando la conversación. Habla dando un paseíto, miarma, que me muero de hambre.

No me hace falta organizar un referéndum; no quiero estar con los que tienen la coletilla de "como digo yo" y sueltan luego un chapón, ni con los que dan largas para que te cambies de carril, ni de los que se graban acostándose con alguien y se lo enseñan a sus amigos, ni con los que ponen garrafón. 

Seguir leyendo »

Cádiz y el verano de verdad

Siempre he pensado que el verano es más verano en Cádiz, en el Cádiz de verdad. Ahora está de moda un Cádiz que es chiringuito de Tarifa con mojitos de sandía, o en el que te haces el hippy durmiendo en una furgoneta Volkswagen de 40.000 euros en Los Caños. Yo prefiero otro. 

Cádiz es un rondo de abuelas jugando al bingo en la playa, neveras azules y sandías, o sábanas del SAS cogidas con pinzas en las sombrillas. Cádiz es familias de más de doce cenando en el mismo bar, verano tras verano, con los niños corriendo vestidos del Cádiz, del Betis o del Sevilla, y parando de vez en cuando para darle un buche a una Fanta con cañita y comerse una croqueta. 

Seguir leyendo »

El 'queo' o el arte de la broma

El más mítico que recuerdo lo perpetraron mi padre y mi tío, y fue doble. Paseaba un verano de siesta lenta en el que había obras en la puerta de la imprenta. Mi padre se hizo amigo de los obreros y, por gastarles una broma, una tarde cuando ya no estaban, se llevó uno de los bordillos que tenían que poner y lo escondió en el taller. 

Al día siguiente, el jefe de obra no daba crédito a que alguien hubiera tenido la idea de llevarse un bordillo que pesaba casi 50 kilos. 

Seguir leyendo »

Salgo del armario

Lo reconozco, no me gusta que me manden vídeos porno por los grupos de Whatsapp, pero como creo que mis amigos me van a dar caña y van a pensar que soy "especialito", no digo nada.

Sí, es verdad, cuando estoy en la calle y alguien mira en plan borde a una tía y comenta algo de sus tetas o de su culo, me siento incómodo. Pero como me da miedo parecer Pepito Grillo, no digo nada.

Seguir leyendo »

Maga, el grupo favorito de tu grupo favorito

A Silvio, después de uno de sus mejores conciertos en Madrid, se le acercó un periodista de Radio Nacional alucinado. La pregunta fue una cualquiera "¿Os sorprende la acogida de la gente?", pero toda la banda esperaba aterrada la respuesta de Silvio. Llevaban años de penurias y aquel concierto en el que acababan de bordarlo ante miles de personas suponía, por fin, la posibilidad de romper el techo la banda, darse a conocer en toda España y, por qué no, empezar a vivir bien de la música. El particular cerebro de Silvio respondió rápido: "Nos sorprende, porque nosotros no somos músicos". El periodista se quedó perplejo y le repreguntó "Entonces, ¿qué son?". A lo que el rockero soltó: "Nosotros somos ilusionistas".

Aquella respuesta, aparentemente absurda, tenía un significado. Silvio elegía (por él y por su banda) que no quería el éxito si suponía salir de Sevilla, si significaba prescindir de coger de vez en cuando un taxi de madrugada y pagarle porque se quedara iluminando con las largas el mosaico del Sánchez Pizjuán, o abandonar los cubatas de la China, o las charlas con Silver Barber. 

Seguir leyendo »