eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sara Mateos

Politóloga. Diploma de Estudios Avanzados (DEA) en Ciencias Políticas (Universidad Complutense). Certificado Estudios Políticos Europeos (Instituto de Estudios Políticos de Estrasburgo). Máster Políticas Públicas de Igualdad (Universidad Rey Juan Carlos)

Miembro del Colectivo Novecento.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 244

¿Para qué sirve el pacto de estado contra la violencia de género?

No hay que hacer un Pacto de Estado para mejorar una ley. Ni para ampliarla. Ni para analizar en qué está fallando. Un Pacto de Estado lo define el carácter excepcional ante una circunstancia que supera los postulados partidistas o ideológicos, porque afecta a la sociedad en su conjunto de una forma trascendental.

No hay que confundirlo con la propia idiosincrasia de gobernar, del sistema parlamentario, en la que los partidos buscan el acuerdo de las Cámaras para sacar adelante una u otra propuesta. Ni con la propia exigencia de pedir ese acuerdo para el bien del país respecto de algunas cuestiones.

Seguir leyendo »

La banalización del fascismo

El fascista Frente Nacional de Le Pen es la segunda fuerza más votada en la primera vuelta de las presidenciales francesas, por muy poco margen respecto al "centrista" Macron. El conservador Fillon ha sido tercero. La izquierda insumisa de Mélenchon, cuarta. Estas últimas formaciones con un porcentaje muy similar. Así, el 7 de mayo, en segunda vuelta, habrá que votar entre el (neo)fascismo y … [¿de verdad importa cómo termina la frase?].

Mélenchon lo tenía claro en 2002, cuando Le Pen, esta vez padre, pasó a la segunda vuelta. El otro candidato era el derechista Chirac. Ni siquiera vale la pena comparar a Chirac con Macron, pero en todo caso da igual. En esos momentos en los que no había que hacer cuentas, la respuesta era firme y contundente. El enemigo es el fascismo.

Seguir leyendo »

Star Wars, el inesperado despertar de la igualdad

(Ojo: contiene spoilers)

En el tráiler con el que se presentó el ansiado episodio VII, una voz profunda decía: "Ha habido un despertar". De hecho, el título de esta entrega es El despertar de la fuerza. Y no puede ser más adecuado. No solo el personaje de Rey, la protagonista, que lo encarna en todos los sentidos. Ese despertar, trasciende la pantalla, a través de  la mirada de otros personajes, que es también la del público.

Seguir leyendo »

Lo personal es político

24 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas. Ocho menores asesinados por su padre. Este es el macabro balance de lo que llevamos de 2015. Así actúa la violencia machista. Desayunamos muertas que solo aparecen en las páginas de sucesos. No hay portadas ni ruedas de prensa, ni presupuestos, ni política para combatirla.

No son casos aislados. Hay un patrón, una estructura. Una cultura que respalda y una sociedad que calla, cómplice de justificaciones absurdas.  ¡Pero si ni siquiera ellas mismas se consideran víctimas! Casi la mitad no lo hacen. ¿No es alarmante? Y no se trata sólo del proceso de alienación al que somete la propia violencia de género, donde la voluntad se anula progresivamente. Como en una bañera de agua tibia, cuya temperatura aumenta tan despacio que no la percibes, pero que hace que cuando sientes el calor, cuando el agua empieza  a hervir,  los músculos estén ya paralizados.  Se trata de que cuando están en la bañera no identifican (identificamos) cómo sube la temperatura.

Seguir leyendo »

Caída de la natalidad ¿una tendencia irreversible?

El índice de natalidad cae por quinto año consecutivo. La fecundidad por debajo del nivel de reemplazo lleva en los últimos años pasando de ser una excepción a convertirse en norma. Uno de los principales inconvenientes, incluso cuando hay buena intención por parte de los poderes públicos, es que se sigue aludiendo a que las mujeres se han incorporado al mundo laboral como la causa primera de esta situación, pero ¿y qué hay de la no incorporación de los varones a las tareas de cuidado? ¿No hay causalidad en este hecho?

El conflicto trabajo-familia sigue enfocándose como una cuestión femenina. Persiste la idea de que la bajada de la tasa de fecundidad en países desarrollados es resultado inevitable de la incorporación masiva de las mujeres a la enseñanza superior y al mercado de trabajo, y al cada vez menor número de matrimonios. Aunque los datos empíricos revelan que esto no es así. Los estudios más recientes describen tres obstáculos principales a la hora de explicar el cada vez más drástico descenso de la natalidad:

Seguir leyendo »

Sobre la política subterránea

“El 15 de mayo de 2011 entre 0,8 y 1,5 millones de personas se manifestaron en toda España bajo el lema "Democracia Real Ya". Inspiradas por la primavera árabe, las manifestaciones llevaron la idea de ocupar plazas en España, en Grecia, y más tarde en ciudades de toda Europa, así como  Estados Unidos, Israel y Chile”.

Una nueva forma de protesta y de movilización desconocida en Europa surgió así aquel día. Miles de personas se reúnen en un espacio público, y luego en otro, en plazas, en parques, y hablan de política. Comparten un extenso descontento por la política formal, por una democracia que sienten cada vez más ajena, que consideran que tiene mucho que mejorar respecto a cómo se está llevando a la práctica. Pero esta frustración no tiene que ver sólo con los procesos democráticos, sino también con quienes los llevan a cabo, con la elite política en general. Porque más allá de las protestas por los recortes, las políticas de austeridad o la crisis económica, “ se trata de política”.

Seguir leyendo »