eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Simon Jenkins

Periodista y escritor. Escribe en the Guardian y es locutor en la BBC. Ha sido director del Times y del London Evening Standard.

Ahora, publica sus columnas traducidas por primera vez al español en la sección Internacional de eldiario.es.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 249

Las elecciones dejan en ruinas la estrategia de May para el Brexit, pero podría ser una bendición

Los nuevos “bastardos” conservadores. Nunca asumas que ganarás las elecciones. Nunca creas lo que la gente le dice a los encuestadores. Ahora han dejado al gobierno de Theresa May aferrándose al poder, devastado y desorganizado. Han dejado al laborismo de Jeremy Corbyn derrotado, pero igualmente satisfecho. Al nacionalismo escocés le han dado una paliza. Los Liberales Demócratas no se han podido recuperar. El Ukip ha quedado destruido. Y, lo más alarmante, el poder real se lo ha quedado un pequeño grupo de fundamentalistas de Úlster. Es difícil recordar un resultado electoral más caótico en la historia reciente del Reino Unido.

Lo más importante es que May convocó estas elecciones específicamente para fortalecer su capacidad de negociación ante el Brexit. Con este fin, se presentó como una líder “fuerte y estable”. Una campaña superficial, rígida y egoísta puso el rostro de la primera ministra en cada cartel. Como dijo Anna Soubry, una conservadora disidente: “Hizo girar toda la campaña en torno a ‘ella’, y ‘ella’ perdió”. Cuesta creer que ahora May pueda sobrevivir a esto mucho tiempo.

Seguir leyendo »

Todos queremos vivir más, pero alguien tendrá que pagarlo

La profesora de gerontología en la Universidad de Oxford Sarah Harper ha señalado esta semana que la esperanza de vida de un bebé nacido hoy en Reino Unido alcanza la asombrosa cifra de 104 años. La medicina moderna está alargando la vida media unos 15 minutos cada hora. Los 70 son los nuevos 50. Los matrimonios entre pensionistas se están disparando.

Como resultado, señala Harper, estamos en una “loca situación” donde los jóvenes pueden estar en su etapa de formación hasta mediados de los 20 y posteriormente retirarse a principios de los 60 hasta los 90. Durante aproximadamente la mitad de su vida, la gente no será activa económicamente, viviendo sin contribuir al bienestar común.

Seguir leyendo »

Corbyn tiene razón, el atentado en Manchester está vinculado a nuestra política exterior

Jeremy Corbyn está completamente en lo cierto al relacionar  el atroz ataque que sufrió Manchester esta semana con la política exterior llevada a cabo en Oriente Medio. Siempre que Tony Blair, Gordon Brown y David Cameron trataron de explicar por qué la sangre y el dinero británico tenían que ser invertidos en el derrocamiento de regímenes como el de Afganistán, el de Irak y el de Libia, fueron muy claros: fue “para mantener el terrorismo lejos de las calles de Reino Unido”. La razón que se dio una y otra vez fue la misma: acabar con el radicalismo islámico.

Al ver que esta política claramente ha llevado a un incremento de terrorismo islamista, estamos completamente de acuerdo con Corbyn en que esta política “simplemente fracasó”. Sí, estos regímenes fueron efectivamente derrocados. Cientos de miles de personas murieron, muchos de ellos eran civiles tan inocentes como las víctimas de Manchester. El terrorismo no ha cesado.

Seguir leyendo »

Jeremy Corbyn debería seguir el ejemplo de Bernie Sanders y apostarlo todo

Dejen a Corbyn que sea Corbyn. Lo que está dando en este momento es un espectáculo lastimero. Pretender que va a ser el próximo primer ministro no le funciona. Ni siquiera le alcanza para aparentar que lidera el laborismo. Y creer que Jeremy Corbyn es "la negación de Theresa May" es Michael Foot para principiantes [Foot fue el líder laborista bajo cuyo mandato el partido obtuvo una derrota histórica frente a Margaret Thatcher en 1983).

Hace dos semanas, Corbyn pronunció un dinámico discurso de apertura para sus seguidores londinenses en el centro de conferencias Church House (Westminster). Aquello fue Bernie Sanders puro. Cargó contra los ricos, acusó al establishment de "escribir sus propias reglas"; invocó a Kier Hardie (fu ndador del partido laborista) y ridiculizó a los medios de comunicación laboristas y al "sistema amañado", sea lo que sea que eso signifique. Una actuación con muchas promesas y ninguna política: irresponsable, salvaje y en absoluta comunión con su audiencia.

Seguir leyendo »

Si reaccionamos exageradamente al ataque en París, el terrorismo "no acabará nunca"

" Esto no acaba nunca", dijo Donald Trump, refiriéndose al tiroteo en París. Y tiene razón, pero no en el sentido que él cree. Lo que no acaba nunca es la prisa que se dan algunos políticos para publicitar, magnificar y promocionar incidentes terroristas. Una vez más, los idiotas funcionales al Estado Islámico convierten un crimen violento en una calle de París en un evento global. Los ministros franceses ya se están escondiendo en sus búnkers. Los candidatos presidenciales cancelan sus campañas. La única respuesta sensata fue la de una mujer que salió a correr temprano por los Campos Elíseos, como siempre. Cuando le preguntaron cómo podía estar allí, contestó: "¿Por qué no? Hay que seguir adelante con normalidad".

¡Pues ojalá fuera así! Podemos pensar que la intención del atacante ahora muerto era desviar la agenda política justo antes de la primera vuelta de las elecciones generales. Si era listo, debía esperar aumentar las posibilidades de la candidata de derecha Marine Le Pen, y así generar por reacción más activismo en la comunidad musulmana. Le habrá entusiasmado el nivel de difusión mundial que tuvo el ataque a un policía en Londres el mes pasado. Según cómo reaccionemos y qué difusión demos a este episodio, crecerá o no el riesgo de que sucedan actos similares que busquen alterar las próximas elecciones del Reino Unido.

Seguir leyendo »

La respuesta emocional de bombardear Siria no ayudará a los civiles

No hay nada más peligroso en el mundo que un presidente estadounidense viendo la televisión.  Anoche, Donald Trump siguió los pasos de Ronald Reagan en 1982 y de George W. Bush en 2001, dejó de ser un aislacionista para convertirse en un intervencionista en Oriente Medio. Su antiguo pragmatismo hacia el régimen de Asad y sus partidarios rusos ha dado un giro de 180 grados: llovieron 59 misiles sobre una base aérea siria. Bienvenidos de nuevo a una misión repugnante.

Interrumpiendo la cena con el líder chino, Trump habló sobre lo que le provocaron las "muertes lentas y brutales", los cuerpos asfixiados y los preciosos bebés. Invocó a dios en tres ocasiones. Tuvo que mover ficha, explicó, porque el "ataque a niños de Asad" tuvo un gran impacto en él. En cuanto al papel de Rusia en el ataque, el secretario de Estado de Trump aseguró que el país fue "cómplice o incompetente".

Seguir leyendo »

Hay que dejar que Escocia decida también sobre su futuro

T h eresa May está equivocada.  Si Escocia quiere ser independiente , la primera ministra no puede impedirlo. Si la semana próxima el Parlamento escocés pide realizar otro referéndum, que lo haga. Que sean ellos quienes tomen la decisión. Que Nicola Sturgeon (primera ministra escocesa) pelee sus propias batallas y que se atenga a las consecuencias. La verdad es que no importa. Las relaciones anglo-escocesas deben liberarse de una vez de esa neblina que queda del imperio británico.

El argumento a favor de una repetición del referéndum escocés de 2014 es débil pero no es completamente inverosímil. Esa votación tuvo un resultado claro y no hay nada que indique un cambio de opinión dramático en la sociedad escocesa. Si bien es cierto que el referéndum para salir de la UE generó un cambio de circunstancias, como dijo Theresa May, al no estar todavía claros los términos del Brexit, “ahora no es el momento” . Escocia estaría votando a ciegas. Pero, como argumenta Sturgeon, eso mismo se les pidió a los británicos que hicieran el año pasado cuando decidieron el Brexit.

Seguir leyendo »

El ataque en Westminster es una tragedia, pero no una amenaza para la democracia

La ola de ataques terroristas en todo el mundo ha llegado hoy al corazón de Londres con un  ataque fuera del Palacio de Westminster. Sería imposible escaparle al simbolismo. Un ataque a la casa de la democracia genera una indignación particular. Pensar que además han muerto personas, incluido un agente de policía, lo convierte en una tragedia.

Hasta ahora,  no se sabe nada sobre el motivo del ataque. Lo único que puede decirse es que el atacante fracasó al intentar entrar al Parlamento. Algunos transeúntes murieron y muchos más resultaron heridos, pero el fuerte sistema de seguridad del edificio fue efectivo y logró proteger a sus ocupantes. En una ciudad grande y moderna no se puede garantizar seguridad total, pero la policía puede afirmar que el sistema fue probado y funcionó. A menos que se pretenda llevar el Parlamento a un búnker, no hay mucho más que se pueda hacer sensatamente para proteger la institución.

Seguir leyendo »

Así acabó la era de las experiencias con la revolución digital

Esta semana salí de la burbuja de pesimismo que me envuelve y me percaté de un hecho surrealista.  Kodak ha recuperado las películas Ektachrome para dar respuesta a una demanda creciente de películas tradicionales de gama alta. Me pregunto si estamos hablando de la misma empresa Kodak que en 2012 se declaró en quiebra, después de que se evaporaran 47.000 puestos de trabajo, cuando, según los profetas, la revolución digital alcanzó la mayoría de edad.

Y este no es el único indicador. Las ventas de discos de vinilo vintage se han disparado,  han alcanzado el nivel máximo de los últimos 25 años y ha sido necesario reabrir fábricas para producirlos. Las ventas de los libros en papel también se están recuperando y cada vez se ven menos dispositivos para libros electrónicos en las estanterías. Los clubs de ganchillo están de moda, como también lo están los gin-tonics y el baile de salón. Para viajar en un tren de vapor es necesario reservar. Incluso los canales se están quedando sin amarres. Por lo que respecta a cualquier tipo de actuación en vivo, es un negocio tan lucrativo que se gana mucho dinero vendiendo y revendiendo entradas.

Seguir leyendo »

Los datos en la red dejarán en ridículo a la política de la posverdad

El nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, celebró su primer día en el cargo con una mentira descarada. Dijo que acudió más gente a su ceremonia de inauguración que a la de Obama. Como mentiras no era gran cosa, pero no dejaba de ser una mentira. A los pocos minutos, las cámaras y las redes sociales habían reducido a cenizas su chulería. Sus defensores recurrieron a “hechos alternativos”, pero pocas veces se ha podido desmontar tan rápido la declaración inaugural de un presidente.

Dos días después, la primera ministra británica, Theresa May, se acercó peligrosamente a una mentira más seria. Le preguntaron sobre el fracaso de un test con un misil nuclear. La primera ministra  se negó en cuatro ocasiones a reconocer en televisión que el test nuclear del pasado junio había sido un fiasco y dijo no saber nada sobre él.

Seguir leyendo »