eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Viajar Ahora

Si eres de los que disfruta del trayecto; si cuando eras pequeña pasabas horas dibujando rutas imposibles sobre el mapa; si guardas como un tesoro las piedras que te encontraste en el camino; si eres de los que no se amilanan ante sabores desconocidos;si siempre soñaste con patear olas de los siete mares; si cuando ves una montaña no puedes evitar el deseo de ver lo que hay detrás... Si es así, aquí te esperamos.

Canarias Patrimonio Mundial: una región mimada por la Unesco

La candidatura de los complejos arqueológicos de montaña de Gran Canaria a engrosar la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco podría sumar, en 2019, el quinto hito canario a este selecto club de 1.0818 lugares, manifestaciones culturales y etnográficas que han merecido ser reconocidas como patrimonio de todos los seres humanos. Hasta el momento, las islas suman cuatro. A primera vista no parecerían ser muchos, pero poniendo esta realidad en su justa dimensión, podemos decir que Canarias es un lugar mimado por la UNESCO.

Seguir leyendo »

Mapa de la inseguridad de la ciudad de Río de Janeiro

Primero pongamos algo de manifiesto: Río de Janeiro es una ciudad maravillosa. Pocas urbes en el mundo logran una armonía tan atractiva que aúna un emplazamiento espectacular (dicen que la bahía carioca es la más bonita del mundo), una ciudad bonita, unas playas geniales y una población amable, vitalista y alegre. Unas vacaciones en Río son siempre unas vacaciones inolvidables. Pero Río no es una ciudad al 100% segura. Es más, es una ciudad en la que hay que estar muy pendiente para evitar que unas vacaciones fantásticas no se conviertan en un problema o, incluso, en algo peor. Ya lo hemos dicho en otras ocasiones (como cuando hablábamos de la inseguridad en Buenos Aires), ninguna ciudad es segura al 100% y siempre hay que actuar con cautela y con sentido común a la hora de transitar por lugares que uno no conoce. Pero Río de Janeiro es una ciudad que requiere de cuidados especiales para evitar exponernos de manera innecesaria.

Seguir leyendo »

Tres ciudades que se llaman Bilbao

La primera vez que fuimos a Bilbao fue hace justo 20 años por el reclamo de la reciente apertura del fastuoso Museo Guggenheim y nos gustó. Apenas empezaba la ciudad a transformarse y ya nos pareció un lugar auténtico. Poco después volvimos para ver un partido de fútbol glorioso en el viejo San Mamés en la que no sólo vimos ganar a los nuestros, sino que fuimos testigos del señorío de la afición del Athletic –y nos vinculamos desde entonces con afecto al club de ‘los leones’-. Y en esa segunda visita podíamos ver como esa transformación estaba convirtiéndose ya en una realidad con el nuevo metro en pleno funcionamiento, la metamorfosis de la Ría en marcha y la construcción de los primeros iconos arquitectónicos de la nueva ciudad a la vera del fastuoso Guggenheim de Frank Gehry. Y nos gustó aún más. Y hemos vuelto hace poco. Y el flechazo de aquella primera vez se ha reforzado. Nos gusta Bilbao. Nos parece una ciudad auténtica y sin complejos. Una ciudad que ha sabido conjugar sus más hondas tradiciones con esas ganas de superarse a sí misma para convertirse en un verdadero icono de la revolución urbanística, social y cultural. Y, para colmo de bienes, los bilbaínos y bilbaínas son muy buena gente. Y se come de vicio…

Seguir leyendo »

Paseos por Montevideo; la capital del otro lado del río

Dicen que el mar empieza en Punta Ballena, un par de decenas de kilómetros más al este, pero si te metes al agua en Los Pocitos, Buceo o Malvín, el agua ya tiene gusto a salado aunque tenga ese color café con leche tan característico del Río de la Plata. Hay una canción de Los Fabulosos Cadillacs que, desde la otra orilla, decían que ‘ la nuestra es agua de río mezclada con mar ’. Mezcla, mezcla y más mezcla. Ahí está la clave que explica esta pequeña ciudad que vive, injustamente, eclipsada por las luces de la megápolis que se extiende allá detrás de las aguas (el resplandor por las noches es brutal). Ahí en frente de Buenos Aires está Montevideo. Más chiquita, más tranquila y, según los propios porteños, más auténtica. Una especie de reflejo de lo que fue Buenos Aires hace décadas.

Seguir leyendo »

Hutongs de Pekín, la cara más tradicional de la capital china

Cada vez quedan menos. La fiebre modernizadora que azota a Pekín se acentuó de manera exponencial en los años previos a la celebración de los Juegos Olímpicos de 2008 y los antiguos Hutongs de la capital fueron los grandes damnificados. El Hutong, por propia definición, es un ‘callejón estrecho’ y, durante siglos, fue el elemento fundamental del urbanismo histórico chino y, por lo tanto, de la arquitectura tradicional. Las ciudades chinas se organizaban en torno al ‘Siheyuan’, agrupaciones de casas agrupadas con un gran patio central en la que se ubicaban los elementos comunes (cocinas, sanitarios, etc). Las familias más ricas vivían cerca de las áreas palaciegas (como la Ciudad Prohibida en Pekín) y sus barrios se planificaban con calles anchas. En las zonas más alejadas al centro (en las que vivían las clases populares) los Siheyuan se apelotonaron formando callejones irregulares formados por casas de una sola planta en las que dominan el ladrillo gris, la madera y las tejas. Estos son los tradicionales Hutongs, los barrios tradicionales de Pekín.

Seguir leyendo »

Locos por Granada. Consejos para una escapada a la joya andaluza

2,6 millones de personas visitaron el año pasado La Alhambra, que está a penas unos cien mil visitantes de lograr el máximo previsto anual para colgar todos los días el no hay billetes. Hace muchos años, cuando fuimos a Granada por primera vez, para los turistas la ciudad era La Alhambra, un pequeño paseo por el Albaycín y poco más. El resto de la ciudad pasaba inadvertida para la riada de ‘excursionistas’ que llegaban desde la Costa del Sol para ver el palacio nazarí, dar un paseo y volver a los hoteles playeros en el mismo día. Hace más 20 años eso de turismo de ciudad era cosa de otro mundo y las escapadas low cost aún eran algo de ciencia ficción. Las cosas han cambiado. La red de vuelos de bajo coste ha popularizado la escapada de puente o de fin de semana y Granada es ideal para eso. Una ciudad que, aparte de ser bonita, es fácil de disfrutarse, de vivirse para una diversidad de públicos increíble.

Seguir leyendo »

Nuestra guía de La Gomera; claves para un viaje a la isla colombina

Lo ideal es llegar a La Gomera por mar. Es la mejor forma de acercarse a la isla y verla crecer poco a poco desde el barco mientras oteamos el horizonte en busca de bichos. Ver como las masas verdes de las cumbres se van definiendo; como las masas grises se van convirtiendo en esos roques que adornan las alturas; como las casas de San Sebastián se van descubriendo cuando la proa del barco gira y enfila la bocana del puerto. Ojo, que también podemos ir en avión (apenas un cuarto de hora desde Tenerife), pero si puedes ir en barco no pierdas la oportunidad de hacer esa travesía de apenas 30 kilómetros desde Los Cristianos. Acuérdate: no te vas a arrepentir. Lo segundo que tienes que tener en cuenta es que la isla es grande aunque sea pequeña; es tan intrincada que conocerla a fondo requiere un tiempo.

Seguir leyendo »

Japón ancestral: tras las huellas del Nakasendo en el Valle de Kiso

El Nakasendo –a través de las montañas- parte de Tokio y recorre poco más de 534 kilómetros para entrar por las puertas de la antigua Kyoto , capital imperial del Japón. No es la manera más rápida de conectar ambas ciudades por tierra; pero sí era la única manera de viajar sin la necesidad de vadear ríos . El camino se internaba en lo más profundo del país atravesando las provincias de Musashi, Kōzuke, Shinano, Mino y Ōmi buscando las cabeceras de los ríos y los lugares en los que la anchura de los cauces permitían construir puentes. Por eso era la ruta preferida para ir hasta Tokio o Kyoto desde Kyoto o Tokio. Los japoneses, al igual que hicieron los romanos en Europa, dispusieron un total de 69 postas para facilitar el viaje; esto es, una parada cada siete u ocho kilómetros. También empedraron la mayor parte del recorrido, acondicionaron las pendientes y crearon una compleja red de señalización que informaba a los viajeros en todo momento.

Seguir leyendo »

Visitando Sofía, la grata sorpresa del Este

La primera vez que fuimos a Sofía fue ara hacer unas entrevistas para un reportaje sobre los últimos sefardíes hispanohablantes de la Europa del Este. Nos dio un aire mitómano y tomamos el tren desde nuestra adorada Estambul emulando los últimos kilómetros del Orient Express, ese tren que recorría media Europa desde París a la antigua capital otomana. Y nos encontramos con una ciudad que nos sorprendió. Dicen los viajeros que a la metrópolis búlgara se la odia o se la adora. Y cierto es que no es la ciudad más bonita del este europeo y que los bloques grises del pasado soviético dan una visón sombría y hasta aburrida. Pero tampoco es una ciudad fea. Tiene un centro precioso con trozos que nos recuerdan a Estambul y otros detalles que nos llevan a Moscú, Budapest o, incluso, Viena . Sí, Viena.

Seguir leyendo »

Gran Canaria tierra adentro: tres excursiones para descansar de la playa

Gran Canaria es famosa por sus playas. Pero más allá de las costas la isla se transforma en un laberinto de valles, montañas y riscos. Una buena red de carreteras comunica los principales puntos de la isla facilitando la visita y la aventura de internarse por lugares fuera de ruta. Te mostramos tres excursiones por el interior de la isla en la que vas a descubrir que la cultura insular es mucho más compleja de lo que te muestran las urbanizaciones turísticas o las grandes ciudades. Tres paseos que te ayudaran a comprender la historia local y la especial relación que los hombres y mujeres de Gran Canaria tuvieron con su entorno. Tres recorridos abiertos que puedes incluir en tus planes de viaje.

Seguir leyendo »