eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Xavier Latorre

Licenciado en Económicas y Periodismo en Barcelona. Ha sido profesor universitario de Sociología y de Periodismo. Su vida laboral ha transcurrido principalmente en RNE (RTVE), excepto una etapa en Ràdio 9, al comienzo de sus emisiones. Como periodista comenzó en Barcelona, pero ha desarrollado su actividad en Aragón, Castellón y Valencia. Colaborador en numerosos medios de comunicación escritos, han sido El País y Levante-EMV, durante varios años, los que más cancha le han dado en su trayectoria profesional. Actualmente también escribe en Gurbrevista.com

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2

¿En buenas manos?

¿Creen que estamos en buenas manos cuando resulta que han de ser los bomberos catalanes los que han de ir a apagar los fuegos prendidos en Cataluña por un incendiario, inquilino de la Moncloa, al que cuanto peor, mejor, o al revés? Los bomberos esta vez tuvieron, como metáfora, que proteger la integridad de abuelitas, que a la salida de misa de doce, se habían acercado al no colegio electoral a votar en la no urna en el no referéndum catalán.

El mundo al revés. Puede que incluso fuera un policía “antisistema” encapuchado el que pusiera silicona en el colegio dónde iba a votar Oriol Junqueras, el vicepresidente catalán. Luego, gracias a algunos tejemanejes de última hora, lo hizo tan pancho en otro sitio. La picaresca del pillo Piolín se mostró en Cataluña como un juego, en el que los más ingeniosos fueron las entidades soberanistas o como se llamen esas organizaciones tapaderas. Lo de cambiar de coche en un túnel para que el helicóptero de la policía persiguiera al edecán de Puigdemont en el coche oficial en vez de al propio president por las sinuosas carreteras de Girona es un truco que no conocía ni el mismísimo James Bond. Lo de pedir en un bazar chino urnas a precio irrisorio y que se las guarden en un pueblecito francés es de nota. Los conspiradores no utilizaban ni el whatshapp por si acaso les detectaban. Era como si un grupo de cristianos llevarán una custodia de plata de mano en mano a escondidas en plena dominación musulmana en el siglo IV.

Seguir leyendo »

Los reyes de las portadas estivales

¿Hemos alcanzado ya el punto de ebullición en la calentura mediática estival? ¿Estamos cerca de la saturación con las mismas noticias de siempre en las escaletas? Cataluña y Venezuela son el hit parade del verano, como lo fue otro agosto Grecia. Hasta allí mandaban, por aquel entonces, a los pregoneros estrella de las cadenas generalistas. El mundo se iba a desmoronar en Atenas, la cuna de la civilización, y hacia allí corrieron los periodistas de élite agoreros a emitir los telediarios desde la plaza Syntagma, lugar escogido por los profetas del mundo occidental para aquella Apocalipsis europea.

La hipocresía y el fariseísmo con Venezuela producen hartazgo. Da igual si en Brasil ha habido una destitución sui generis y el nuevo presidente es más corrupto que un gerifalte de la Comunidad de Madrid. El bocazas de Maduro se explica mal, es agresivo y torpe. Pero, ¿cómo harías tú frente a unos agentes de la CIA, con brillantes hojas de servicios y deslumbrantes expedientes académicos, instalados en Miami y a los que les pagan muy bien por desestabilizarte y hacer trizas tu país? ¿Cómo pretender sacar a flote un país vapuleado por los señores de la guerra económica que tienen orden de bloquear las finanzas de tu país? Seguro que Maduro lo hace muy mal, pero los otros no se andan con chiquitas. Nos rasgamos las vestiduras por los desmanes de un iluminado inepto y, sin embargo, consentimos injerencias inadmisibles por parte de países con intereses en la zona.

Seguir leyendo »

Malditos ignorantes

Señorías, por favor. ¡Sean ecuánimes! Cuando condenen a los cabecillas del caso Gürtel imponga penas accesorias por desmemoria a algunos de los acusados y a la mayoría de los testigos que han recurrido a los manidos: “no me consta”, “han pasado muchos años” o a los consabidos: “no tengo constancia”, “no recuerdo”, o a las cínicas cantinelas: “nadie jamás me ofreció nada”, “todas las contrataciones fueron limpias y transparentes”.  Los ataques de amnesia han sido generalizados. Y mira que alguno, como el beato mayor de la cuadrilla, Jaime Mayor Oreja, además de eludir la necesaria colaboración con la justicia con sus lapsus, estaba pecando de lo lindo contra uno de los Diez Mandamientos. ¡Malditos mentirosos!

Jornadas de bocas cerradas. Señor Juez: mándelos una temporada a un hospital psiquiátrico penitenciario, recételes las pastillas dememory de farmaotc, ingréselos en una residencia de esas personas que viven en la luna de Valencia, perdidos por culpa de esa cruel enfermedad llamada Alzheimer. Esos severos casos de olvido son un agravio para el resto de humanos que sí nos acordamos del daño que ese grupo de ministros mercenarios hicieron en las finanzas públicas. Los agujeros, mejor aún boquetes, en el presupuesto que perpetró la camarilla del señor Aznar son cósmicos. Un gigantesco butrón. Los Arenas, Mayor Oreja, Acebes, Rato o Álvarez Cascos forman una tropa de aupa, una pandilla basura, que piensa irse de rositas diciendo que no se acuerdan de nada o inculpando de pasada a un extesorero, el señor Lapuerta, que está más allá que aquí. ¡Muy valientes! Se trata de que no haya ningún deslenguado que ponga en entredicho aquella época dorada en la cual a ellos les iban muy bien, aunque en voz alta decían que España iba bien. España, sin duda alguna, eran ellos.

Seguir leyendo »

Claro como el agua: ¡Remunicipalización!

Estamos a mitad del partido; en el ecuador de la legislatura. Es hora, quizá, de acometer nuevos retos que dejen una huella profunda en la gestión de algunos ayuntamientos valencianos del cambio. Es la hora de apostar por la “remunicipalización” de algunos servicios públicos. Puede que algunos ciudadanos vean en esa reversión una osadía o una utopía irrealizable. Sin embargo, hay ayuntamientos que lo han logrado. Basta un ejemplo: Tres poblaciones con más habitantes que Castellón, A Coruña, Terrasa o Valladolid, estos dos últimos municipios con alcaldes socialistas, han conseguido volver a gestionar de forma pública el suministro de agua potable. 

En una jornada sobre esta cuestión celebrada en Castellón, organizada por la “Plataforma No al TTIP” y el grupo municipal Castelló en Moviment, se puso de manifiesto que el ahorro en la recogida directa de basuras puede suponer un 27 por ciento menos del gasto actual; en cuanto a la limpieza viaria, la reducción de su coste –remunicipalizado- se cifraba en un 16 por ciento. Vicente Monteagudo, un experto en cuestiones medioambientales de Compromís, aludió a que con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria las grandes constructoras dirigieron sus esfuerzos a la contratación de servicios públicos. Monteagudo describió un panorama desolador: el 90 por ciento de los municipios valencianos de más de 20.000 habitantes tienen privatizada su gestión del agua; tres operadoras fuertes, una por cada provincia, cortan el bacalao, copan ese rentable nicho de negocio. Según él, una oficina de la Generalitat asesorará próximamente a los municipios que pretendan iniciar el camino inverso, el de la remunicipalización. Muchos creemos que el ciclo integral del agua debería gestionarse desde los ayuntamientos con criterios de sostenibilidad ambiental, transparencia, equidad y sin expectativas de lucro. Muchos ayuntamientos se lo empiezan ya a plantear. El debate, pues, está servido. No hablamos de ninguna temeridad: Paris y Berlín gestionan la captación y distribución de su agua potable.

Seguir leyendo »

Yo también soy Pedro

Soy un puto militante de base de un partido con más desperfectos que una casa antigua y más destartalado que un cobertizo descuidado desde hace más de un siglo. La inercia me ha traído hasta aquí. Ocurre que me resisto a abandonar a los que han sido mis colegas de siglas durante tanto tiempo. La fidelidad es tan religiosa como la de un creyente cuando escucha un sermón dominical que habla de ayudar al prójimo; la lealtad es tan firme como la que exhibe el aficionado de un club de fútbol; o el hábito del cariño está tan arraigado como el de las veteranas parejas supervivientes a los tsunamis sentimentales. Soy socialista, del PSPV de toda la vida, lo confieso.

Seguir leyendo »

Máster en Gran Hermano

Sentados frente al ordenador, abrazados a una tablet o dejándonos la vista en el móvil en la sala de espera de la consulta de un oftalmólogo generamos cada día toneladas de información personal que creemos inocente pero que van configurando un apetitoso big data particular por el que suspiran ya muchas empresas. Mucha de esa basura, resultado de nuestra navegación por Internet un día de tedio, servirá para ir configurando nuestro perfil digital, para combinar nuestro rastro por buscadores y poder así vendernos la moto al menor descuido.

Dos universidades valencianas han previsto ya impartir másters y nuevas titulaciones en maestros, cinturones negro, de Big Data, lo que ellos llaman Ciencia de los Datos. Dentro de muy poco ya se podrá cursar esa nueva carrera multidisciplinar en la que matemáticos, informáticos, ingenieros de telecomunicaciones, economistas o abogados te enseñarán cómo hacer rentable nuestra ingenua navegación por Google o nuestros insulsos paseos por cualquier red social. Los futuros estudiantes universitarios intentarán rentabilizar tus gustos, predecir las subidas y bajadas de la Bolsa para hacer ricos a cualquier bróker desalmado, poner en manos de laboratorios insaciables datos médicos precisos tuyos que les ayuden a vender más mercancía farmacológica o suministrar a los partidos políticos tendencias electorales o preferencias de líderes al estilo primarias, pero sin llegar a las manos como ahora están haciendo los socialistas. Todo de forma muy sibilina, sin apenas darnos cuenta; todo a cuenta del Gran Hermano.

Seguir leyendo »

Periodistas, cuerpo a tierra

Estoy triste, compungido. No soy nada en esta profesión. El último mono. Podemos no me ha amenazado, no ha colgado en las redes sociales debilidades mías del pasado, ni tampoco ha divulgado las muchas incoherencias que jalonan mi trayectoria profesional. Soy un periodista sin futuro, sin el pedigrí que expide esa fuerza política tildándote de peligro público. Me urge un certificado de mala conducta de la factoría Iglesias.

Los periódicos pueden plagiarse entre ellos portadas lo que demuestra que trabajan al dictado de la Moncloa, pueden escupir titulares con los argumentarios emanados de algún gabinete de comunicación a sueldo del Gobierno, puede iniciar cazas de brujas por unos dislates absurdos e inquisitoriales (Irán-Venezuela, Monedero,…)  unos días antes de las citas electorales y aquí no pasa nada. Pero basta con qué algún bocazas de Podemos de algún círculo que orbita por un barrio periférico de una capital de provincias alce la voz para ocupar tantos minutos en el telediario como la agonía del presidente murciano sacando pecho por última vez.

Seguir leyendo »

Héroes atípicos

¿Verdad que Montserrat Gassull es un nombre que no les dice nada? La que fuera concejal atípica de Torredembarra, que acaba de morir con 56 años, fue quien destapó la trama del tres por ciento en Cataluña, la que abanderó allí la cruzada contra los sobornos en la obra pública. Por suerte siempre habrá personas admirables que no toleran la realidad obscena de ciertos comportamientos aprovechados y deciden, por su cuenta y riesgo, airearlos. Al hacerlo, esos héroes poco reconocidos se suelen enemistar con gente muy poderosa, cuyas posibles represalias representan para ellos un gran coste personal.

Seguir leyendo »

El dios del trabajo

Llega el nuevo superhéroe americano. Esta vez bendecido desde el cielo protector: “Voy a ser el mayor productor de empleo que Dios haya creado jamás en la tierra”. El nuevo presidente de los Estados Unidos, que entronizan este viernes (un auténtico Black Friday de verdad), se ha erigido como un fabricante de puestos de trabajo ungido por la gracia de Dios, como el dólar. Donald Trump ha amenazado a las empresas que se vayan a México o China y ha prometido que todo volverá a ser como en los años cincuenta del siglo pasado. Obama, muy a su pesar, le ha dejado el paro en mínimos históricos, la Bolsa en máximos históricos y un incipiente sistema de salud algo más justo que el sálvese quien pueda, propio del egoísmo e individualismo de la sociedad norteamericana.

Seguir leyendo »

‘Rowing Together’, nou mesos d’atenció a embarassades als camps de refugiats de Grècia

Els cinc joves es van conéixer fa tot just un any a l’illa grega de Lesbos. De distintes procedències, amb diverses activitats professionals, de variades organitzacions i amb compromisos socials i ètics dispars, la solidaritat amb la tragèdia humanitària siriana els va unir en un campament de refugiats improvisat no oficial, on les coses funcionaven molt millor que el beneït pels organismes internacionals. Al cap de pocs mesos d’aquell èxode massiu de persones assetjades per les bombes, la destrucció i la mort, aquestes cinc persones es van constituir en una ONG, amb seu a Coix, Alacant. D’allò, en fa nou mesos. La criatura s’anomena “Rowing Together”. “Remem junts” evoca un episodi que els va passar a dos d’ells al cap de poc d’haver arribat a Grècia, un país on actualment hi ha, segons algunes fonts, uns 65.000 refugiats, procedents de diferents zones en conflicte.

Seguir leyendo »