eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Zoe Williams

Zoe Williams es una periodista de opinión en el periódico británico The Guardian. Fue finalista en el Premio Orwell en 2012 y nombrada columnista del año en 2010 en los WorkWorld Media Awards.

Ahora, publica sus columnas traducidas por primera vez al español en la sección Internacional de eldiario.es.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 10

El matrimonio Macron, la igualdad y la hipocresía

No tengo muchas ganas de hacer un análisis feminista del matrimonio de Emmanuel Macron, el último candidato en pie no fascista para las próximas elecciones. Sin embargo, la repugnancia incomprensible del periódico the Daily Mail lo ha hecho necesario. "¿Cómo voy a hacer que el mundo me tome en serio si piensan que soy un niño de mamá con una mujer 25 años más mayor que yo?", escribe para este diario Jan Moir en un intento de representar la voz interior del candidato.

Esta idea se desecha de forma relativamente fácil: los hombres no necesitan tener autoridad sobre sus esposas para que se les tome en serio, excepto en Los Soprano y en el siglo XII. Uno de estos días, todo el periódico se dará cuenta lo cercana que es su actitud con la del ISIS y lo blando que es con estos terroristas medievales.

Seguir leyendo »

El impacto económico de la crisis de refugiados delata nuestra bancarrota moral

Los alemanes quieren introducir un impuesto paneuropeo para costear la crisis de refugiados. Los daneses quieren aprobar una ley para confiscar a los refugiados recién llegados cualquier joya que valga más de 1.000 libras, excepto los anillos de boda. Aparentemente, esto es lo que te caracteriza como persona civilizada, compruebas el romance en la vida de un extraño y lo separas antes de ocuparte de embolsarte el dinero.

En Turquía, los traficantes de personas están cobrando miles de dólares a cambio de una plaza en una lancha neumática, 2.500 dólares por cada barca de madera, con más de 350.000 refugiados atravesando la isla griega de Lesbos totalmente solos. Las ganancias ascienden a cientos y millones de dólares, y la mejor solución que ha propuesto la Unión Europea ha sido ofrecer más dinero al Gobierno turco para mantener a estas personas en su país, o bien -en contra de la letra y el espíritu de las promesas que cada sociedad moderna ha hecho sobre los refugiados– devolverlos por donde han venido.

Seguir leyendo »