eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bienestar Bienestar

Cuando la silla es nuestra enemiga

Permanecer demasiadas horas sentado en el trabajo es perjudicial, pero cada vez aparecen alternativas más saludables.

- PUBLICIDAD -
Conviene interrumpir el trabajo para dar paseos cortos.

Conviene interrumpir el trabajo para dar paseos cortos.

¿De pie o sentado? Los que trabajan toda una jornada detrás de una mesa no parecían tener muchas opciones ante esta disyuntiva. Pero algo está cambiando.

Una vida excesivamente sedentaria aumenta drásticamente el riesgo de sufrir enfermedades crónicas que van desde la diabetes hasta todo tipo de problemas cardiovasculares. Esta es, al menos, la conclusión de una profunda revisión de los datos disponibles, realizada por un grupo de investigadores canadienses.

Así que, si hay que estar sentados por obligación, conviene intentar hacerlo bien. Con ese objetivo, la revista  The British Journal of Sports Medicine publicaba meses atrás una especie de guía para sentarse de manera correcta tras consultar a un panel de expertos internacionales.

Entre sus conclusiones, recomiendan fundamentalmente estar de pie entre dos y cuatro horas al día y realizar algún tipo de actividad ligera, como interrumpir la jornada de trabajo para dar paseos cortos, que active tanto la circulación como los músculos.

Sobre un balón

Pero hay quien plantea soluciones alternativas. La Clínica Mayo o la Universidad Estatal de Nueva York, entre otros, proponen cambiar la silla habitual por un balón de fitness. Quienes así lo hacen, queman cuatro veces más calorías por hora mientras están sentados, mejoran su tono muscular y su postura corporal.

Incluso puede ayudar a la concentración y a mejorar el equilibrio. Sin embargo, una advertencia: al principio, no resulta demasiado sencillo permanecer sobre la pelota. Se necesita un cierto entrenamiento hasta adoptar la postura adecuada.

Incluso de pie

Otros optan por utilizar mesas altas y trabajar de pie frente a ellas. Es una opción que ya ofrecen a sus trabajadores empresas como Google, Facebook, Chevron, Intel o Boeing y con buena aceptación.

 “Al principio lo pasas mal, pero acabas acostumbrándote a estar de pie”, aseguraba en una reciente entrevista Javier Vitores, del departamento de Marketing de Amazon en España, uno de los que ha optado por este sistema.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha