eldiario.es

Menú

CAMP Speed 2.0

- PUBLICIDAD -
casco CAMP Speed 2.0

El Speed 2.0 es un casco que publicita la casa como uno de los más ligeros del mundo, excepcionalmente cómodo y extraordinariamente fresco. Está compuesto de una carcasa externa confeccionada en Policarbonato y la estructura interna fabricada con EPS.

La ligereza, con sus 268 gramos, desde luego está más que justificada. Los hay más ligeros, y mucho más ligeros, pero con una robustez y capacidad de aguante a presiones laterales como éste, pocos. Sometido a pruebas de esfuerzo “caseras”, como aplastándolo por las zonas laterales con el peso de nuestro cuerpo, lugar donde suelen romper los cascos ligeros debido a los orificios de ventilación, los resultados han sido espectaculares contando con 70 kg encima. Se intuye duradero, pues tras haberlo usado 16 días de actividad intensa, variada y sufrida, parece que acaba de salir de su embalaje original.
La comodidad de un casco suele venir dada en muchas ocasiones por el tipo de atalaje interior que lleva instalado. En este caso, la primera vez que nos lo ponemos nos puede dar la impresión que nos va a oprimir un poco la frente y nuca al ir ligeramente elevado respecto a otros modelos. Pero, en cuestión de minutos nos olvidaremos de que lo llevamos puesto. La espumilla que hay en el barboquejo bajo el mentón nos evitará roces en el mismo. El ajuste se realiza por medio de una rueda dentada, que incluso con manoplas nos dejará regularlo fácilmente.

casco CAMP Speed 2.0

En cuanto a su ventilación, simplemente espectacular. Desde luego, bajo nuestro punto de vista, es el punto fuerte con muchísima diferencia sobre el resto de modelos. Los 22 orificios aerodinámicos que hay repartidos estratégicamente a lo largo y ancho del casco son los culpables de este efecto. En las pruebas realizadas, en días de entrenamiento de series de esquí de montaña con un sol de justicia y en anaerobia pura, el hecho de que no te caiga ni una gota de sudor en las gafas procedente del borde anterior del casco es todo un logro a tener en cuenta.

Además, el Speed 2.0 dispone de un portafrontal nada aparatoso, distribuido en 4 clips, que incluso al meterlo y sacarlo de la mochila no se engancha con cordinos o tela.
Así que, a modo de resumen, simplemente decir que es un casco muy ligero, excepcionalmente robusto, increíblemente fresco, bien diseñado, dimensionado y con buen ajuste obteniendo una relación peso/resistencia excelente. El mayor partido que le podremos sacar a este casco es, sin duda, en esas actividades de larga duración intensas en las que el calor hay que evacuarlo lo más rápido posible.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha