eldiario.es

Menú

Alberto Zerain y Jonatan García lo intentarán por la ruta ‘original francesa’

Después de unos días de descanso en el campamento base han decidido aunar fuerzas con la potente cordada formada por Nives Meroi y Romano Bennet en su intento de hollar el Annapurna

- PUBLICIDAD -
Alberto Zerain y Jonatan García.

Cuatro merecidos días de descanso han sido suficientes para que Zerain y García repusieran fuerzas después de una semana de duro trabajo en las laderas del Annapurna. Esta mañana, hacia las 7:00am (hora nepalí) ambos abandonaban la comodidad del campo base para volver al campo 2, donde ya se encuentran descansando.

Estos últimos días en el base no han servido solamente para reponer energías, sino también para reflexionar acerca de cuál es la mejor manera de afrontar la escalada. En su acercamiento a la montaña de la semana pasada, Zerain y García se llevaron la desagradable sorpresa de que una grieta había cortado la ruta alemana por la mitad, haciéndola totalmente inviable. Ante esta perspectiva, todos los equipos presentes en el lugar se han visto obligados a afrontar la ascensión por la muy peligrosa ruta francesa original. Y esto, por supuesto, ha exigido cambios en los planes de todo el mundo.

Para empezar, Alberto y Jonatan no podrán aclimatar siguiendo la estrategia habitual en los ochomiles, consistente en efectuar varias subidas y bajadas rápidas entre campos de altura. En lugar de eso, ellos han iniciado una única subida con paradas más largas de lo habitual. “Queremos dormir dos noches aquí y después, si el tiempo acompaña, intentaremos hacer otras dos noches en el 3 y una en el 4. A partir de ahí, ya veremos”. La razón de esta estrategia se encuentra en la peligrosidad de la propia montaña: “estamos subiendo poco a poco para dar tiempo al cuerpo a aclimatarse en una sola subida. Si lo hacemos así es porque la ruta es muy peligrosa y cuantas menos veces pasemos por las partes delicadas, mejor.”

En cuanto a concretar una fecha para el ataque a cima, Alberto prefiere no pronunciarse de momento. El tiempo, dice, será quien lo determine en última instancia, pero la propia peligrosidad de la montaña y lo complicado de la ruta le hacen ser muy cauteloso a la hora de adelantar acontecimientos.

Por otra parte, aprovecha para recordarnos que ambos suben más cargados que de costumbre; no sólo porque su nueva estrategia de ascensión les obliga a subir mucho peso en un solo porte, sino también porque hay muy poca gente en la montaña y mucho trabajo a repartir entre todos. “ El trabajo es doble, casi triple”, comenta Alberto.

A este respecto, Zerain y García han decidido unir fuerzas con la potente cordada formada por los italianos Nives Meroi y Romano Bennet , que con el Annapurna buscan apuntarse su último ochomil. Los últimos días en el base les han servido para conocerse y descubrir que su forma de entender la montaña es muy parecida. “ Hemos hecho un plan conjunto con ellos para repartirnos el trabajo. Quizá luego acaben entrando en ese plan el resto de cordadas, no lo sé, pero de momento, nosotros vamos con los italianos”, nos comentaba Alberto desde su tienda en el campo 2, al pie de la zona más complicada y peligrosa de la ruta que, con un poco de suerte y mucho trabajo, le llevará a la cima de su décimo ochomil.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha