eldiario.es

Menú

Alex Txikon: Al K2 en invierno y por la vertiente norte

Nuevo intento de invernal a la segunda montaña más alta de la Tierra. El jefe, Denis Urubko, ya la ha intentado dos veces

El plan básico: escalar por el frío lado norte, a sotavento, para evitar la exposición a los vientos dominantes

Una nueva ruta podría ser la mejor opción, de momento es una idea en una foto

Una expedición al límite y una financiación que para cubrir gastos recurre al "crowdfunding"

- PUBLICIDAD -
Alex Txikon y Denis Urubko durante la expedición al Kangchenjunga (8.586 m).

Alex Txikon y Denis Urubko durante la expedición al Kangchenjunga (8.586 m).

El 22 de diciembre, mientras aquí los niños de San Ildefonso cantan un azaroso reparto de la riqueza y las familias se disponen a mezclas humanas y gastroenológicas poco digestivas, Alex Txikon (n. 1981) tiene una cita con la austeridad total en Kashgar. En esta ciudad china donde ha quedado con Denis Urubko (catorce ochomiles, primeras invernales en dos ochomiles Makalu y Gasherbrum 2) y Adam Bielecki (cuatro ochomiles, primeras invernales de Gasherbrum 1 y Broad Peak), entre otros, comienza otra fase del reto de su vida. Un reto que implica irse a vivir al K2, a un campo base donde lo normal son 25°C bajo cero, que bajarán a 30 y 40 a 6.000-7.000, con la intención de hollar sus 8.611 metros. Allí arrancará sobre el terreno la idea que nació en la primavera de este año en el Kangchenjunga donde, viendo el funcionamiento de un equipo fuerte, cohesionado y generoso en el esfuerzo al que Alex aporta la experiencia de 10 ochomiles principales y una repetición, más la primera invernal del Layla Peak (6.096 metros) y participación en dos invernales al Gasherbrum 1, nació esta pretensión inhumana: conseguir la primera ascensión del K2, techo del Karakórum, y hacerlo con una expedición pequeña de entre cinco y siete miembros, sin porteadores de altura, y, por supuesto, sin oxígeno.

El objetivo, escalar el K2 por el lado de sotavento, por la vertiente norte. Decir norte suena más frío que sur, pero la arista sureste de la ruta normal de los Abruzzos recibe directamente el viento dominante y por tanto el lado opuesto norte-noreste está protegido. Un frío de 30 bajo cero con un viento de 40 km/h supone una sensación térmica de libro de 60° bajo cero. Eso es lo que intentan evitar, y lo más protegido es una nueva ruta de la que Alex no quiere hablar. Prefiere que lo haga Denis, quien ya presentó la actividad en este vídeo en el que pedía unos patrocinadores que no han llegado, no tanto como habrían necesitado.

El proyecto representa otra división respecto a la tendencia ochomilista mayoritaria, pero en esta primera división del himalayismo cada uno tiene que buscar no sólo el dinero para abonar su parte, sino gestionar los trámites que le toquen. ¿Es imaginable que un piloto de MotoGp, además de entrenar, pilotar y buscar sus patrocinadores, se encargue de encontrar alguien que le deje romper gratis las piezas de la moto, comprar los billetes de avión, echar la gasolina? Es, como el K2 en invierno al del verano. Mundos diferentes. A través de Denis Urubko, el pasado 5 de noviembre la expedición ha planteado una financiación complementaria vía crowdfunding para lograr 15.000 dólares hasta el 5 diciembre. El dinero irá destinado a pagar los gastos de “dos participantes adicionales: billetes de avión, visado, comida, equipo, portadores, camellos, conexión a Internet y paneles solares.

 

Alex, ¿cuánto cuesta una expedición invernal al K2?

En torno a los 20.000 euros por persona, lo que incluye billete de avión, cargo, paquete de la agencia más la conexión de internet. Esto es fundamental, si quieres sacar un proyecto de este tipo y no puedes mandar una foto durante tres meses, tú me contarás.

 

Y tienes cubierto…

A día de hoy, juntando el dinero que tengo para las conferencias y no tengo cubierto, de momento, nada. El presupuesto del año se me acabó con el Kangchen y el Trango ha ido de mi bolsillo. No sé de donde voy a sacar ahora todo ese dineral. Pero no me quejó, de aquí o allí lo sacaré de algún lado. Yo confío en sacar la financiación evidentemente.

Adam Bielecki y  Alex Txikon en el Kangchenjunga (8.586 m).

Adam Bielecki y Alex Txikon en el Kangchenjunga (8.586 m).

Un himalayismo de élite, porque de élite es intentar una montaña como el K2 en invierno, y depende de…

De la financiación que pueda lograr cada uno, y Dimitry Siniew tiene que quedarse en Rusia porque no ha podido hacer frente a lo que supone todo esto y es una pena. Así es la vida, y es dura para todos. De todas maneras soy realista, tres somos fijos de los que estuvimos en la primavera y Denis será el líder y quien toma las decisiones. Yo voy paso a paso. ¿Ahora mi paso cuál es?: estoy en la fase de sacar la financiación, juntar todo el material que me toca aportar y mandar el cargo cuanto antes. La semana que viene estaré en otra fase y la siguiente en otra, y voy así poco a poco marcando pequeños objetivos para un gran reto que va a ser esto.

 

¿A partir de qué fecha crees que estaréis en condiciones de intentar la cumbre?

Es complicado. Iría poco a poco. Primero es instalar el campo base. Denis más o menos tiene todo claro, ya lo conoce, ha estado dos veces allí: subió en 2007 con Sergei Samoilov y en 2003 llegó a 8000 m en invierno con una expedición capitaneada por Krzysztof Wielicki. Pero ten en cuenta que los camellos nos dejan todas las cargas a 3.800 metros. De allí hasta la base de la pared hay por lo menos 50 kilómetros, que son dos días caminando. Falta todavía diseñar la logística que vamos a llevar a cabo porque ahí no hay tradición de portadores y nos va a tocar mover todo desde los 3.800 m. Tenemos la opción de montar un campo base más arriba, que nos tiramos igual 15 o 20 días porteando, o desde allí intentar la montaña. Eso quiere decir que, cada vez que salgamos a escalar, tenemos dos días caminando, más, quizás, un tercer día de descanso… en resumen cada vez que salgamos van a ser más o memos siete días, salidas de una semana, con lo cual el desgaste va a ser tremendo.

Vista de la ruta que intentarán abrir al K2 (© Denis Urubko).

Vista de la ruta que intentarán abrir al K2 (© Denis Urubko).

¿Por qué habéis elegido esta vertiente en lugar de la paquistaní?

La idea es de Denis pero también, por mi experiencia en los años 2011, 12 y 13 en invierno, creo que el viento siempre es dominante del sur-suroeste. Entonces, el K2 por la ruta de la ruta de los Abruzzos está muy expuesto al viento. En contrapartida, por la cara nor-noreste, está totalmente sotaventado. Estar a sotavento es una ventaja importante si quieres alcanzar una montaña de 8.000 metros en invierno. ¡Es mucho estar protegido del viento!: una temperatura de 30 bajo cero y un viento de 40 km/h provoca una sensación térmica de 60° bajo cero. Es verdad que hay veces que sopla viento del norte, pero es con menor intensidad y el 90 por ciento del tiempo estoy seguro de que va a pegar de sur-suroeste.

 

Si tenéis la logística preparada para intentar la montaña a finales de enero, ya iréis bien de fechas.

O incluso en dos meses. Son en total tres meses de expedición. Es que es una completa aventura. Iremos viendo. Yo no me aventuro a decirte lo que vamos a hacer. Vas con una intención, no la cumples y luego te echan a los leones. El plan de Denis es ir más a la derecha de la Ruta americana, que va luego al Cuello de Botella, y seguir más a la derecha. Son 3000 m de una nueva línea con la idea de ir protegidos del viento. Yo prefiero ir con los pies en el suelo, poco a poco, según ocurra contaremos lo que pasa.

 

Llevaréis sistema de comunicaciones para recibir partes meteorológicos, informar, etcétera.

Mira, llevamos equipo vía satélite para enviar información y todo eso pero todavía no he confirmado con Denis quién va a ser el meteorólogo, si tendremos o no tendremos. Como te digo vamos superjustos, cada uno se paga lo suyo porque no ha salido ningún patrocinador fuerte que quiera asumir la expedición. Me imagino que llevaremos algún apoyo de meteorólogo, ya intentaremos hacer algo.

 

¿Crees que estos medios alteran la esencia de la actividad?

Evidentemente no son lo mismo los años 70 y 80 cuando se empezó la actividad invernal en el himalaya con las expediciones del polaco Andrej Zawada [en 1973 se subió el Noskaq y en 1980 el Everest, primer ochomil en invierno]. Evidentemente eso era otra aventura. Todo va según los tiempos. Yo creo que antes sí eran mucho más auténticos que ahora, y aunque ahora esta evolución tampoco desprestigia porque esto es una gran aventura no es ni mucho menos tan romántico, tan puro como era antes.

Alex Txikon a 7.200 metros en el Kangchenjunga (8.586 m).

Alex Txikon a 7.200 metros en el Kangchenjunga (8.586 m).

Messner sigue afirmando que el alpinismo desaparece poco a poco con pocas excepciones, ¿estás de acuerdo con esta frase?

Sí, yo creo que sí, porque alpinismo de verdad… Lo que he hecho yo –por no hablar de otro– en el Kangchen sí lo puedo contemplar como alpinismo o himalayismo, pero no el tipo de actividades que he hecho años atrás, o las tendencias que se ven en montañas de más de 8.000 metros o las de 7.000 m. Y, es más, en la comunidad de escaladores sucede más de lo mismo: la mayoría se concentra en Pakistán, la Torre sin Nombre, la mayoría, no todos, en la Eternal Flame o parecidas. Muchos dicen “yo no voy a montañas de 8000 metros” pero ir al Shivling, al Latok, al Ama Dablam es un poquito lo mismo. Dentro de cada cordillera hay varias montañas más destacadas e ir allí es casi lo mismo.

Pero también hay bastante gente que hace cosas diferentes que no se publican. Ese es otro de los inconvenientes por los que no se tiene una visión completa. Hay mucha gente y muy buena, que hace muchas aventuras, que escala bien, que son pirineístas y hacen cosas grandes pero lo hacen para ellos. Yo evidentemente también escalo para mí, pero estás metido al final en una rueda y muchas veces igual te equivocas e intentas sacar noticias donde no hay noticia o puedes llegar a ¿presiones?, que no las tienes. Yo no tengo presión por ningún lado, porque ¿tienes patrocinadores? pero si esos patrocinadores a mí no me cubren ni los gastos... De este año, de lo que he sacado no he cubierto ni un 60 por ciento de los gastos reales, yo vivo de otras cosas, así de claro. Pero hay gente que vive de esto, hay que generar noticia, va todo como un poquito a piñón. Es complicado decirlo pero sí: estoy de acuerdo con Messner. Yo creo que desaparece poco a poco. Yo creo que el punto de partida tiene que ser tener las ideas claras, saber lo que se quiere hacer y hacerlo por uno mismo. No puedes hacer las cosas para los demás o para los patrocinadores. Cuando haces las cosas para los demás empieza a ser un juego peligroso.

 

Aún fue más abrupto hace años cuando dijo el alpinismo ha muerto, y sufrió una fuerte réplica porque era una frase demasiado contundente.

Un tío como Messner, que se subió en época monzónica al Everest en solitario, y ve que alguien dice que ha subido en 14 horas no sé dónde, le sobra canto para saber que había 150 personas ahí, que estaba la huella trillada, que había cuerda fija, lo sabe de sobra, tiene de sobra la información. Estará harto de escuchar a gente por ahí de diferentes países contando lo suyo. Porque, según de dónde seas, en diferentes países, no me voy a mojar más no te voy a decir nombres, hay gente que gasta 200.000 dólares por ir al Everest por la vertiente normal, con oxígeno... Con la mayor parte de lo que hay a su alrededor, es normal que piense eso. Pero también hay un montón de muy buenos alpinistas, podría estar 10 minutos diciendo nombres de diferentes nacionalidades. Hay mucha gente que hace actividad buena.

Alex Txikon en el Kangchenjunga (8.586 m).

Alex Txikon en el Kangchenjunga (8.586 m).

Por otro lado, esta conducta de ochomilismo de oxígeno y cuerda fija incluso vemos cómo se usa en montañas inferiores...

Claro, este verano en el K2 desde los 7.000 metros ya se empezó a usar. Antes se empezaba a usar desde el C4, Collado Sur, a 8.000 metros, pero es que en general las cotas han descendido hasta los campos 2. A partir de 6.400 metros la gente que va para cumbre ya sube con botellas. Y es un poquito todo, cada vez va más de capa caída va todo: si antes se ponía cuerda en el tramo final, ahora es una línea de campo base-cumbre. Si antes se ponía una línea en determinado sitio que puede haber atasco, ahora se ponen dos. Que antes [clientes de determinadas expediciones comerciales] subían con oxígeno solo el último día y dormían sin oxígeno, ahora se sale desde C2 o C3 con oxígeno, duermen con oxígeno, bajan y tienen otra botella de oxígeno por si acaso; antes tenían un sherpa acompañando en el Everest, ahora van dos; antes bajaban andando, pues yo ya he visto gente que ha pagado 6.000 dólares para que un helicóptero que les coja en el C2 y les baje hasta el campo base.

 

Y en parte también porque desde los organismos alpinos y algunas élites se ha ido aceptando esta dinámica como parte de la libertad del alpinismo o porque Nepal necesita turismo...

Todo vale. Incluso nosotros mismos o yo mismo: hay cosas que no son noticia, cosas que se hacen que no deberían ser noticia. Pero somos gente más conocida, haces algo y se publica. Pero creo que no todo es noticia. No creo que una ascensión más tenga que ser noticia. Creo que habría que determinar qué es una ascensión de una manera, de otra manera. En el Himalaya no es como la escalada deportiva que tienes normas, que tienes jueces en las competiciones. En el Himalaya no hay reglas, o sí hay reglas pero es como si estuvieran sin escribir, es más la ética y moral de cada uno. Se ven casos y ejemplos de un poco de todo.

 

Si conseguís la cumbre muchos pensarán que sois héroes y si hay una tragedia otros muchos dirán que estáis locos.

Es así, hay que asumirlo. Todos los que vamos ya llevamos un camino recorrido, sobre todo en el caso de Denis que ya tiene dos primeras ascensiones a montañas de 8.000 m y también en el caso de Adam Bielecki, pero si algo sucede se nos echarán al cuello. Otra cosa, si sucede algo, que puede pasar no lo descarto, creo que será por encima de los 8.000. Hasta los 8000 metros creo que vamos a ir con seguridad, y luego, por otro lado, ¡es que las posibilidades de pasar de los 7.000 metros son mínimas también! Paso a paso.

Si se hace cumbre pasará a la historia, y puedes pasar a ser una especie de héroe pero yo la fama, el reconocimiento lo veo como algo externo. Para mí somos lo que dejamos atrás. No eres más ni menos por estar ahí en el K2 en invierno. Simplemente nos hemos juntado un equipo de amigos y vamos a intentar un gran reto que va a ser muy, muy duro y psicológicamente aún mayor, un desgaste tremendo.

Alex Txikon (© Col. Alex Txikon).

Alex Txikon (© Col. Alex Txikon).

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha