eldiario.es

Menú

Caroline Ciavaldini repite 'Voie Petit' en el Grand Capucin (3.838 metros)

La escaladora francesa logra la primera en libre femenina de la famosa ruta alpina de 450m y 8b abierta en 1997 por Arnaud Petit, Stephanie Bodet, Pascal Gaudin y Jean-Paul Petit y liberada en 2005 por Alexander Huber

- PUBLICIDAD -
'Voie Petit', Grand Capucin.

La francesa Caroline Ciavaldini, miembro del equipo de atletas de The North Face, se ha convertido en la primera mujer en escalar una de las rutas más icónicas del alpinismo: Le Voie Petit, considerada por muchos como una de las más duras de los Alpes, con unos 3.500 metros de altitud.

El primero en alcanzar la cima fue Arnaud Petit junto a Stephanie Bodet, Pascal Gaudin y Jean-Paul Petit en 1997 y más tarde, ocho años después para ser precisos, fue conquistada en libre por el escalador Alexander Huber. Muchos lo han intentado y no lo han conseguido, lo que la convierte en una de las caras más duras de la Grand Capucin en la región de Mont Blanc, lo que resume la importancia del éxito.

Es la recompensa a meses y meses de duro entrenamiento y preparación por parte de Caroline, quien lo veía como un objetivo con el que desafiar sus límites en la escalada.

“He estado compitiendo durante diez años en torneos mundiales de escalada, me he subido al podium e incluso he ganado, pero hay todo un mundo entre ocho minutos de ejercicio en paredes artificiales y la escalada libre de una pared vertical de granito con caída a un glaciar. Cuando me propuse a mí misma esta ruta el año pasado, también planeé aprender ciertas técnicas que me faltaban para ello, desde avanzar sobre hielo con crampones, hasta escalar con los seguros bien alejados, sabiendo que si fallas las consecuencias pueden ser fatales”, subraya Caroline.

Caroline Ciavaldini en 'Voie Petit', Grand Capucin.

“Entrené, durante todo un año, con este objetivo en mente desde bien temprano cada mañana cuando me levantaba. Tenía algunas dudas, porque escalar una gran pared es un proceso lleno de sombras, pero sabía que eres tú sola quien decide dónde están tus límites: yo sería quien tendría que reconocer los pasos de la vía o el lugar por donde pasar la cuerda en las zonas más peligrosas. No quería seguir una línea más fácil hacia la izquierda o la derecha para acortar la fase de reconocimiento. Sólo quería escalar esa ruta, con los medios de los que dispongo. Así que me dije: iré desde abajo hasta arriba, y si no puedo superar algún tramo es que ¡no puedo seguir subiendo!”.

A lo largo del entrenamiento, Caroline visitó la vía hasta en cuatroocasiones en los últimos dos años para aprender todos los movimientos, aunándolo todo con una fuerte preparación mental, lo que la llevaría a conseguir este éxito que comenzó el pasado domingo 3 de julio. El ascenso duró dos días en los que Caroline durmió en el saliente de Bonatti, como última etapa en su camino a la cima.

“Decir que dormí de maravilla sería una exageración, pero aproveché la noche para visualizar la segunda parte, tratando de imaginar lo que me venía encima con el octavo largo, el más difícil de la última parte, y cómo afrontarlo. Y la verdad es que lo veía bastante bien, bonito… Luego, a la hora de la verdad comprobé que era una parte muy técnica, pero fui paciente, encontré la clave de cada uno de los movimientos y fui acortando la distancia hasta superarlo, escalando poco a poco. Me concentré mucho y, aunque cometí algún error, no importaron demasiado, porque estaba dentro de una burbuja enorme de motivación. Puse mucha atención a cada paso que daba, uno detrás de otro y al final conseguí llegar a la cima. Y eso fue todo, estaba hecho, oficialmente. Mi gran sueño era ya una realidad”.

Voie Petit.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha