eldiario.es

Menú

Leyes electorales injustas

Estoy cansado de repetir que las leyes electorales españolas son muy injustas. En lo que se refiere a las generales solo basta poner algunos ejemplos, Izquierda Unida ha sido la gran perjudicada a nivel nacional, porque con casi un millón de votos solo obtuvo dos diputados, mientras que ERC y DyL con medio millón de votos cada uno, estos partidos independentistas de Catalunya sacaron nueve y ocho diputados respectivamente, y por su parte el PNV con trescientos mil y pico votos colocaron en el Congreso de los Diputados seis escaños. Una desproporción absoluta que es debida a la Ley D'Hont, y a las circunscripciones provinciales en donde se prima a los partidos mayoritarios,  aunque los emergentes están rompiendo esta ventaja, pero con muchas dificultades, con lentitud. Otro de los ejemplos claros es la ganancia de diputados por parte del PSOE y de Podemos, mientras los socialistas obtuvieron con cinco millones y medio de votos 90 (noventa), Podemos con cinco millones cien mil sólo 69 (sesenta y nueve). Otra desproporción de escándalo.

Pero las leyes injustas alcanzan a Canarias, de oca a oca y tiro porque me toca, y un grupo de amigos periodistas muy criticones venimos desde hace años en tertulias de radio y en artículos periodísticos manifestando la injusticia de la triple paridad, que es una gran parida, y que desde tiempos pretéritos venimos poniendo a parir, y además diciendo "nunca más, con esta ley electoral no vuelvo a votar", y llega la siguiente cita electoral como en 2007, y unos amigos me convencieron para votar a Jerónimo Saavedra, José Miguel Pérez, y Juan Fernando López Aguilar, nada menos que las tres papeleras para el PSOE, y se consiguió los objetivos de derrotar a Pepa Luzardo, José Manuel Soria, y si JFLA no fue presidente de Canarias fue porque se aliaron PP y CC para tumbarlo. La Ley Electoral Canaria, la de la triple parida, por poner un par de ejemplos archiconocidos de nuestra injusta cita electoral, basta decir que la Asociación Socialista Gomera y juergas de puti clubs en Madrid del tal Casimiro Curbelo con cinco mil votos saco tres diputados, y Ciudadanos con más de cincuenta mil no consiguió ninguno, un auténtico bodrio electoral, una injusticia flagrante.

La última expresión de la injusticia son los mil doscientos votos que cuesta conseguir un diputado en El Hierro, frente a los veinte y pico mil largos en Gran Canaria y Tenerife. ¡Viva la triple parida! Y la paridad, tales y cuáles.Ahora sí Pedro Sánchez no lo remedia porque no tiene permiso del felipismo y del susanismo, de El País y del IBEX 35, para pactar con Podemos, las confluencias, Izquierda Unida/Unidad Popular, con el apoyo del PNV, y nos vemos abocados a unas nuevas elecciones, todo este desbarajuste y nuevas elecciones en diferido, puede que sea un retroceso de PSOE y Podemos, y si tras los nuevos comicios PP y Ciudadanos pueden formar gobierno, el gran culpable será el PSOE que sigue emperrado en hacer un pacto raquítico con C's y CC con solo 131 escaños  cuando con Podemos, IU/Unidad Popular y PNV llega a 167, aunque la derecha mediática apuntara con un guineo nauseabundo como siempre a Podemos. De momento con estas leyes electorales injustas serán las que especialmente perjudiquen a los partidos minoritarios, aunque ya dos de ellos crecen a contracorriente. Pero ya digo, a nivel nacional entre el señor D'Hont, y las circunscripciones provinciales, Podemos y Ciudadanos lo tienen más difícil para crecer. De aquí de Canarias solo recordar que los grandes culpables de la actual ley electoral  fueron Jeronimo Saavedra, Lorenzo Olarte, José Carlos Mauricio, José Miguel Bravo de Laguna, y algún que otro entusiasta de la intrasicion poco democrática tras la muerte del dictador. La historia los condenara. El panorama hezpañol y mundial es deprimente, y ahora con ls Papeles de Panamá se incrementa la merde que nos anunció mi colega Letizia Ortiz. ¡Merde!. La

Seguir leyendo »

El blindaje del REF

De un tiempo a esta parte –sin ir más lejos, en el debate de la nacionalidad de esta semana- no dejo de oír a dirigentes de distintas fuerzas políticas referirse al encaje, anclaje o blindaje constitucional del REF y me asalta la duda de si saben realmente de qué están hablando. El REF, nuestro Régimen Económico Fiscal, es fruto de un pacto histórico no escrito entre las élites canarias y el Estado (mediante el cual el Archipiélago se mantendría leal a cambio de ver reconocidas sus singularidades) y por eso el REF está recogido en la Constitución española de 1978; concretamente en su disposición adicional tercera. Otra cosa es que esa previsión constitucional sirva ya para algo o sea suficiente para la supervivencia del REF (es obvio que ninguna de las dos cosas). Por eso, al hablar de ese encaje, anclaje o blindaje se deberían estar refiriendo –algo que no sé si tienen claro- a evitar que se desvirtúe la finalidad para el que fue concebido hace cinco siglos: establecer una serie de medidas dirigidas a favorecer el desarrollo económico y social del Archipiélago.

Lo cierto es que desde 2003 el Tribunal Constitucional, en sucesivas sentencias, ha venido a dejar claro que esa previsión constitucional del REF es poco menos que papel mojado porque ni le reconoce carácter vinculante del informe del Parlamento de Canarias sobre las modificaciones que se hagan, ni concede a la Ley que lo desarrolla ningún contenido de obligado cumplimiento por parte del Estado, que la puede ignorar cuando le venga en gana.

En cualquier caso, esa interpretación pacata del TC, posteriormente aplicada al Estatuto catalán (y después se quejan), es consecuencia de un modelo territorial del Estado español que está agotado, que no da más de sí, y que está necesitado de grandes reformas estructurales; modelo al que los dos partidos que han gobernado desde la aprobación de la Constitución –PP y PSOE- han dejado languidecer y no les ha interesado lo más mínimo adaptarlo a los nuevos tiempos, siéndoles más cómodo negar el reconocimiento constitucional de determinados hechos diferenciales, como es, en nuestro caso, la insularidad y la lejanía de la que deriva el REF.

Seguir leyendo »

El nuevo insularismo canario

El acontecimiento político de esta semana en Canarias fue la celebración del debate sobre el estado de la nacionalidad. Es el primero que afronta el presidente del Gobierno canario Fernando Clavijo que, como saben, representa a la tercera fuerza política en número de votos. Gracias a un injusto sistema electoral Coalición Canaria-PNC con 165.446 votos obtuvo 18 escaños, mientras  que la fuerza más votada en mayo de 2015, el PSOE, con 15.000 votos más logró 3 escaños menos, y el Partido Popular, con 4.000 votos más que CC-PNC, tiene 6 diputados menos.

La Agrupación Socialista Gomera obtuvo 3 escaños con apenas 5.000 votos, Nueva Canarias que consiguió casi 20 veces más  (93.152)  que el partido de Curbelo solo tiene 5 escaños (dos más que la ASG). Está claro que el sistema electoral beneficia a los partidos insularistas y Coalición Canaria es hoy en día una suma de fuerzas insularistas herencia de las primitivas Agrupaciones Independientes de Canarias donde Asamblea Majorera ha ocupado el espacio de lo que fue Independientes por Fuerteventura. Es una perversión democrática que un 17% de la población elija al 50% de los diputados frente al 83%  que elige al otro 50%.

El insularismo siempre se alimentó del pleito insular. Esta semana las dos fuerzas insularistas representadas en el Parlamento canario (Coalición Canaria y el partido de Casimiro Curbelo) han vuelto a realizar una escenificación del levantamiento del hacha de guerra, pero esta vez no se han basado en la pelea entre Gran Canaria y Tenerife, sino entre las islas capitalinas y las no capitalinas. Y levantan el hacha de guerra defendiendo un reparto del IGTE aplicando la triple paridad. Desde la tribuna del Parlamento el presidente gomero Casimiro Curbelo reconoció que fue idea suya y que Clavijo la asumió en una reunión de la FECAI. Aunque ya lo tenían todo amarrado previamente.

Los insularistas se oponen al cambio de este sistema electoral que les beneficia y no lo van a cambiar, a pesar de la promesa que realizó la portavoz del PSOE, Dolores Corujo,  en el debate de esta semana. Recientemente el pleno del Cabildo de Fuerteventura aprobó una moción a favor de la triple paridad: en el texto dicen que “cambiar el actual sistema electoral sería desequilibrar Canarias en detrimento de las llamadas islas periféricas”. Esto lo dice el cabildo de una isla, Fuerteventura, que con 107.367 habitantes eligió 7 escaños en el Parlamento canario, frente a La Palma que con 82.346 residentes tiene 8 diputados . Ese mismo número, ocho escaños, son los que representan a los 143.209 habitantes de Lanzarote. La población conejera  supera en 30.000 a los 113.716 que suman La Gomera, La Palma y El Hierro y, sin embargo, las 3 islas eligen 15 diputados. Pero, ya ven, para el nuevo insularismo canario la población de Gran Canaria y de Tenerife es la causa de sus males, somos los privilegiados, los que más tenemos,  frente a las islas “más pobres” en boca de Casimiro Curbelo. Y obvia que el PIB per cápita es superior en estos momentos en Lanzarote y Fuerteventura –y casi en la Gomera- al de Gran Canaria.

Lo que el insularismo une que no lo separen las siglas políticas. Por eso el pasado miércoles en la tribuna del Parlamento canario el portavoz de la Agrupación Socialista Gomera, Casimiro Curbelo, se convirtió en el mejor defensor del presidente Fernando Clavijo. Y lo defiende como “el presidente sensible a las islas no capitalinas” ante la  falta de argumentos para defender la gestión de un gobierno canario continuista, que no logra cambiar la tendencia en las políticas sociales (Román Rodríguez recordó que seguimos con los peores datos en atención a personas en situación de dependencia, en pobreza, en desigualdad y exclusión social, con listas de espera sanitarias impresentables),  un gobierno que  se plantea como prioridades la nueva Ley del Suelo y la apuesta por el mismo modelo económico basado en el binomio turismo-construcción,  y que  mantiene el mismo modelo energético que defiende la construcción de regasificadoras. Son las mismas políticas que ha hecho Coalición Canaria cuando ha gobernado con el PP, por eso en este debate de la nacionalidad solo se comportaron como fuerzas de oposición Nueva Canarias y Podemos.

El nuevo insularismo que dibuja a las islas periféricas como las más pobres y marginadas no se corresponde con la realidad. La mayoría de los 150.000 canarios y canarias que no reciben ningún tipo de prestación no residen en La Gomera ni en La Palma o el Hierro. Simplemente sus poblaciones no suman esa cantidad. Por supuesto que defendemos el equilibrio entre las islas y entendemos que hay que intentar que las islas no capitalinas no sufran una doble insularidad, no tengan que pagar más por una asistencia sanitaria o por mandar a sus hijas e hijos a la universidad. Defendemos una distribución justa en los presupuestos. Por eso Nueva Canarias rechazó desde el minuto uno el pacto de financiación autonómica que firmaron el Gobierno canario (CC y PP con José Manuel Soria como consejero de Economía) y el Gobierno del PSOE de Rodríguez Zapatero. Un sistema de financiación que supuso para Canarias, según la actual consejera de Hacienda Rosa Dávila, solo entre los años 2009 y 2013 una pérdida de más de 9.000 millones de euros  respecto a la comunidad mejor financiada. Por eso Rosa Dávila, que formaba parte del Gobierno que firmó esa financiación, pide ahora de forma “urgente” su reforma. Y lo pide  Casimiro Curbelo  que era dirigente del PSOE cuando se firmó ese acuerdo y no dejó ese partido por la financiación, sino porque no lo querían en sus listas.

Uno de los autores que más ha estudiado el pleito insular es Marcos Guimerá Peraza. En su libro “El pleito insular” (editado en 1979 por la Mancomunidad de Cabildos de Las Palmas) cuenta como en las primeras décadas del siglo XX en Gran Canaria se movilizaron los diputados a favor de la división provincial. El sábado 17 de octubre de 1908 el diputado José del Perojo murió en el Parlamento español. Ese día le tocaba defender su enmienda a la Ley de Administración Local en la que planteaba la autonomía administrativa de Las Palmas respecto a Santa Cruz de Tenerife. Mientras intervenía el diputado por Tenerife Benítez de Lugo para rechazar la enmienda de Perojo, tuvo que interrumpirse la sesión porque Perojo se había desmayado defendiendo la división provincial.

Canarias se construye con todas las islas. Y  eso está obligado a entenderlo el presidente del Gobierno canario, aunque haya llegado a ese puesto siendo la quinta fuerza política en Gran Canaria, con el respaldo de apenas el 6% de los electores de una de las dos islas más pobladas. No nos gustan los insularismos, ni los de los siglos XIX y XX que contó Guimerá Peraza, aquellos primitivos que venían bien a la  Metrópolis porque mientras las burguesías de Tenerife y Gran Canaria se enfrentaran entre ellas no se rebelaban ante Madrid, y los muertos, como Perojo, los ponía Canarias. Pero tampoco nos gusta el nuevo insularismo canario heredero de las AIC, este insularismo que vimos esta semana en el Parlamento canario. Venimos de una tradición política y social que empezamos a vivir en los tiempos universitarios en La Laguna, con estudiantes de todas las islas que teníamos inquietudes por la defensa de las libertades, del autogobierno y de la cultura y la identidad canarias.

Otros no pueden decir lo mismo. Por eso, como no pueden cambiar su historia, intentan cambiar el presente y  tienen el cinismo de llamarnos insolidarios a quienes defendemos el equilibrio entre las islas, a quienes recordamos el lema que utilizó el abogado majorero Manuel Velázquez Cabrera en su campaña del “plebiscito”, en la que recogió firmas en todas las islas, en Madrid y Barcelona, para defender que las islas no capitalinas también tuvieran representación en las Cortes. “Suum unicuique tribuere” (dar a cada uno lo suyo), ese es el lema que puso en la portada del documento en el que defendía que todas las islas fueran tratadas de forma igual. No imagino a Velázquez Cabrera criticando a las islas capitalinas en el Parlamento canario, con tres islas no capitalinas que suman los mismos habitantes que Fuerteventura y tienen 15 escaños frente a los 7 de la isla majorera. Pero ya sabemos que los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla, por mucho que los nuevos insularistas se disfracen de nacionalistas de toda la vida.

Seguir leyendo »

'Lobby' turístico

Se pregunta Momo Marrero, emprendedor y observador turístico, además de excelente creador de moda en otras épocas, qué hacer después de tantos registros de crecimiento y de récords que distinguen la pujanza en uno de los sostenes principales de nuestro sistema productivo, como es el sector servicios. Porque, por un lado, habrá que hacerse a la idea de que las actuales circunstancias de bonanza pueden invertirse; y por otro, es necesario reflexionar y analizar sobre el hipotético aprovechamiento, a medio y largo plazo, de todo lo que comporta este ciclo favorable: ¿basta con alardear de promociones imaginativas, seguir impulsando llenos en los establecimientos y reivindicar nuevas infraestructuras? ¿O debe haber margen para debatir el por qué de las carencias, las limitaciones y los descontentos consecuentes que pueden quebrar la fidelizació? ¿Es el momento para afrontar retos de innovación y crear o fortalecer soportes que nos metan más en las tripas del negocio turístico hasta sentirnos más dueños de su porvenir?

Habrá que replantearse, en ese sentido, la puesta en marcha de un ‘lobby’ turístico de ámbito internacional, idea que nunca cristalizó acaso porque no se profundizó en ella lo suficiente dentro del propio sector. El ‘lobby’, teóricamente, serviría para disponer de voz propia e influir en la capacidad de decisión en los núcleos principales de la esfera internacional. Si se persigue la competitividad como meta, es indispensable contar con recursos propios consistentes para posicionarse en mercados y dejar de estar constantemente supeditados a los vaivenes e intereses de los vectores del negocio. Canarias, destino turístico, ocupa, sobre el papel, un lugar privilegiado y sobresaliente pero, con la experiencia que atesora y con los asuntos aún pendientes de resolver en orden a mejorar y cualificar ese mismo destino, necesita de agentes profesionales que, en representación institucional pública y privada, obren con diligencia para que allí donde se discutan y adopten las decisiones importantes o de peso, estén presentes y traten de influir en la dirección más adecuada y beneficiosa para todos. No es de recibo que, a estas alturas, una buena parte de las determinaciones que afectan al sector turístico nacional se decida en una isla que no es canaria.

Hay que aplicarse entonces en disponer de turoperadores y agencia de viajes (OTA) propios, con capital y basamentos canarios, si es que se quiere ganar competitividad y si es que se pretende innovar y cualificar la oferta. Sobre todo, porque cualquier estrategia para consolidar y ampliar la conectividad aérea -otro de los elementos de la coyuntura pujante- pasa por disponer de ese ‘lobby’ turístico.

Seguir leyendo »

Francisco Fernández de Béthencourt, 100 años de un adiós

Francisco Fernández de Béthencourt

Encabezado por el que fuera obispo de Madrid-Alcalá, José María Salvador y Barrera, acompañado por el Director de la Real Academia Española Antonio Maura y Montaner y el entonces Secretario de la de Historia Juan Pérez de Guzmán y Gallo, la comitiva de la que también formaron parte sus amigos el Conde de Romilla y José de Roda y su sobrino Antonio Domínguez y Fernández de Béthencourt[i], llega al madrileño cementerio de San Justo, uno de cuyos nichos, sin la relevancia que el personaje se merece, contiene los restos de Francisco Fernández de Béthencourt desde el lunes 3 de abril de 1916, a la mañana siguiente de su fallecimiento. 

Francisco María de la Concepción Fernández de Béthencourt era descendiente de una familia sevillana, por el lado paterno, que llegó a Tenerife huyendo de los franceses que entraban en la ciudad hispalense en plena guerra de la independencia. Él, sin embargo, nació el 27 de julio de 1850 en la lanzaroteña calle de El Sol, Arrecife, a donde había llegado su padre don Francisco-Ramón Fernández-Martínez y Delgado por su profesión de marino mercante y donde contrajo matrimonio el 24 de junio de 1847 con doña María de la Concepción de Bethencourt y Mújica. Duró poco su estancia en la isla y pronto se trasladó la familia a la ciudad de San Cristóbal de La Laguna. 

En apenas 66 años, Francisco […] Fernández de Bethencourt demostró una inquietud cultural y política casi sin límites que le llevó desde muy joven a involucrarse en numerosos proyectos. 

Seguir leyendo »

¿Déficit? Pobres pero cumplidores

Canarias, su Gobierno y los partidos que le apoyan están muy satisfechos por su estricto cumplimiento del déficit en 2015. En ese ejercicio el máximo autorizado para las comunidades autónomas era del 0,7% y la Comunidad Canaria se quedó en el 0,54%. Es decir, nos sobraron 0,16 puntos porcentuales que no quisimos o no supimos utilizar en nuestros presupuestos. Nada, una minucia, casi 60 millones de euros.

Lo que muchos aplauden como un presunto éxito, a mí me parece algo de lo que avergonzarse.

Si eso lo hiciera Euskadi o Navarra, con la mitad de porcentaje de desempleados que Canarias y una economía mucho más equilibrada, resultaría casi chulesco; pensaríamos que andan muy sobrados estos ricos. Por cierto, el País Vasco apuró hasta el 0,69%.

Seguir leyendo »

Más sombras sobre Canarias

El reciente debate sobre el estado de la nacionalidad amplía las sombras sobre el futuro de Canarias. Continuismo en las políticas económicas y fiscales y, por tanto, incapacidad para afrontar la pobreza y el deterioro de los servicios públicos. Apuesta por el desarrollismo y la repetición de los errores del pasado en las legislaciones del suelo y turística. A lo que se añade otro peligroso factor: la recuperación del insularismo más rancio y el rechazo, nada velado, a modificaciones en el injusto sistema electoral canario.

Respecto al primero de los asuntos, y tal y como sucediera en el debate presupuestario del pasado mes de diciembre, el Gobierno no mueve ficha. No hace nada para intentar mejorar los ingresos. O, con más precisión, entonces hizo lo contrario al eliminar el de Sucesiones, sin distinguir entre ricos y pobres, en los presupuestos de la comunidad canaria para 2016. Y su sobrado cumplimiento del déficit, del que tanto alardean, es a costa de dejar de usar el pasado año más de 60 millones de euros -a los que se suman los 280 millones de euros del período 2012-2014-, que podrían haber impactado positivamente en la lucha contra la pobreza o en la disminución de las listas de espera.

Canarias tiene una pésima financiación, la que ratificó en 2009 José Luis Rodríguez Zapatero con el Gobierno de CC y PP. No resultará nada fácil su cambio. Pero, además, debemos aprovechar nuestras propias capacidades para mejorar los ingresos. Y el Gobierno no lo hace en un marco de devastación social: 26,75% de desempleo, 297.000 personas, de las que 183.500 son de larga duración (el 61,7%) y con 102.000 hogares con todos los miembros en paro (el 16%). Con 141.000 hombres y mujeres de esta tierra que no cobran ninguna prestación alguna. Un 48,87% de paro juvenil. Y 48.000 hogares sin ingresos.

Seguir leyendo »

PSOE: ¡no podemos!

Parece que llegado el mes de abril, y en la recta final para alcanzar la disolución de las Cortes Generales se evidencia que el PSOE no puede y además no quiere pactar con Podemos, Compromis, e IU/Unidad Popular, y el apoyo del PNV. ¡No podemos! les dicen los felipistas y los susanistas a Pedro Sanchez. ¡No Podemos!, le dice compungido Sánchez a Iglesias. Los socialistas han estado mareando la perdiz, jugando al gato y el ratón, engañando a los que no se molestan en comprobar los resultados de las elecciones del 20D. De momento los idus de marzo no han acabado con la vida política de Pedro Sánchez, pero será una rosa, será un clavel, en el mes de mayo te lo diré, porque Susana Diaz se pasa todo el día contando en Sevilla desde la calle Sierpes hasta La Giralda pasando por el Parque Maria Luisa, que si Pedro Sánchez no es presidente se presentará a la secretaria general para controlar al partido y ser candidata el 26 de junio en las posibles próximas generales.

El PSOE no puede por la derecha porque con Ciudadanos y el voto esmirriado de Anita Oramas solo llega a tener 131 diputados, y es lógico que Podemos no se abstenga porque no puede permitir que llegue al Poder un gobierno con Albert Rivera que es tan de derechas como Rajoy, y estaría presionando a Sánchez para que una vez más obedezca a Merkel, Juncker y Draghi, a los mercaderes y al FMI con Christine Lagarde "invigilando" desde Wall Street, aunque es de suponer que en este presupuesto a Sánchez no tendrá que apretarle mucho Rivera. Pablo Iglesias ha sido claro y ha dicho una y otra vez que no puede traicionar a la gente, y es que el pacto entre PSOE y C's sigue defendiendo la política económica de la Unión Europea de Estabilidad y Crecimiento para los ricos y los políticos colaboracionistas, en detrimento de una política social que favorezca a los trabajadores, a la gente. No revierten además el recorte de 18.000 millones de euros que pretenden imponer las "instituciones" europeas, que afectarán todavía más a la educación y a la sanidad, no acaban con el copado farmacéutico, no deroga la LOMCE de Wert, ni la Ley Mordaza de Jorge Fernández Díaz, no prohíbe los desalojos forzosos sin alternativa vacacional, mantiene la reducción de las indemnizaciones por despido, y las facilidades para descolgarse de los convenios.

El PSOE no puede aunque me dicen que quizá Sánchez querría, pero no se decide a darle un envite a Felipe Gonzalez y Susana Díaz, aunque ser pusilánime y conservador puede que le cueste mucho más en el futuro que ser valiente y decidido. Quizá esta sea la única ocasión que tenga Sánchez de ser presidente porque en unas nuevas elecciones la suma de ahora con la izquierda podría ser menor si tanto PSOE como Podemos pierden votos y diputados. Lo que parece claro es que Pablo Iglesias no piensa renunciar a lo expuesto anteriormente, ni tampoco a controlar muy de cerca los grandes beneficios de las eléctricas, y plantear el sistema de fijación de precios, y por supuesto acabar de una vez por todas con las puertas giratorias, que por cierto llevaba Pedro Sánchez en su programa cuando se presentó a las primarias, pero llegó Felipe Gonzalez y le echó un rapapolvo. Eso de las prebendas de las eléctricas y otras empresas son un chollo para políticos del PPSOE amortizados y cuasi jubilados que entran en los cementerios de los elefantes y no quieren perder sus canóngias , ni sus enchufes y ladrones. Son los mantenedores de una Hezpaña cada ves más injusta, desigual, cavernaria. En definitiva el PSOE sigue con su afirmación de ¡no Podemos!. Es probable que estár mas cerca de PP y Ciudadanos les pueda costar muy caro. De momento han aplazado el Congreso Federal, aunque el choque de trenes entre Pedro Sánchez y Susana Díaz sigue pendiente. Y en la última entrevista de Sánchez e Iglesias todo terminó en tablas. Y tiro porque me toca, y parece que a nuevas elecciones en junio vamos sin remedio. De momento el PSOE sigue diciendo: ¡no podemos!

Seguir leyendo »

Fernando Clavijo olvida a los universitarios canarios que estudian fuera de las Islas

Imagen publicada en las redes sociales de Fernando Clavijo

Este martes el presidente del ejecutivo canario, Fernando Clavijo, inauguró con su discurso el Debate sobre el Estado de la Nacionalidad Canaria del 2016 (bautizado en las redes como #DNC16). En su primera intervención, Clavijo expuso todo lo hecho desde que asumió el cargo a principios de julio del año pasado y lo más importante… todo lo que hará. En este sentido, el presidente mencionó en una ocasión a los universitarios canarios para anunciar cuatro traslados anuales gratis para quienes eran de islas “no capitalinas” y estudiaban en Gran Canaria o Tenerife.

Aunque la imagen apenas ofrece dudas sobre la propuesta, muchos esperamos que queden cosas pendientes de matizar. Esta imagen entrecomilla unas declaraciones que Clavijo hizo en el debate, yo mismo las escuché, y han sido promocionadas por su equipo de comunicación en las redes (Twitter y Facebook con la infografía que aquí ven).

El lenguaje del presidente y el diseño inicial de esta medida planteada este martes  han excluido a todos los universitarios canarios que estudian fuera de las Islas. Da igual su condición, si el universitario canario que estudia fuera del Archipiélago es de “isla capitalina” o “no capitalina”. Ni tampoco es importante si estudia fuera de Canarias porque en las dos universidades públicas que hay en las Islas no se ofrece su titulación (como es el caso de Ciencia Política, por ejemplo). Es decir, si fueras de La Gomera y estudiaras Ciencia Política (con un doble grado de algo, por citar mi propio ejemplo) para Clavijo no eres objeto de ayuda.

Seguir leyendo »

Ay, señor, señor

Fernando Clavijo emula a Rafaela Aparicio cuando se dirige a los diputados del Parlamento canario. O a Gracita Morales cuando llamaba a López Vázquez el señorito en aquellas películas de Pedro Lazaga de los años 60.

El presidente del Gobierno principió el debate sobre el estado de la cosa tuteando con respeto a los contrincantes. Los llamó por su hombre de pila, pero anteponiendo el tratamiento de señor o señora. Así se refería a Antona como señor Asier, a la portavoz de Podemos como señora Noemí o al expresidente Rodríguez como señor Román.

El señor Fernando recordaba a aquella entrañable gente de pueblo que anteponía el señor o señora al nombre de pila. Señor Fulgencio, señora Robustiana. Verdaderamente sonaba un poco rústico el debate del estado de la cosa de Canarias.

Seguir leyendo »