eldiario.es

Menú

Contaminante y dependiente

Nos encontramos ante una cruel paradoja. Canarias reúne las condiciones mejores para disponer de un sistema energético autocentrado y basado en las renovables (eólica, solar, mareomotriz, geotérmica). Y, sin embargo, sufre un modelo caracterizado justo por todo lo contrario: gran dependencia y elevada contaminación. Las decisiones que sigue tomando el Gobierno canario lejos de modificar esa penosa realidad la empeora con la implantación de regasificadoras y de macrocentrales de incineración de biomasa.

El sistema energético es esencial para el sistema productivo y para el bienestar colectivo. Por eso, tiene una gran relevancia determinar, planificar y establecer una política adecuada para esta tierra. Sin improvisaciones. Pensando en el interés general y no en los negocios de las grandes empresas del sector.

Lo que tenemos en estos momentos, es, como se sabe, muy dependiente del exterior, donde adquirimos los combustibles fósiles, y altamente contaminante. Un sistema, asimismo, que no destaca por sus niveles de ahorro y eficiencia.

Seguir leyendo »

El PSOE siempre con la derecha

El PSOE sigue escorándose a la derecha. Muy a la derecha, y además la Ejecutiva Federal está mintiendo como bellacos a sus militantes. Las contradicciones del PSOE se han convertido en monstruosas barbaridades. En realidad en toda la historia del socialismo español su derechización ha sido santo y seña de su trayectoria política. Refiriéndonos brevemente a cuestiones relevantes del pasado, hay que recordar que cuando la dictadura del General Primo de Rivera los socialistas de entonces opusieron una suave oposición, hasta el punto que cuando tomó el poder Primo de Rivera el PSOE y la Unión General de Trabajadores firmaron un documento firmado por Pablo Iglesias y Francisco  Nuñez (PSOE) y por Francisco Largo Caballero y Julián Besteiro en el que se le pedía a las bases “no organizar huelgas y moderarse en la oposición a la dictadura”, entre otros consejos suavizantes hacia los militares. Muchos años más tarde fue precisamente el mismo Besteiro, con Wenceslao Carrillo y en concomitancia con Segismundo Casado, los que organizaron la defenestración de Juan Negrín y la entrega de Madrid al General Franco. Como premio a la traición de Besteiro a la República, Franco lo encarceló en la prisión de Carmona, en donde murió en 1940. Un hecho vergonzante fue tras la guerra civil la expulsión de Juan Negrín del Partido Socialista durante 63 años. Algo inaudito.

Sin entrar en otros muchos detalles históricos, sí es interesante recordar que en 1993 Felipe González prefirió pactar con su amiguito el delincuente Jordi Pujol y no hacerlo con Julio Anguita que había conseguido 18 diputados y CiU 17. El PSOE con 159 diputados no llegaba a la mayoría absoluta, pero González prefirió pactar con los catalanes y no con Izquierda Unida. ¡Cómo iba a pactar con los rojos de IU!. Como ejemplo reciente, Zapatero y el cambio del artículo 135 de la Constitución apoyado por el Partido Popular, dando preferencia a los recortes, al austericidio, y reduciendo  la sanidad, educación y ayudas sociales de una forma brutal. Y ahora otra perla en la derechización del PSOE en su pacto con Ciudadanos. La Ejecutiva Federal no hace sino decir mentiras, incluso el líder de Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias, declaró que el pacto entre el PSOE y Ciudadanos “es una variante light de gran coalición que sitúa al PSOE a la derecha, y será un fracaso de Pedro Sánchez, por lo que habrá nuevas elecciones”.

Está claro que Podemos no ha podido pactar con el PSOE porque los socialistas no derogan la Ley Mordaza, no se deroga la reforma laboral, y sigue el abaratamiento del despido y se reducen aún más las indemnizaciones por despido, y en cuanto al complemento salarial en esta medida el PSOE incluso premia a los empresarios con dinero público que pagan bajos salarios en lugar de ofrecer más derechos laborales a los trabajadores. En cuanto al salario mínimo, la subida de un 1 (uno) por ciento suena a insulto a la gente trabajadora. Este uno por ciento teniendo en cuenta la inflación viene a significar en la práctica una congelación de la subida salarial.

Seguir leyendo »

Ley del Suelo: ¿88 reinos de taifas?

Después de tanto misterio, es de agradecer la claridad con la que el Preámbulo de la futura Lex Clavija del Suelo nos informa de sus intenciones.

En forma de primera andanada, estas son mis primeras impresiones.

Una falacia: la de la balanza oscilante de la sostenibilidad.

Seguir leyendo »

¿Por qué no a este pacto?

Ayer conocimos el documento continuista del pacto entre PSOE y Ciudadanos. Aparte de la debilidad derivada de la insuficiencia aritmética, evidencia la opción contraria al amplio acuerdo progresista. El documento mantiene intactos los recortes sociales promovidos por el anterior gobierno del PP, y elimina la lucha contra el desempleo como objetivo primordial del próximo gobierno.

El pacto demuestra que tanto el PSOE como Ciudadanos quieren conservar la reforma laboral del PP. Reflejo de ello es que no recupera las indemnizaciones preexistentes en materia de despido, sino la actual de 20 días. Además, acepta plenamente el contrato único propuesto por Ciudadanos.

Lejos de revertir el abaratamiento del despido, añade la famosa “mochila austríaca”. Esta medida abre la puerta a la posibilidad de que seamos los trabajadores y las trabajadoras los que sufraguemos nuestros propios despidos. Una subvención pública, financiada desde nuestras rentas, dirigida a reducir al mínimo el coste del despido.

Seguir leyendo »

Rajoy apunta y Soria ejecuta a jueces y periodistas

Mariano Rajoy.

Pocos repararon –su eco es escaso– pero esta semana Mariano Rajoy concedió una audiencia –perdón, entrevista– entre botafumeiros en 13 TV, la emisora de la Iglesia, que le “dona” (donamos vía IRPF) 10 millones de euros al año por solo 6 a Cáritas. Lo digo porque me declaro religioso desde la raíz semántica de la palabra –de religare, ligar con fuerza– y detesto los prejuicios contra el cristianismo, tan acentuados en España. En esto habría que releer las cartas del agnóstico Galdós al católico Pereda: “España es uno de los países más descreídos del Globo, si no es que se lleva la palma en esa desconsoladora preminencia. Creo sinceramente que si en España existiera la libertad de cultos, se levantaría a prodigiosa altura el catolicismo, se depuraría la nación del fanatismo y ganaría muchísimo la moral pública y las costumbres privadas; seríamos más religiosos, más creyentes, veríamos a Dios con más claridad, seríamos menos canallas, menos perdidos de lo que somos. En todo soy escéptico”.

Ciento cuarenta años después, el laicismo todavía no es la religión “oficial” del Estado y perviven lugares de culto y de una sola creencia en hospitales, aeropuertos o universidades públicas. Aún peor me parece que una concejala asalte, pecho al aire, ese lugar de meditación. Si hubieran sido nazis arrasando en pelotas las sinagogas judías –en una nueva versión del célebre Salón Kitty de Tinto Brass– o ultracristianos mostrando sus nalgas en mezquitas para ofender a sus creyentes, todos nos escandalizaríamos. Ahora Rita Maestre pide perdón a la Iglesia Católica porque es muy grave atentar contra las creencias religiosas del otro como forma de protesta política. Y el pato lo pagan los titiriteros, en un terrible golpe a la libertad de expresión que ha causado escalofríos en Estados Unidos: " Crackdowns on Free Speech Rise Across a Europe Wary of Terror" ("Redadas contra la Libertad de Expresión atraviesan una Europa temerosa del terrorismo”, titula el New York Times con una fotografía de unos guiñoles llamado  Los Ayuntañecos (España).

El artículo de mi colega Raphael Minder debería ser de lectura obligada: “Algunos países europeos, con capítulos históricos dolorosos por el fascismo y el extremismo de izquierda, han colocado límites más estrictos que en Estados Unidos en el discurso político sobre el odio. Por ejemplo, negar el Holocausto puede ser causa de un proceso en Alemania o Francia”. Crímenes de odio, se llaman, cuando se realizan contra la edad, raza, género, religión, nacionalidad, ideología, discapacidad u orientación sexual. La infancia también está muy protegida de la libertad de expresión. Y no hay democracia sin libertad de prensa ni existe una ciudad hasta que no tenga su periódico, como dicen en EE.UU, donde lo recoge la primera enmienda de la Constitución: no puede haber leyes contra la libertad de expresión. De ahí la crueldad de los atentados de Charlie Hebdo, que buscaban cimbrear precisamente los cimientos de este principio que también tiene dos excepciones: el arte y el humor. Así de complejas son las sociedades occidentales frente a otras donde solo se aplica la sharia o la menos conocida Halajá israelí.

La cadena de despropósitos que vive España desde hace casi una década –o cuatro, si apuran el vaso hasta sus heces– la relata el párrafo anterior. A un error le sigue otro mayor, a Suárez le suple Felipe, a éste Aznar, después Zapatero y el bipartidismo se derrumba ya definitivamente con Rajoy. En 13 TV (no sé que pinta una iglesia subvencionando tertulias políticas) Mariano Rajoy dio el aviso: argumentaba que el PP estaba siendo “acosado” por la Justicia –a la siempre aplazada lucha contra la corrupción le llama “acoso”– porque tenía muchos imputados en su partido que luego eran declarados inocentes. ¿Rita Barbera?, preguntó con ironía un inocente tertuliano entre humaredas de incienso. “No: me refiero a José Manuel Soria y al alcalde de Mogán”, respondió el presidente en funciones, que no se acordaba del nombre de Francisco González (PP). Y aclaró: “Soria estuvo imputado por una jueza que hoy es diputada de Podemos y el alcalde, diez años después, ya no está imputado”.

El mensaje, obviamente, estaba dado: el objetivo era machacar a Victoria Rosell, exculpar a Soria -y con ello sembrar dudas sobre sus numerosas denuncias de corrupción de la prensa– y, en la pedrea o el pedrisco, salvar a Francisco González. Todo el Madrid político de la Villa y Corte, que sigue muy atento los tumbos de esta almeja de Pontevedra, lo captó. Y no importaba que el “titular” fuese falso: como mal “periodista” que solo lee el Marca, Rajoy infringió una norma deontológica fundamental: no dejes que la realidad te estropee un buen titular. Ni Victoria Rosell instruyó el “caso salmón”, que sin embargo sí investigó su hoy pareja Carlos Sosa en un claro ejemplo de jugarse el pellejo por la libertad de información, ni Francisco González ha sido absuelto de los graves cargos que le pedían 19 años de inhabilitación  por vulnerar de manera sistemática derechos cívicos de los grupos de la oposición en el consistorio del Sur de Gran Canaria.

¿Y por qué hacen tanto daño Victoria Rosell y Carlos Sosa en la Villa y Corte? La relevancia que les da Rajoy lo aclara todo: la jueza es una amenaza para la “dependencia” judicial –y si llegara a ministra o fiscal del Estado no digamos– y la muerte civil de Sosa, como la de tantos periodistas canarios que cayeron bajo las fauces del depredador, una cabeza que hay que mostrar al resto de la profesión. Las Universidades españolas y sus Facultades de Comunicación se apercibieron hace tiempo de ello y tanto la Complutense como la Carlos III y la Rey Juan Carlos de Madrid invitaron a Sosa a dar conferencias en sus aulas, alabando su arrojo y profesionalidad en el ejercicio del periodismo y contra un ambiente político hostil, como ejemplo para estudiantes y colegas. Rajoy no se equivoca: prensa y jueces son hoy los dos baluartes más sólidos de la sociedad civil en favor de la regeneración moral de España. De ahí que haya que horadar su credibilidad y prestigio al combatir la corrupción.

En esta línea deben entenderse las acciones judiciales de José Manuel Soria contra Rosell en el Tribunal Supremo –apoyado en la sonrojante y deshonrosa mano de Eligio Hernández– y ahora este nuevo codazo vía AENA inventando un incidente que nunca ocurrió. Preguntar, al parecer, ofende, ya sea una diputada, un juez o un periodista. Y la pregunta era si José Manuel Soria usaba la sala de autoridades del aeropuerto en sus desplazamientos desde Gran Canaria, según oigo en un podcast de la Cope. Es muy grave que el director del Aeropuerto de Gran Canaria, Alberto Martín Rodríguez, empleado del Gobierno en la AENA privatizada y bajo sospecha por el saqueo de fondos públicos vía información privilegiada, haya participado en esta bajeza y juego sucio, tan habitual por estos lares. Existe además un Airports Council International del Regional Airports Forum, asociación profesional que reúne a 470 aeropuertos europeos, al que seguramente haya que recurrir para que evalúe esta clara manipulación política que, desde luego, el nuevo Congreso de los Diputados debe investigar: no me refiero solo al uso de la sala de autoridades del aeropuerto, que debe llevar un riguroso registro público de entradas y salidas, sino algo aún más grave: “el aroma a pelotazo basado en valoraciones ajustadas a la baja, permanencia el tiempo estrictamente necesario y venta en bloque a futuro, a uno de los grandes internacionales que se contente con una tasa de rentabilidad más ajustada, es embriagadoramente hediondo”, en palabras de S. McCoy, analista de El Confidencial, en un clarividente artículo titulado: “Algo huele a podrido en la privatización de AENA”. ¿Saben quien fue el asesor financiero del proceso? La banca Lazard, cuestionada ya por el Gobierno británico tras la privatización de Royal Mail. ¿Y qué ha descubierto la Fiscalía Anticorrupción? Que la banca Lazard pagó 6 millones en una cuenta del Banco Cantonal de Zürich a… Rodrigo Rato, ya saben, el máximo ejecutivo de Bankia. Todos, al final, terminan en Suiza y Rajoy, claro, no da puntada sin hilo: no preguntes, Viki, no preguntes…

Seguir leyendo »

Estatuto

Vaya por delante que no confío en que el nuevo Estatuto vaya a resolver mucho las cosas. Más que nada porque el modelo autonómico del Estado español está agotado y porque quienes han tenido y tienen la responsabilidad de manejarlo (aquí y en Madrid), por desidia o por consigna política, o no están convencidos de su utilidad para resolver los problemas de los ciudadanos o han estado más preocupados en otras cosas…

Pese a todo, no entiendo las reticencias de determinadas formaciones políticas canarias a la aprobación de la reforma del Estatuto de Autonomía. No sé si ese rechazo es por postureo, por ignorancia o por soberbia; lo cierto es que el PP, NC y Podemos se oponen a que se tramite en las Cortes. Me temo que ni se lo han leído (tampoco creo que lo hayan hecho CC y PSOE, pero les toca defenderlo). Algo incluso comprensible porque el nuevo Estatuto pasa de 65 a 200 artículos y el expediente que lo soporta consta de miles de folios.

Ese Estatuto, en cuya elaboración estuve implicado durante más de 10 años, ha sido consensuado con amplios sectores sociales y políticos y no solo es homologable al resto de Estatutos de última generación aprobados desde 2006, el Catalán incluido, sino que exprime al máximo las posibilidades de autonomía -incluso en algunos casos las sobrepasa- que permite un marco constitucional ya superado por las circunstancias.

Seguir leyendo »

A los jubilados se les amordaza sin sus creaciones

Era lo que les faltaba a los creadores de todas las artes. Al cumplir la edad de 65 años y recibir sus emolumentos por jubilación, les declaran incompatibles con el libre ejercicio de la creación remunerada. Esta ley data del año 2012, que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social del actual Gobierno, decretó que se les prohíbe a todos los que estén cobrando una pensión, por su merecido retiro (retribuida durante muchos años en sus impuestos laborales), que puedan obtener emolumentos por alguna labor intelectual. Para los sesudos de este Ministerio, la versada cooperación a la cultura de los intelectuales dotados de un eminente talento, ha acabado. Es, otra manera de amordazarlos.

Los jubilados del trabajo contractual, los mayores de 65 años, no podrán seguir en la creación, según ese precepto legal. Los que deseen continuar con su labor intelectual tienen dos opciones: 1.- Cobrar su pensión, pero renunciando a recibir peculio alguno por sus actividades paralelas de carácter cultural: obras musicales o plásticas, libros, artículos, conferencias, cursos, fotografías artísticas, etc., etc. Si así lo requieren, tendrán que regalar todos sus enjundiosos trabajos intelectuales. O sea, hacer su distinguida creación gratuitamente; y 2.- Desistir de percibir su renta contributiva; o la no contributiva, para seguir cobrando sus derechos de autor y todas sus labores intelectuales de forma libre. Se les conmina a que renuncien a esa retribución, so pena de multa o retirada de la pensión.

Para la defensa de sus talentos creadores, por tamaña tropelía a su capacidad profesional, en la continuidad del resto de sus vidas, se creó una plataforma para reivindicar esa legalidad sustraída y el derecho que cualquier creador pueda ejercer su quehacer intelectual después de la jubilación laboral. Prolongar su intelectualidad creadora, con la remuneración correspondiente por ese trabajo. Y sin dejar de percibir sus rentas de retirado, que fraguó con muchos esfuerzos y tiempo durante su vida profesional.

Seguir leyendo »

Por huevos

Araujo compareció ante los periodistas con cara de cervatillo degollado y, emulando al rey, pidió perdón y aseguró que no volverá a ocurrir. Él, Nauzet Alemán y otros jugadores de la UD Las Palmas celebraron en una discoteca durante la noche del sábado la derrota del equipo ante el Barcelona, con lo que demuestran lo grandes profesionales que son.

Tras estar bebiendo unos tragos, Alemán se enzarzó en una pelea en la que salió muy mal parado. Le estallaron un vaso en la cara y le pusieron 18 puntos de sutura, casi tantos como los que tiene el equipo en la clasificación liguera. Nadie le ha explicado que solo hay que ser beligerante en el campo de batalla, no en las barras de bares de copas con pistas de baile.

El argentino no fue agredido, pero llegó el día siguiente al entrenamiento como un espantajo con secuelas etílicas. Cualquier trabajador que gane cien veces menos que él llega así al trabajo y lo despiden ipso facto. El club dijo que estaba indispuesto y era verdad. Yo también puse esa excusa para no acudir al bautizo de mis hijos: no estaba dispuesto.

Seguir leyendo »

Aquel sueño en el patio de un colegio

Este domingo nuestra isla volvió a soñar. El Gran Canaria se enfrentó con ambición, honor y dignidad al Real Madrid en la final de la Copa del Rey. En el Coliseum de A Coruña los jugadores del Herbalife Gran Canaria lucharon hasta el último minuto contra un equipo que ya había ganado el preciado trofeo en 25 ocasiones. Pero al final no fue posible la remontada que los amarillos sí habían logrado frente al Valencia Basket el jueves y el Dominion Bilbao el sábado.

Fue un sueño de cuarenta minutos para escribir una de las páginas más grandes del deporte canario protagonizado por un equipo que nació en el patio del Colegio Claret hace 53 años y que hoy hace posible que miles de niños y niñas se ilusionen con el baloncesto en los patios de sus colegios. Tuvimos la oportunidad de compartir ese sueño con los miles de aficionados que se quisieron acercar al Gran Canaria Arena que el Cabildo abrió para que la afición pudiese compartir las emociones y la ilusión colectiva durante la retransmisión televisiva. El Herbalife Gran Canaria estuvo durante muchos minutos mandando en el marcador, demostró que el sueño no está vetado a los más pequeños. Sobre el parqué gallego nuestros campeones no bajaron las manos en ningún momento, sudaron las camisetas y lograron que la conquista de la tercera Copa consecutiva del Real Madrid no fuese un paseo triunfal para las estrellas del firmamento de la ACB. No ganaron la Copa, pero sí la estima, el respeto, el reconocimiento, el apoyo de miles de seguidores.

El esfuerzo también lo supieron ver los aficionados amarillos que se habían trasladado a Galicia y recibieron con aplausos a los jugadores cuando salían del Coliseum. Y también los seguidores que se acercaron de madrugada al aeropuerto de Gran Canaria a recibir al equipo al grito de “Campeones, oe, amarillo oeoe…” El entrenador amarillo, Aíto García Reneses, que va camino de los 70 años y que en su larga trayectoria profesional tiene en su haber cinco títulos de Copa (todas con el Barça) se mostró “orgullosísimo de la entrega e ilusión del equipo”. Después de haber saboreado la gloria y también haber experimentado derrotas Aíto supo dirigir al equipo y cuando acabó el partido puso su hombro para consolar a aquellos hombres que habían jugado como héroes y al final lloraban como niños que despertaban tras un sueño que estuvo tan cerca de ser realidad.

Seguir leyendo »

Proyecto Chillida: de Tindaya a Güímar

No tengo claro el valor atribuido a los grabados podomorfos de Tindaya, al menos no tanto como quienes han hecho de la oposición al proyecto de Chillida una bandera social del conjunto de Fuerteventura, que ciertamente ha tenido y tiene otros problemas socio-ambientales que han quedado en la zona de sombra de los focos y fogonazos de la pelea institucional y judicial por la montaña, y debieron haber merecido una atención y esfuerzo derrochado contra un solo proyecto en los últimos veinte años. Pero libre es cada cual de elegir sus pendencias, no digo que no. La presencia de podomorfos en el entorno de los asentamientos normandos de Rubicón y Betancuria probablemente debiera ser un indicador de cronología para estas expresiones epigráficas. Quienes grabaron podomorfos en Fuerteventura y Lanzarote parecen estar cerca de la conquista, quizá en ese siglo XV oscurecido por la pérdida de las fuentes documentales en las islas orientales.  Pudieron hacer los grabados unos indígenas capturados de otras islas, moros o africanos secuestrados en la costa vecina, o quizá nuevos pobladores europeos portadores de una costumbre tan rara. ¿Por qué los podomorfos majoreros se parecen más a los europeos que a los africanos? Como ocurre en Balos, Gran Canaria, donde excepto los alfabetiformes líbicos, la mayoría de los grabados son de factura colonial en el siglo XV y posteriores, realizados con motivaciones cristianas, el misterio de los podomorfos de Tindaya no tiene por qué conducirnos muy lejos de la conquista y colonización. Ha sido la movilización contra el proyecto la que ha empujado a forzar la valorización arqueológica hacia extremos de esoterismo y leyenda que probablemente poco tienen que ver con la cultura de los auténticos pobladores nativos que los aventureros europeos contactaron y destruyeron, o con las propias motivaciones de sus autores. Soy optimista, algún día lo averiguaremos. Estos grabados, hayan tenido el origen que fuera, son muy extraños e interesantes y requieren ser conservados, protegidos, cuidados y estudiados con el respeto que merecen las cosas bellas y únicas. Pero la lucha contra el proyecto de Chillida ha forzado con la misma unilateralidad de la polarización una determinada lectura del significado de los podomorfos, convirtiéndolos en una bandera contemporánea que manipula seguramente el pasado con fines actuales. No ayuda a la ciencia arqueológica. Total, ¿a quién le importa? Lo importante es crear una imagen icónica y cargarla de sentido movilizador aquí y ahora.

En la otra esquina del ring de este pugilato de pasioncillas, que recuerda al pleito insular con sus exageraciones y desmanes de dinero público en un clima de miseria general de la cultura y falsas promesas de beneficio colectivo e identitario, no marcha tampoco muy bien la solidez de los tabúes creados en el fragor de las discusiones. Resulta que Tindaya no fue la primera montaña donde Chillida proyectó la obra y que, en algunos momentos, se plantearon otras montañas alternativas. Si la visión de Chillida se concentró en esa en particular, no se puede negar que la actividad minera tuvo que ver para condicionar la elección del artista y, a partir de esa palmaria intención lucrativa, los defensores del proyecto construyeron un discurso edulcorado acerca de que precisamente Tindaya debía ser el único, exclusivo e irrenunciable hito geográfico contenedor de la obra. Es el mayor tabú y el mayor éxito de los promotores, unos haciendo cálculos mineros, otros cuentas turísticas, otros números político-electorales, y en medio la soledad de un artista singular, intentando buscar la luz en medio de esa nube tóxica. ¡Qué pena me da Eduardo Chillida!

Su proyecto es extraordinario. Para mí, su idea es un halago a la creatividad ilimitada de la humanidad en un lenguaje planetario, capaz de alcanzar la sensibilidad de cualquier habitante de la Tierra, sea cual sea su origen étnico, cultural, o su religión o concepción del mundo. Es la catedral de una humanidad que se dispone a dar el salto a otros planetas. El vacío de Chillida es el espacio interestelar, una idea del Cosmos que se piensa a sí mismo a partir de la nada. No hace falta que diga que me gusta la idea original y que si algún día fuéramos anfitriones de una visita extraterrestre, propondría ese lugar para hacer entender quiénes somos como especie y de qué manera hemos evolucionado con instrumentos y construcciones. La propia ingeniería del proyecto es buena prueba de ello. Hablamos de un atractivo turístico universal en todos los sentidos de la palabra, una obra abierta de arte total.

Seguir leyendo »