eldiario.es

Menú

Acaba la asamblea, comienza el cambio

Ahora, toca estar a la altura de las circunstancias y trabajar más duro si cabe para hacer que el cambio sea posible

- PUBLICIDAD -

Al ritmo de la canción de Mercedes Sosa, “Cambia, todo cambia” se ha dado hoy por concluida la asamblea ciudadana Sí Se Puede. Han sido dos meses intensos, de trabajo, propuestas, debates y votaciones; pero hoy salimos reforzados, con las ideas claras y con un equipo humano preparado para asaltar los cielos.

El acto de hoy, que ponía el punto y final a nuestra asamblea, ha estado lleno de emociones. Más de uno, según comentaban en las redes sociales, no ha podido contener las lágrimas, a sabiendas de que, como reza la canción, “todo cambia” y nosotros lo vamos a conseguir.

En la sala, había representantes de todos aquellos movimientos que nos hacen sentir orgullosos de pertenecer a este país. Estaba Ada Colau, una de las personas que más ha hecho por evitar desahucios injustos. También estaba Rafa Mayoral, abogado de la PAH y que ahora forma parte de nuestro Consejo Ciudadano. Rubén Sánchez (Facua), defensor de los derechos de los consumidores y que ahora abraza el espíritu de Podemos. Había gentes de la marea blanca, esa que ha devuelto la dignidad a una propiedad pública que algunos han querido desmantelar: la sanidad. También había representantes de Juventud Sin Futuro, dignos portavoces de la generación más preparada de nuestra historia. Personas de la marea verde, de la marea violeta, personas de movimientos ecologistas, animalistas y humanistas. Todos y todas, luchando por un futuro sin miedo y con memoria.

Y también estaban representantes de esos pueblos que son ejemplo para nuestro porvenir. El secretario general de Syriza y futuro presidente de Grecia, Alexis Tsipras. Compañeros kurdos, saharauis, palestinos, bolivianos, y de otros pueblos que también nos muestra, con su lucha, que “no hay camino, se hace camino al andar”.

Preguntaba a mis padres, emocionado, que si alguna vez en su vida, habían creído que el cambio fuera posible, tanto como ahora. Ellos me decían, que en el 82, confiaron en que un tal Felipe González no les fallaría, pero el PSOE, como a tantos otros, les engañó. Hoy, vuelven a despertar con la ilusión de tener un mañana mejor, de saber que, por primera vez en nuestra historia, la victoria puede estar de nuestro lado, del lado de la gente. Por primera vez, saben que pueden confiar en este equipo de personas, no por una suerte de fe ciega en un supuesto macho alfa; sino porque se han creado los mecanismos democráticos necesarios para controlar al milímetro los quehaceres de aquellos a los que otorguemos el honor de representarnos.

El Consejo Ciudadano está formado por un sinfín de personas comprometidas con la defensa de los derechos de todas y todos. Entre esas personas, tenemos el honor de que una compañera del Círculo Podemos Las Palmas de Gran Canaria, se haya atrevido a dar un paso al frente y haya sido elegida con más de 70 mil votos. Pero por si esto fuera poco, se ha creado la Comisión de Garantías Democráticas, que velará porque los miembros del Consejo cumplan sus funciones y no sucumban ante las tentaciones de aquellos poderes económicos que sin duda, llegarán. Y además, hemos elegido como Secretario general, casi por unanimidad, a esa persona que un día decidió dar un paso al frente, y liderar un proyecto de cambio para nuestro país. Pablo Iglesias, por su ejemplo, su trabajo y su compromiso, es el referente capaz de llevar a la ciudadanía a ser dueña de su propio destino.

Llegan tiempos de cambio, de ilusión y sobre todo, de mucho esfuerzo y sacrificio. En estos dos meses, entre todas y todos, hemos construido la herramienta más democrática de la historia de este país, y hemos participado del proyecto de cambio más ilusionante de los últimos tiempos. Ahora, toca estar a la altura de las circunstancias y trabajar más duro si cabe para hacer que el cambio sea posible.

No tengamos miedo, porque llegarán insultos, calumnias y difamaciones, los poderes fácticos cerrarán filas para defender sus privilegios de clase. Pero toca ser fuertes, y demostrar que estamos más unidos que ellos. Como decía hoy Pablo Iglesias: "Cuando os insulten, cuando griten, cuando mientan, cuando difamen, sonreíd, porque vamos a ganar".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha