eldiario.es

Menú

Aguirre y el terrorismo internacional

- PUBLICIDAD -

Casi coincidiendo en el tiempo, la ministra de Defensa daba a conocer los detalles de la nueva directiva de su departamento que aclaran más que nunca el concepto global que tiene la seguridad en el que las amenazas militares están acompañadas con la seguridad del control de la energía y otros parámetros estratégicos que amplían el abanico de objetivos que tiene que determinar una eficaz directiva de Defensa. Hasta hace poco el contenido de los planes de Defensa estaban casi circunscritos al ámbito territorial de España y a la naturaleza militar de las agresiones previsibles. Esperanza Aguirre ha sido testigo directo de que la seguridad es ahora global y no entiende de latitudes geográficas. La amenaza puede estar en Bombay, en Somalia o en Afganistán y también en Madrid.

El número de efectivos militares en el exterior está a punto de sobrepasar los límites que estaban determinados con el próximo envío de un contingente antipiratería. Se hace imprescindible una revisión de los planes del ministerio en donde la nueva situación internacional, la concepción global de seguridad y la nueva administración norteamericana constituyen los parámetros esenciales para esa nueva definición. Y la sociedad española tiene que tomar conciencia de las responsabilidades que son correspondientes con el papel que se quiere jugar en el mundo en el que ya no tenemos derecho a la protección de los más fuertes sencillamente porque nosotros formamos y queremos formar parte de ellos.

La ministra Chacón ya adelantó también que el compromiso contraído con la pacificación de Afganistán necesita una revisión profunda antes de asumir ningún otro compromiso e incluso como condición para mantener los actuales. Los ejes de esa revisión pasan por el cambio de la consideración de la naturaleza de ese escenario, la exigencia de asunción de responsabilidades al gobierno afgano, el cambio de las tácticas militares norteamericanas para evitar riesgos a la población civil y una planificación de las operaciones militares lejos del fatalismo que la falta de contingentes y una insuficiencia estrategia determinan a sus objetivos.

Los peligros que han corrido la delegación de la Comunidad de Madrid atacada en Bombay, en el que afortunadamente no ha habido víctimas, son un extraordinario altavoz de lo que es ahora mismo la amenaza del terrorismo internacional con unos tentáculos que pueden hacer dramático acto de presencia en Nuevo York, en Londres o en Madrid y también en Estambul y Bombay.

*Carlos Carnicero es periodista y analista político, en elplural.es

Carlos Carnicero*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha